De borrón y gestión nueva

Publicado Por

Una de mis principales preocupaciones es el desarrollo de gobiernos locales, por lo que a través de productos editoriales, he fomentado las buenas prácticas municipales, donde la administración y el servicio a los ciudadanos debe mejorar.

Gestion_Nueva_Opinion_Alcaldes_de_Mexico_Octubre_2015Tras las complejas elecciones de 2015, la mayoría de los nuevos gobernadores, alcaldes, delegados electos, diputados federales y locales, ya han tomado posesión de sus cargos, teniendo que enfrentarse a los retos que sobreviven de las pasadas administraciones y por supuesto, a los que ellos mismos prometieron en campaña, pues tendrán que dar claridad y certeza a todo lo que una vez prometieron.

Los mexicanos estamos a la expectativa de lo que sucederá con los elegidos en los comicios intermedios, pues no hay duda que después de ellos, la perspectiva y las tradiciones políticas cambiaron, lo que nos ha llevado a preguntarnos si realmente el candidato ganador será lo que aseguró.

Con un análisis ya realizado de la administración que reciben, los nuevos gobernadores, ayuntamientos y diputados locales, tienen que demostrar al voto que los favoreció que podrán dar solución a lo que está mal y dar continuidad a aquello que se está haciendo bien en la región, pues sin duda, la mayoría esperamos que los problemas que aquejan a nuestras colonias o municipios, desde los baches hasta la falta de alumbrado público, sean resueltos con soluciones que funcionen a largo plazo.

Los desafíos a los que se enfrentan, también están ligados con el clima de tensión o presiones políticas de cada uno de los estados y municipios, como el caso de Chiapas, donde entre amenazas de grupos políticos, se ha tratado de impedir la toma de posesión de presidentes municipales, debido a que aún existe inconformidad con los resultados electorales, a esto se suman también los casos en las diferentes delegaciones de la Ciudad de México, en donde el saqueo de material por parte de administraciones anteriores fue tal, que prácticamente se llevaron hasta los escritorios.

A partir de sus primeros días de gobierno, será esencial que las nuevas gestiones den fortaleza a las instituciones, a través de la planificación y ejecución de nuevos proyectos, de capacitar a los nuevos servidores públicos, de otorgar y orientar lo recursos a las necesidades de la población, generando diálogo y consenso a fin de dar estabilidad real a la demarcación.

Nuestro papel como ciudadanos no terminó después de acudir a las urnas, nos toca dar seguimiento y evaluar la situación en la que se coloca nuestro estado o municipio con las decisiones de una nueva administración, pues como bien menciona el Doctor Jesús Martín-Barbero en su libro La comunicación en las transformaciones del campo cultural, la crisis de representatividad es “un problema viejo de la vida democrática”, pues los gobernantes raramente llegan al poder con la capacitación adecuada para afrontar la complejidad de vislumbrar los distintos intereses de la población y además, deben enfrentarse a las cosas que están fuera de control y corregir su errónea perspectiva de que “todo es posible”, no sólo en el ámbito jurídico, sino también en lo moral y lo social… Es mi opinión.

Deja un comentario

No Announcement posts