Cuidado al medioambiente, deporte y recreación

Publicado Por

Bici de dos pisosMi esposa y yo vivíamos en Oaxaca, cuando decidimos abrir una galería de arte y bar. Ahí conocimos a Rubén García y nos hicimos muy amigos. En varias ocasiones conversamos sobre nuestro deseo de realizar actividades dentro de la galería, que ayudaran a la ecología o al mejoramiento de espacios en la ciudad, porque nos quejábamos de la contaminación y de la tala de árboles, pero no hacíamos nada al respecto.

Entonces decidimos empezar con una reforestación, en 2004. Buscamos lugares en Oaxaca que necesitaran ser atendidos en este sentido, empezamos a hacer gestiones, a acercarnos al municipio, a ver de qué manera nos podían apoyar para adquirir árboles, herramienta, etcétera.

Nos fuimos involucrando cada vez más, convocando gente, a mano hicimos unas invitaciones y las fuimos distribuyendo en lugares de la ciudad que pensamos que eran buenos, y de boca en boca, entre amigos.

En un principio fueron alrededor de 15 a 16 estudiantes y algunos extranjeros que se nos unieron, y empezamos la primera reforestación, que fue en una parte de San Andrés Cuilapan. De ahí seguimos en diferentes lugares, y como dos años después decidimos trabajar bajo el nombre de Mundo Ceiba. Después, por 2008, hicimos una gran reforestación en Montealbán.

Por milesContinuamos enfocados en la reforestación y mejoramiento de espacios públicos a través de la siembra de árboles, de reactivar los espacios baldíos. Por lo general los interesados en la colonia se unían y colaboraban con agua, o limpiaban, recogiendo lo que fuera necesario ya que no teníamos recursos económicos en sí.

Más tarde, en 2007, nos conformamos como organización civil, cuando vimos que se podían hacer cosas más grandes y obtener recursos. Ya con formalidad y personalidad jurídica podíamos aspirar a tener apoyo gubernamental, y también el simple hecho de expedir comprobantes nos ayudaría a que más gente aportara recursos y a llegar a más lugares.

Poco tiempo después comenzamos a trabajar en el fomento del uso de la bicicleta.

Fue parte de nuestra preocupación por la ecología. Se empezó por tratar de hacer los paseos dominicales, con uno al mes. En Oaxaca se hizo una ruta, dentro del mismo centro, para cerrar los domingos de nueve de la mañana a dos de la tarde aproximadamente, y de ahí comenzó. Para esto tuvimos acercamientos con tránsito municipal y con el mismo ayuntamiento.

NUEVOS HORIZONTES

Roberto ZepedaFue en 2007, cuando mi esposa y yo —Roberto P. Zepeda— nos venimos a vivir a Puerto Vallarta, y desde aquí seguí colaborando con la promoción de Mundo Ceiba en Oaxaca. Entonces comenzamos a trabajar en Vallarta, y encontramos que ya existían organizaciones ambientalistas, nos dimos cuenta de que estaban ya muy constituidas y esa área estaba cubierta, por lo que en el rubro de reforestación no había más que brindar apoyo.

En este sondeo descubrimos que nadie estaba promocionando las bicicletas, aunque sí había gente que subía a la montaña, pero aquí no hay lugares donde puedas andar en bicicleta o en patines. Entonces con la inercia de Oaxaca, de ahí empezamos, en 2009. Iniciamos con paseos nocturnos, y también comenzamos con un paseo dominical al mes. Para esto nos acercamos al municipio, después al Consejo del Deporte, y de ahí nos asignaron un lugar para hacer los primeros paseos dominicales, en una vía dentro de un fraccionamiento.

En este caso, ya con un poco más de experiencia, comenzamos haciendo pósters, pero nos fuimos directamente con los medios de comunicación. Nos ofrecieron espacio en radio, empezamos a hacer spots y funcionó bastante bien, porque desde el primer paseo tuvimos una asistencia de más o menos 300 personas. Fue muy buen número. Esto nos animó a seguir.

Vía recreativaLos primeros tres meses que nos permitieron lo hicimos con muy buena respuesta de la gente. Después resultó que no había ningún acuerdo, entre el fraccionamiento y el Consejo del Deporte, para que los domingos pudiéramos tener esta actividad, sino que éste último tomó el espacio sin permiso. Entonces, con esta situación, tuvimos un acercamiento con las personas del fraccionamiento y no nos autorizaron a continuar con los paseos.

De ahí nos quedamos sin espacio, y seguimos con los paseos nocturnos, un tiempo, hasta que ya casi nos dábamos por vencidos, porque fuimos a hablar con el presidente municipal, otras veces con los mismos del fraccionamiento, movimos lo que pudimos para recuperar ese espacio o que nos fuera asignado otro, y no se resolvía.

Llegó un momento en que un arquitecto urbanista muy conocido en Vallarta, nos llamó y nos dijo: “Vamos a juntarnos, quiero hacer este proyecto como ustedes lo están haciendo y vamos a buscar la manera de que suceda. Vamos a hacer un estudio bien hecho para que esto se mantenga en Vallarta y podamos hacerlo bien”.

Así comenzamos un nuevo proyecto como Mundo Ceiba, haciendo otro colectivo, porque en este proceso vimos que había gente dentro del ciclismo que no se sentía identificada con el concepto ecológico. Entonces creamos Vallarta en Bici, de manera oficial, en enero de este año.

Por otro lado, ya pudimos abrir formalmente la Vía Recreactiva Puerto Vallarta. A lo largo de esta ruta, convocamos a diversas actividades. Para los niños hay actividades de colorear, temáticas ecológicas, invitamos al Conasida para repartir información, la biblioteca local pone ajedrez, lectura en movimiento, todo eso pasa durante un domingo. A chavos que hacen grafiti o bailan breakdance se les asignan espacios. En la unidad deportiva que da a la Vía Recreactiva se ponen actividades de zumba.

Empezó bien pero llegó un punto en que nosotros estábamos “a la mitad”. Más bien no había un presupuesto asignado a la Vía Recreactiva. En el caso de Guadalajara, este proyecto funciona muy bien porque hay recursos asignados como de 4 millones de pesos al año, y aquí abrimos con pura voluntad de los que estamos en el grupo, y con un poco de apoyo de Deportes.

Hasta hace unas semanas tuvimos que cambiar la vía porque la querían cerrar por cualquier evento que ocurriera. Entonces nos fuimos a otro tramo en otra avenida, más chiquito, pero mientras no tengamos el apoyo del ayuntamiento vamos a agarrar este espacio, que es lo que podemos mantener. Realmente hay falta de comunicación y apoyo de parte de las autoridades para lo que estamos haciendo; pero estamos trabajando ahora para mejorar esta situación.

SALUD Y BIENESTAR

EjercicioUno de los mayores beneficios de todo esto es que la gente sale a activarse. Evitamos que un domingo, en lugar de que estén nada más sentados viendo el futbol o en la playa tomando cerveza, salgan a la Vía Recreactiva a andar en bici o patines.

De ahí se deriva la práctica del deporte, y también lo que es la convivencia familiar dentro de los paseos nocturnos. Muchas familias están contentas, porque ya conviven más. Otro beneficio es que se activa la economía de los negocios a lo largo de la Vía, incluyendo los relacionados con las bicicletas.

Adicionalmente, lo que estamos analizando es de qué manera vamos a continuar con las tareas de ecología de Mundo Ceiba. Hay planes para colaborar con las personas que están dedicadas a la conservación de las tortugas y protección a ciertas playas que todavía quedan en Vallarta. También aquí se está sufriendo de deforestación, por el boom que hay de construir hoteles. Entonces también hay necesidad de proteger un poco lo que queda en Vallarta de manglares, mediante el proyecto de apoyar a una de las organizaciones que están dentro de este ámbito y que no tiene mucha fuerza, entre otros planes.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: