Dalian Wanda Group, el grande de China

Publicado Por

La autora es gerente de Comunicación y Relaciones Públicas de LID Editorial Mexicana.

El Dalian Wanda Group es uno de los fenómenos del Siglo XXI. Esta inmensa empresa es a China lo que Grupo Carso a México; claro, guardando las proporciones entre un país con 120 millones de habitantes y otro con más de mil 300 millones. Entre otras similitudes, sus creadores, Carlos Slim y Wang Jianlin, están entre los hombres más ricos del mundo.wanda_group_china_alcaldes_de_mexico_enero_2017Hay logros admirables en Wang Jianlin como emprendedor que podrían inspirarnos y, por qué no, lograr más empresarios exitosos en nuestra historia empresarial y así, los mexicanos “de a pie”, contribuir mayormente al desarrollo de nuestro país, amén del gobierno.

Jianlin, formado rigurosamente en el ejército chino, con un préstamo inicial de ochenta mil euros, despegó hacia la creación del holding de empresas Dalian Wanda, que en la actualidad opera en torno a cuatro industrias: la inmobiliaria más grande del mundo; la empresa que posee el mayor número de hoteles de cinco estrellas del orbe; otra más, en la industria del entretenimiento, que compró la AMC Theaters, lo que la convirtió en el poseedor del mayor número de salas de cine del mundo; y, por último pero no menos importante, la empresa de deportes global más grande que, entre otros muchos negocios, posee el 20% de las acciones del Atlético de Madrid.

En el libro The Wanda Way, publicado por LID Publishing, Wang revela, a través de diversas entrevistas y conferencias, su particular manera de gestionar los negocios, una exitosa combinación de acciones en el trabajo del  día a día, perspectivas de micro-gestión y una macro-visión de las oportunidades de negocio.

Al ser una persona sin estudios académicos la dura formación militar desarrolló en él su visión estratégica, disciplina, naturaleza competitiva y oportuna, que se convirtieron en los pilares de su vocación emprendedora. Su ideología está inspirada por Confucio por lo que da gran importancia a la integridad; una de las frases que más comparte con sus colaboradores es: “compórtense honestamente y actúen con astucia”.

Considerado uno de los mejores ejemplos del hombre de negocios del siglo XXI, encontró la posibilidad de hacer algo grande cuando, en 1988 ya con la apertura de China a una economía de mercado, el gobierno chino buscó quién rescatara una empresa inmobiliaria en bancarrota. Wang renunció al trabajo burocrático que en ese momento tenía y decidió levantarla aunque todavía existían muchas políticas restrictivas.

Logró sortear los retos gracias a trabajo, calidad e innovación, como el uso de materiales de larga duración en la construcción y el compromiso de que las casas-habitación podrían ser intercambiadas o el pago devuelto si los compradores no estuvieran conformes. Alcanzó éxito y prestigio en un país no acostumbrado a beneficios de este tipo, después de décadas de comunismo. Esta compañía inmobiliaria es la predecesora del Grupo Wanda que hoy conocemos.

En el año 2000, fue precursor de la creación y gestión de grandes centros comerciales, llegando a abrir un promedio de veinte plazas anualmente, durante varios años. Más adelante, en el 2006 decidió invertir en negocios culturales y turísticos. “Siempre he dicho que la ambición nunca muere hasta que no haya más que hacer. ¿Por qué? Porque siempre hay soluciones para los problemas que enfrentamos. El éxito puede ser nuestro si perseveramos”, comenta Jianlin.

Los proyectos turísticos y culturales son parte de su visión; por ejemplo, ahora trabaja con Disney para invertir en parques temáticos alrededor del mundo. En un año se hizo operador de una cadena deportiva global.; y adquisiciones y fusiones con diversas empresas lo han posicionado como un gran emprendedor alrededor del mundo.

Wang Jianlin ahora tiene 61 años y trabaja sin descanso; viaja constantemente para estar al pendiente personalmente de todas las empresas en las que ha invertido y ha creado. Alguna vez comentó que las claves de su éxito estriban en tener buenas y originales ideas, una visión innovadora y, sobre todo, perseverancia.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: