De la defensa de los Derechos Humanos a la Defensa Nacional

Publicado Por

Es presidenta de la Organización No Gubernamental Y Quién Habla por Mí AC. Estudió ciencia política en el Tecnológico de Monterrey y se ha dedicado al fortalecimiento de políticas públicas, proyectos y legislación en materia de Derechos Humanos, especialmente en temas de seguridad, género y de protección de derechos de niñas, niños y adolescentes. twitter Twitter twitter Twitter

La Defensa Nacional y los Derechos Humanos más que converger en un convenio entre dependencias para salir del paso, pueden converger en aras de la Seguridad ampliada e integrada a través del concepto de Seguridad Humana

Antes de interrelacionar estos conceptos es necesario contar con un encuadre de lo que se entiende por Defensa Nacional y Derechos Humanos, partiendo de la complejidad de ambos conceptos que no cuentan con una definición unánime.

Se entiende por Defensa Nacional el conjunto de acciones, recursos y medios que adopta y dispone el Estado para garantizar su integridad, independencia y soberanía, así como prevenir y eliminar los antagonismos que procedan del ámbito externo y preservar la estabilidad y el desarrollo nacional (SEMAR-SEDENA, 2016).

Y por Derechos Humanos, se entiende la siguiente conceptualización: los Derechos Humanos son los valores fundamentales vinculados con la dignidad, la libertad y la igualdad de todas las personas, exigibles en todo tiempo y espacio. Son universales, porque le pertenecen a todas las personas en cualquier tiempo y lugar. “Son indivisibles, interdependientes, integrales y complementarios.
 Son irrenunciables e imprescriptibles, ya que representan un estatuto personal que sigue a la persona dondequiera que se encuentre y no puede ser obligada a renunciar a ellos en ninguna circunstancia.
Son inalienables e inviolables.
No son suspendibles, salvo de manera excepcional y temporal y en circunstancias muy especiales” (Glosario Mínimo de Apoyo para el Estudio del Tema de Armonización Legislativa, 2009) .

Ambos conceptos y sus elementos constitutivos están relacionados hoy en día con la Seguridad, siendo esta una condición requerida para que exista un orden jurídico institucional dentro del territorio nacional, conforme a la Constitución Política y las Leyes de la República Mexicana. La complementariedad de ambos conceptos y sus implicaciones comprenden todas las acciones destinadas a asegurar la preservación del orden Estatal para su permanencia, abarcando el mantenimiento de la paz interior y las necesidades para el próspero desarrollo de las actividades económicas, y el mantenimiento de la soberanía nacional.

La Defensa Nacional y sus elementos constitutivos se han consolidado como un concepto más restringido que la Seguridad, ya que hacen referencia al mantenimiento de las condiciones que le permitan a un Estado-Nación asegurar sus intereses permanentes, ante posibles amenazas o acciones del exterior. Constituyendo la Defensa de esta forma la faceta externa de la Seguridad Nacional, y por consecuencia en este ámbito actúan los ministerios o secretarías de Relaciones Exteriores y de Defensa Nacional; pero todo este andamiaje institucional no puede concebirse sin el apego irrestricto a garantizar los Derechos Humanos. Tampoco puede caminar de forma sustantiva, sino se encuentran los mecanismos necesarios para incluir a los estado y municipios como órdenes de gobierno complementarios con tareas específicas para salvaguardar cualquier política estratégica de Defensa Nacional.

La Seguridad es un concepto que incluye a la Defensa. Para que exista Seguridad Nacional de forma permanente no alcanza solo con la Defensa Nacional, sino que debe acompañarse del desarrollo socioeconómico y tecnológico del país; así como del mantenimiento del orden interno que dé paz y certeza a la población y sus instituciones.

Hoy por hoy podemos considerar que la Defensa Nacional y los Derechos Humanos más que converger en un convenio entre dependencias para salir del paso, pueden converger en aras de la Seguridad ampliada e integrada a través del concepto de Seguridad Humana, concepto emergente en el ámbito de la política internacional que supone el compromiso de los Estados-nacionales a conducirse, en situaciones de conflicto internacional, dentro del marco del Derecho Internacional Humanitario y otros componentes que también se relacionan con la seguridad interior y proyección exterior de cada país; este compromiso es análogo al que los Estados deben a su propia ciudadanía el resguardo de sus derechos y libertades en aras de desarrollar de forma efectiva diversos campos del poder nacional como son el social y el económico, impactando de forma sistémica al resto de los campos.

El valor principal de esta interrelación compleja y sistémica reside en modificar la preocupación de la Seguridad Nacional al complementar el concepto tradicional focalizado meramente en el Estado con un enfoque centrado en las personas al interior y exterior del Estado-nación, a manera de minimizar los efectos negativos que surgen en un contexto de crecientes amenazas y riesgos.

Este enfoque complementario sirve de referente para el manejo de problemáticas características de la era de la globalización mediante políticas públicas focalizadas en cada Estado que prevengan riesgos y amenazas, ya que muchas de estas problemáticas a escala humana trascienden el ámbito de los conflictos locales y hoy en día exigen su abordaje mediante un enfoque de defensa.

Bibliografía

Glosario Mínimo de Apoyo para el Estudio del Tema de Armonización Legislativa. (febrero de 2009). Cámara de Diputados. Obtenido de Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Eequidad de Género: http://www.diputados.gob.mx/documentos/CEAMEG/7.%20Glosario.pdf

SEMAR-SEDENA. (4 de enero de 2016). Glosario de Términos Unificados de Seguridad Nacional. Ciudad de México, México.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: