Gobierno abierto: ¿cambiar o resistirnos?

Publicado Por

El autor es comisionado del INAI y coordinador de la Comisión de Gobierno Abierto y Transparencia Twitter: @joelsas

¿Cuántos de nosotros quisiéramos que las autoridades escucharan las necesidades de nuestra comunidad en todo momento y no sólo durante la temporada electoral?, ¿cuántas autoridades no quisieran el apoyo de la población para cumplir más fácilmente con las promesas de campaña? Desde hace décadas, se ha propuesto que para dar respuesta positiva a estas preguntas debería fortalecerse la transparencia, la rendición de cuentas y la participación ciudadana.

Sin embargo, el impulso a estos principios no fue articulado. Hoy, un movimiento social denominado gobierno abierto propone agruparlos y dejarlos de ver como fines en sí mismos, para convertirlos en medios para lograr lo anterior. Se puede mejorar la calidad de vida de las personas mediante una nueva relación entre autoridades y sociedad basada en el diálogo informado para identificar conjuntamente las necesidades prioritarias y las posibles soluciones.

En la actualidad ya es posible llevar a la práctica este ideal. El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI) impulsa la iniciativa Cocreación desde lo Local, para promover ejercicios de gobierno abierto en estados y municipios.

Consiste en la apertura de un espacio de diálogo colaborativo en el que usted, autoridad, ciudadano o representante de un órgano garante estatal de acceso a información pública, puede proponer acciones puntuales para atender las necesidades de los habitantes de su municipio o estado. La premisa es que a partir de la información pública se construya un lenguaje común que facilite la consecución de acuerdos y motive el interés por llevarlos a buen término.

Hasta el momento, 22 estados se han sumado a estos ejercicios locales que cuentan con distintos grados de avance y maduración. Seis de ellos ya han elaborado sus planes de acción local: Durango, Morelos, Veracruz, Oaxaca, Coahuila y Tlaxcala; esto implicó voluntad y disposición para romper resistencias, desencuentros y converger guiados por la información pública.

Llegar a los compromisos que se han establecido en estos planes es un logro y un reto al mismo tiempo, pues buscan en su totalidad mejorar la vida cotidiana de las personas, y decepcionarlos conlleva el riesgo de profundizar en la desconfianza.

Algunos ejemplos de lo anterior son: vigilar que el dinero público se gaste efectivamente en proveer agua limpia; que las personas más necesitadas reciban el apoyo para comprar los uniformes y útiles escolares de sus niños o que los estudiantes realmente reciban las becas a las que tienen derecho; reubicar las ladrilleras que contaminan el ambiente en algunas colonias; asegurar que se dé un manejo correcto a la basura que se genera; contar con espacios públicos en los que las personas discapacitadas puedan transitar libremente; lograr comunidades seguras protegidas por policías locales confiables; combatir el bullying en las escuelas, entre otros.

Autoridades y sociedad nos beneficiaremos si estas acciones logran su objetivo. Vale la pena definirlas, pero también mantener el aliento de colaboración en su implementación. A las autoridades les permite fortalecer la legitimidad que se les confirió mediante el voto, emprender políticas y programas públicos que respondan efectivamente a las demandas ciudadanas y cuyas probabilidades de éxito aumenten porque cuentan con el apoyo de la sociedad.

Por su parte, la población vería satisfechas demandas puntuales de su día a día y, como ya dije, mejoraría su calidad de vida. Por estas razones, insisto, vale la pena sumarse al gobierno abierto y demostrar con ello que en nuestras comunidades hemos entendido la importancia de redefinir las relaciones autoridades- sociedad para devolver la confianza a sus habitantes.

El parteaguas que nuestro país necesita comienza por atender las necesidades más sentidas de los mexicanos y en ese barco debemos remar todos. Confío en que pronto la población y las autoridades impulsaremos estos cambios sin resistencia alguna.

One Comment

  1. En mi municipio #PozaRica, #Veracruz, el programa desde “Lo Local” es un programa de forma y no de fondo, donde menos participan son los ciudadanos por falta de difusión e invitación de las autoridadades. Los invito a que realicen una encuesta o sondeo dentro de la población que tanto conoce del programa y si alguna ves ha participado con propuestas.

Deja un comentario

No Announcement posts