Elecciones extraordinarias, la antesala hacia 2016

Publicado Por

El autor es consejero electoral del INE. Twitter: @ArturoSanchezG; Facebook: Arturo Sánchez Gutiérrez (Figura Pública)

Elecciones_2015_Gobernadores_Actuales_Alcaldes_de_Mexico
El 7 de junio pasado, 16 entidades del país tuvieron elecciones concurrentes con la federal. Por decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el 19 de julio se llevaron a cabo en Chiapas. A la fecha, los tribunales electorales, los locales y el federal, han resuelto prácticamente todas las impugnaciones presentadas.

Una vez resueltos los medios de inconformidad, hoy tenemos la certeza de que, entre el 29 de noviembre de 2015 y el 17 de enero de 2016, deberán llevarse a cabo siete elecciones extraordinarias en seis entidades: una de diputado federal, en el Distrito 01 de Aguascalientes con cabecera en Jesús María; una de diputado local, correspondiente al Distrito de Ciudad Hidalgo y una de la alcaldía de Sahuayo, ambas en Michoacán; una por la presidencia municipal de Tixtla, Guerrero; una municipal en Huimilpan, Querétaro; una por la alcaldía de Tapilula en Chiapas y una correspondiente a la gubernatura de Colima.

Asimismo, la Sala Regional Xalapa determinó la nulidad de la elección del Distrito de Huimanguillo, Tabasco, por lo que, de ser confirmada la decisión por la Sala Superior, implicaría una elección extraordinaria más.

El Instituto Nacional Electoral (INE), los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) y, en algunos casos, los congresos de las entidades correspondientes, determinaron que: 1) la elección de Tixtla, Guerrero se llevará a cabo el 29 de noviembre; 2) las de Aguascalientes, Michoacán, Querétaro y Chiapas, el 6 de diciembre próximo, y la de Colima, el 17 de enero de 2016.

La organización y desarrollo de estos procesos electorales extraordinarios tiene implicaciones técnicas y políticas importantes.

Desde la parte técnica, el INE y los OPLE estamos obligados a llevar a cabo las elecciones con los mismos estándares de certeza y objetividad, en menor tiempo. Implica también que debemos considerar los gastos correspondientes, al mismo tiempo que debemos cerrar el ejercicio del presupuesto 2015. También obliga a redefinir varios aspectos operativos debido a que, a diferencia del 7 de junio pasado, en las elecciones extraordinarias no se instalarán casillas únicas. Esto implica que los OPLE deben, por ejemplo, prever sus propios mecanismos de recolección de paquetes. Además, las propias legislaciones locales establecen ciertas particularidades respecto a los procesos extraordinarios. Desde el punto de vista político, los comicios extraordinarios resaltan tres aspectos importantes: primero, en el caso de la elección federal en Aguascalientes, existe un debate abierto sobre sus efectos respecto a la pérdida de registro del Partido del Trabajo (PT). Segundo, en los casos de Aguascalientes, Colima y el municipio de Sahuayo, Michoacán, se determinó la nulidad de las elecciones por la intromisión de las autoridades en la contienda; los gobernadores salientes en los primeros dos casos y el ayuntamiento, en el último. La autoridad jurisdiccional está mandando un mensaje acorde con la motivación de la última reforma electoral: los gobiernos deben mantener las manos fuera de los procesos electorales. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) llama la atención del INE a vigilar de cerca la organización de los procesos electorales en el ámbito local, pues al declarar la nulidad de la elección de gobernador en Colima determinó que debe asumir todas las tareas del desarrollo del proceso extraordinario.

El TEPJF ha fijado criterios importantes respecto a la intromisión de poderes externos en las contiendas electorales. En tanto, el INE debe ejercer una mayor presencia como autoridad electoral nacional en los procesos locales. La rectoría del INE dentro del nuevo sistema electoral mexicano será fundamental para su consolidación.

Deja un comentario

No Announcement posts