Tenencia 2012 afecta las arcas públicas

Publicado Por

Tráfico vialLos diversos esquemas que aplican las entidades federativas, a partir de este año, para el cobro de la tenencia en México, genera distorsiones en la coordinación fiscal y en el mercado.

Secretarios de finanzas estatales reconocen que han comenzado a observar la migración de automovilistas hacia entidades vecinas que no aplican una tenencia local.

El secretario de finanzas de Oaxaca, Gerardo Cajiga Estrada, acepta que hay habitantes de ese estado que han cambiado sus placas a las de Puebla para no pagar el impuesto en su entidad.

“Sí hay un problema de coordinación porque desgraciadamente, en el caso de Oaxaca, algunos automovilistas, de manera ilegal, han ido a sacar sus placas a otra entidad, aun cuando no tienen residencia en ese estado”, expone el funcionario local.
Gerardo Cajiga EstadaReconoce que esa conducta que está sustentada en la ilegalidad, afecta a todos los oaxaqueños, por lo que pidió un marco de coordinación federal para combatir ese tipo de acciones.

“Lo que se tiene que ver es que se cumplan las regulaciones, en donde si yo soy residente de un lugar tengo derecho a tener placas de esa entidad, pero si no lo soy, no las puedo tener y los estados debemos cooperar para que se cumpla esta situación”, expone.

El funcionario estatal reconoce que es difícil de cuantificar a los automovilistas migrantes, ya que no existe la obligación de darse de baja del padrón vehicular. “En nuestro caso, los automovilistas se han ido con los estados vecinos, pero el más relevante fue con Puebla que decidió cancelar su tenencia.”

El secretario de finanzas del estado de México, Raúl Murrieta, considera por su parte, que existe la expectativa de migración de automóviles entre las entidades.

“Tenemos que ser muy cuidadosos con las flotillas, ahí sí habría problema.”, enfatiza.

Añade que existe el riesgo de que los automovilistas se muden a una entidad donde no se paga la tenencia, aunque hay casos en los que esta medida posiblemente no resulte. “Supongamos que un particular se emplaca en Acapulco, eso resulta poco práctico, por ejemplo”, dice Murrieta.

Según el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, las entidades que continúan cobrando tenencia con las características de 2011 observarán el fenómeno de que sus ciudadanos registren o adquieran automóviles en entidades federativas donde no se cobra el impuesto.

El CEFP indica que, en la actualidad, Chiapas, Puebla, Guanajuato, Jalisco y Morelos decidieron no imponer un impuesto a la tenencia local.

Para el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Prieto Treviño, los nuevos esquemas de la tenencia afectarán los puntos de venta.

“Sí nos va a afectar en dos cosas: en arbitrajes comerciales, y el registro de qué se vendió en cada estado será distorsionante”, menciona.

Además de que el registro público vehicular será menos confiable, ya que ahora existen empresas que se dedican a prestar la documentación necesaria para emplacar un automóvil en una entidad donde no se realiza y sólo se busca no pagar la tenencia.

El Congreso de la Unión aprobó en diciembre de 2007 la eliminación del impuesto federal sobre tenencia para el inicio en 2012.

HERENCIA MALDITA

GAdiós al impuestoerardo Cajiga comenta que en Oaxaca establecieron un impuesto local a la tenencia desde 2011, con la finalidad de no debilitar las finanzas del estado y cubrir el pasivo que les heredó la administración anterior.

Agrega que el gobierno de Ulises Ruiz legisló para que los derechos vehiculares y la tenencia en la entidad fueran usados para bursatilización de deuda. “Parte de estos ingresos se comprometieron por 30 años, así que nosotros no tenemos mucho margen de maniobra”, indica.

A esa situación se suma un padrón de 90 mil autos particulares que está “desactualizado”.

Para este año, Oaxaca recaudará menos de 200 millones de pesos (mdp) por la tenencia local, los cuales estarán por debajo del registro de 2011, producto de los vehículos que migrarán a otros estados.

PADECERÁN

Según el CEFP, la eliminación de la tenencia o los subsidios otorgados representarán pérdidas de recaudación que podrían ser significativas en las haciendas locales.

En 2011, el impuesto a la tenencia representó alrededor de 10 por ciento de los ingresos propios de los gobiernos estatales.

Raúl Murrieta reconoce que, en 2012, el costo del subsidio será de 800 mdp, por lo que se tendrá que buscar la forma de compensar la pérdida de recursos para los siguientes años. En el Estado de México se aplicó un subsidio de 100 por ciento a vehículos con valor-factura menor a 350 mil pesos sin IVA.

De acuerdo con el funcionario, tendrá que hallarse una alternativa, a pesar de que el subsidio será compensado con la actualización del rezago vehicular existente.

Gerardo Cajiga expone que los ingresos que reciben de la Federación se entregan conforme a una fórmula, la cual premia a los estados que más recaudan y castiga a los que recaudan menos. “Aquellos estados que han decidido quitar su tenencia van a tener una afectación en sus participaciones hacia el futuro, entonces sí quisimos actuar en forma responsable”, señala.

El CEFP concluye que la diversidad de legislaciones hará un sistema tributario más complejo, lo cual podría originar que en un futuro próximo exista consenso entre las entidades federativas con el fin de homologar el cobro del impuesto a la tenencia vehicular.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: