Satélites, aliados para mejorar servicios

Publicado Por

nperez@alcaldesdemexico.com @npvences

Norma Pérez Vences

 

 

 

 

GPS_Satellite_NASA_art-iif

Pertenecer al bloque de países ricos desde hace 20 años, no ha hecho que México erradique el analfabetismo y tampoco ha conseguido que el 100 por ciento de la población tenga acceso a servicios médicos. Eso no se logra por default o por decreto. Y así queda demostrado en el hecho de que alrededor de 8 millones de mexicanos aún no saben leer y escribir, y muchos más –unos 30 millones– siguen sin acceder a una consulta médica. Aunque están dispersos en todo el país, dichos males sociales se concentran en zonas rurales; ésas a las que los servicios públicos llegan escasamente, o no llegan, ya sea por falta de vías de comunicación o de voluntad política, o bien porque simplemente no representan un mercado rentable en lo económico, ni en lo político-electoral.

A raíz de la reforma en el ramo, las telecomunicaciones pueden modificar esos paradigmas. Las zonas rurales hasta ahora inexpugnables, pueden ser conectadas con un mundo mejor desarrollado, siempre y cuando haya, claro, la voluntad de hacerlo por parte de gobiernos municipales, estatales y federal. Y si de telecomunicaciones en áreas remotas se trata, las satelitales son las indicadas.

Con este principio en mente, llegó a México, en mayo pasado, Axesat, firma colombiana de comunicación satelital, con experiencia en Centro y Sudamérica, que desde hace años había puesto el ojo en el mercado mexicano. Hoy las nuevas reglas le permiten ingresar aquí, con excelentes expectativas de crecimiento. Actualmente, la empresa tiene ventas por 32 millones de dólares (mdd) en Latinoamérica y prevé aumentarlas a 48 millones en un año.

Por supuesto que la gran motivación para instalarse en México es el retorno que obtendrá de sus inversiones. Guillermo Santos, director Comercial de la firma, revela que Axesat México ve un enorme potencial en atender sectores estratégicos como la minería, agroindustria, financiero y, sobre todo, el energético, alrededor del cual esperan un boom después de la reforma.

Pero hay otro sector en el que Axesat tiene cifradas sus esperanzas financieras: el de gobierno, en el cual la oportunidad de negocio de la empresa se mezcla con la necesidad social que tienen los gobiernos locales y federal de llevar a zonas remotas servicios educativos, de salud, de apoyo a actividades de defensa y de combate a la delincuencia.

Axesat decidió entrar a México a través de una empresa nacional: Enlaces Integra, la cual era propiedad de Satmex. Los colombianos vieron en ella la ventaja de que ya conocía el mercado y confían en que con las mejoras que le harán conseguirán triplicar la facturación anual, al pasar de 10 mdd a cerca de 30.

Las comunicaciones satelitales son 200 o 300 por ciento más caras que las que están basadas en otras tecnologías, pero si se adapta un esquema a las necesidades de cada usuario y se garantiza la disponibilidad del ancho de banda, los costos pueden abatirse al punto de equipararse con otro tipo de enlaces. Eso, más la cobertura de 100 por ciento del territorio nacional y continental por la sombra que proyectan los satélites, garantiza que siempre habrá un lugar para ellas en el mercado; y tratándose de proveer servicios a las comunidades apartadas, son insustituibles. Veremos cómo evolucionan bajo las reglas recientes; por lo pronto, Axesat fue una de las primeras empresas en aprovechar el nuevo ambiente nacional de negocios.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: