Ambiente tenso previo a 2012

Publicado Por

Osorio ChongPachuca, Hgo. En el entendido de que este año es la antesala para las elecciones federales de 2012, Miguel Ángel Osorio Chong, gobernador de Hidalgo, advierte que un escenario de confrontación entre contendientes políticos no contribuye favorablemente para el futuro del país. De ahí que hace un llamado a la “cordura” y a la “buena política” dirigido a los actores involucrados, sobre todo a quienes contenderán en julio próximo por la llamada “joya de la corona”, que es la gubernatura del Estado de México.

“Hay muchas cosas en juego”, señala el mandatario quien, a unos días de dejar el poder, admite que los vacíos generados por los ataques políticos estériles podrían ser ocupados por agentes indeseables, como la delincuencia organizada.

Tula en esperaDado el ambiente eminentemente político del país en este año, Osorio Chong también exhorta a las autoridades centrales a que no retrasen las transferencias presupuestales para los programas de gobierno de los estados, con el argumento de evitar un uso electoral de los mismos. “Eso no es justo, debemos separar lo político del desarrollo.”

El estado de Hidalgo vivió el año pasado uno de los momentos más difíciles de su historia reciente, debido a que el proceso electoral para renovar la gubernatura generó una crisis política entre los contendientes, que a su vez derivó en impugnaciones ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en contra del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Francisco Olvera, que hasta el cierre de esta edición siguen en trámite.

Miguel Ángel Osorio admite que ese episodio fue muy complicado para el estado, y para él en lo personal, debido a las imputaciones que le hiciera la entonces candidata opositora Xóchitl Gálvez Ruiz. No obstante, aclara que esa crisis quedó completamente superada y que el próximo 1° de abril, cuando concluirá su mandato, entregará un estado en completa tranquilidad social.

Concede que este año —en el que se renovarán las 84 presidencias municipales del estado— “habrá una actividad política importante”, pero aclara, “eso no quiere decir que el estado se encuentre en una situación de inestabilidad. Al contrario, Hidalgo vive en paz”.

NO AL CONFLICTO

En entrevista con Alcaldes de México, el gobernador no descarta que, así como hubo desencuentros y descalificaciones sin fundamento entre los candidatos y partidos en el proceso electoral de Hidalgo del año pasado —que generaron incertidumbre social—, pudieran replicarse en los próximos meses en los estados donde habrá comicios, pero especialmente en el Estado de México, que es la entidad más poblada y la que cuenta con el mayor padrón electoral del país.

De ahí la sugerencia del mandatario estatal: “Yo hago un llamado a los partidos a no hacer de este espacio de competencia una antesala de 2012 que en nada favorezca el crecimiento que queremos en el país. Esos vacíos que generamos con nuestras pugnas los ocupan los que delinquen”.

Su preocupación por lo que pase en el Estado de México no es menor. Después del 1° de abril, Miguel Ángel Osorio se dedicará a trabajar por la campaña de su partido, el Revolucionario Institucional, para la gubernatura de esa entidad porque, como él mismo reconoce, la entidad mexiquense es clave para ganar la elección presidencial de 2012.

MonumentoDado que se convertirá en uno de los capitanes de la campaña mexiquense, Osorio vislumbra desde este momento cuál será una de las prioridades. Hace notar que el PRI goza de “un momento electoral muy favorable” —con base en las encuestas nacionales de opinión—, de ahí la importancia de conservar la unidad interna, para competir primero por el Estado de México, y luego, por la presidencia de la República. “Tenemos que buscar la consolidación del PRI”, dice a sus correligionarios.

Pero el gobernador hidalguense insiste en que, en el caso de que el PRI no triunfe el próximo 3 de julio en el Estado de México, eso no significará que su partido quede fuera de la carrera por la primera magistratura del país en 2012, y menos aún la figura del gobernador de dicho estado, Enrique Peña Nieto, en quien reconoce al precandidato más fuerte del tricolor para contender por “la grande”, aunque aclaró que no es el único.

Negó que la llegada de Humberto Moreira Valdés a la dirigencia nacional del PRI pueda ser un factor de malentendidos con el Gobierno Federal y los demás partidos políticos, por su tono agresivo para hablar, pero aceptó que es un hombre que no sabe quedarse callado acerca de los problemas nacionales. “Yo lo conozco, es mi amigo, y va a decir las cosas como son y a lo mejor no les gusta a muchos; no es idea del PRI entrar en pugna permanente, pero sí hacer señalamientos.”

NOS IRÁ BIEN

MarchaaEn el epílogo de su mandato, Osorio Chong refiere que Hidalgo goza de un entorno favorable para impulsar su crecimiento, ya que a lo largo de 2011 se prevé la construcción de varios tramos carreteros y de tres clínicas, gracias a un presupuesto público sin precedente de 28 mil millones de pesos. Por eso, dice confiado, “nos va a ir bien este año”.

Sin embargo, la percepción del gobernador es menos optimista para el resto del país. “Estoy convencido que hay recursos, lo que falta es una planeación para usarlos bien.” Lamenta que el Gobierno Federal no le dé un trato de “mayor de edad” a los estados y los municipios para el reparto del presupuesto, lo que impide que puedan tomar sus propias decisiones en función de sus prioridades, tal como lo hacen los gobiernos locales de Canadá, Europa y Estados Unidos.

En este sentido, el gobernador hidalguense se queja de que el año pasado, con motivo de las elecciones estatales, le hubiese retrasado la Federación la transferencia de recursos económicos. “Nos tenemos que unir los gobiernos estatales y municipales para evitarlo. Ojalá que no sea una estrategia”, insiste el mandatario.

CON UN PIE EN EL ESTRIBO

Hidalgo a fondoA sus 46 años, Osorio Chong dice haber tenido el “honor” de gobernar un estado como Hidalgo, que por años ha acumulado grandes rezagos. Si bien una de sus primeras ocupaciones será la campaña electoral en el vecino Estado de México, asegura que, donde se encuentre, hará lo posible por apoyar a sus paisanos.

En una retrospectiva de su carrera política, recuerda sus inicios desde muy joven. Tenía 17 ó 18 años cuando ingresó al PRI, como auxiliar electoral y como promotor del voto, tareas que consistían en pegar propaganda y en visitar los domicilios.

La universidad también fue uno de sus espacios de formación, donde se desempeñó como consejero universitario. Tras ocupar diferentes cargos públicos como funcionario electoral y municipal, su carrera comienza a llevarlo al primer círculo del poder, primero cuando colaboró con el entonces gobernador Jesús Murillo Karam, en la Secretaría de Desarrollo Social, y luego cuando se unió a la administración de su antecesor Manuel Ángel Núñez Soto, en las carteras de Desarrollo Social y Gobierno.

En este repaso de su historia profesional, Osorio Chong rechaza el identificarse a sí mismo como “dinosaurio” o “bebesaurio”, según los calificativos generados en la jerga política para los priistas más longevos y los miembros de sus grupos políticos. Se concibe a sí mismo como un partidario de lo que llama “buena política”, esto es “la que sirve, la que construye, la que hace, la que realiza”.

No obstante, considera que no es una buena idea hacer a un lado a los políticos mayores, sólo por su edad. Al contrario, dice, es preferible conjuntar la experiencia con el ímpetu de los jóvenes para así fortalecer al partido.

Así mismo, se retira del gobierno con una mano tendida a Xóchitl Gálvez Ruiz, para entablar el diálogo, porque él, dice, no tiene enemigos.

De momento se descarta para la carrera presidencial. Insiste en que Peña Nieto es el priista más popular, lo que lo convierte en el precandidato más viable. “Ya habrá momento para su servidor de prestar ayuda desde cualquier trinchera”.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: