>

Por una masculinidad más consciente.

Publicado Por

Pareja caminando d_o13Hace 19 años comenzamos a trabajar con el tema de la masculinidad, pero fue hasta 2005 cuando conformamos Hombres por la Equidad, una asociación civil que surgió de la necesidad de tomar en cuenta a la perspectiva de género como un factor importante en las relaciones de pareja y en la familia. Eso nos permitió adquirir una vasta experiencia para apoyar a varones que quieren encontrar salidas pacíficas a sus conflictos.

Fuimos varios los que empezamos con este trabajo. Algunos daban terapias, otros convocaban a la gente para que participara en las actividades que organizábamos. Con el paso de los años comenzamos a fijar nuestro interés en atender a quienes ejercen violencia contra las mujeres, porque nos dimos cuenta de que algunos de ellos estaban dispuestos a poner fin a sus prácticas de abuso.

CAMBIAR LAS CONDUCTAS.

Gracias a una serie de financiamientos de las fundaciones MacArthur y Ford, así como del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfapa por sus siglas en inglés), pudimos reforzar nuestra labor con grupos de pacientes comprometidos a modificar sus hábitos violentos e instruirlos en temas como paternidad, salud, alcoholismo, trabajo, sexualidad y reproducción.

Somos una asociación pequeña conformada por tres áreas básicas: atención terapéutica y educativa, trabajo con jóvenes e investigación. El equipo está conformado por gente de diversas disciplinas, como Psicología, Medicina, Economía, Sociología, Trabajo Social, Pedagogía, entre otras.

Es común que las prácticas violentas les hagan creer a los varones que no tienen límites. En ocasiones, la sociedad les da su aprobación para ser agresivos, porque nadie les va a decir nada si arremeten contra su pareja, incluso si la matan. Esa es la realidad en muchos estados y es la causa de problemas tan graves como los feminicidios. Se asesina a las mujeres y no pasa nada.

Para hacerle frente a esta problemática que se padece en un buen número de comunidades del país, nuestra asociación ha puesto énfasis en dos aspectos fundamentales: la investigación y el diseño de métodos adecuados para el trabajo con hombres.

En ese sentido, aprendimos que para desarrollar métodos efectivos teníamos que establecer límites, objetivos y técnicas muy particulares si queriamos lograr una disminución gradual de la violencia en los conflictos de pareja.

HACIA LA EQUIDAD.

Difícilmente los pacientes llegan de manera voluntaria a nuestra asociación, pues no conciben que el género masculino deba pedir ayuda cuando tiene un problema. Su desgaste emocional hace que recibir apoyo profesional sea algo impostergable; sin embargo, poco más de 90 por ciento de ellos acude porque su pareja nos contactó para solicitar nuestro auxilio.

Aquí les ofrecemos sesiones individuales y en grupos de reflexión. A las terapias llegan hombres que por lo general se sienten tristes y enojados; su inestabilidad emocional es tan grande que, ante cualquier situación se deprimen o se vuelven muy irritables y violentos.

Los grupos de reflexión son para quienes dicen: “Yo reconozco que tengo un problema de violencia y más que aliviar mi estado emocional, quiero frenar ya mis conductas de abuso”. Para ello contamos con un programa específico llamado Caminando hacia la Equidad, que es uno de los más avanzados en América Latina.

A través de 56 sesiones, los varones adquieren habilidades para cambiar sus pensamientos, regular sus sentimientos, comprender mejor su historia de vida y ejercer prácticas equitativas. Gracias a estas medidas, poco a poco se logra una menor incidencia en las prácticas de abuso.

También Brindamos cursos, talleres y conferencias a personal de instituciones privadas, públicas, académicas y de organizaciones civiles que estén interesadas en sensibilizarse sobre la perspectiva de género y en particular sobre la masculinidad.

CONCIENCIA CRÍTICA.

Actualmente los derechos humanos de mujeres, ancianos, indígenas y jóvenes ya cuentan con un respaldo legal, y tal parece que ante ese escenario los hombres se han quedado pasmados, incluso creo que se sienten amenazados por estos cambios que han favorecido a los grupos vulnerables y la respuesta ha sido simplemente no moverse.

No obstante, hemos logrado avances importantes, como posicionar entre el género masculino el delicado tema de la violencia hacia las mujeres, de manera crítica y con acciones que demuestren la congruencia entre los dichos y los hechos.

Hoy día podemos decir que somos una institución que contribuye a la eliminación de la violencia de género.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: