Durmiendo con el enemigo

Publicado Por

Maestro en Estudios Políticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Autor de los libros: «2006: El año del complot» y «2012: Reflexiones sobre el proceso electoral», actualmente se desempeña como académico de la FCPyS/UNAM. También es colaborador de la Revista Zócalo y Antena Radio. twitter Twitter

El pasado 19 de septiembre pudo haber sido un día de festejo para nuestro país si las condiciones políticas, económicas y sociales fueran otras.

durmiendo_con_el_enemigo_alcaldes_de_mexico_septiembre_2016

En esa fecha le fue entregado al presidente Enrique Peña Nieto el Premio al Estadista 2016 por la Foreign Policy Association de Estados Unidos. Sin embargo desde el anuncio del galardón la opinión pública no desaprovechó la ocasión para criticar y desligitimar el supuesto logro, lo cual no es para menos cuando tenemos un país inmerso en una crisis económica que no ve para cuando concluya.

El peso en lo que va de este sexenio ha perdido casi un 60 por ciento de su valor frente al dólar, los casos de impunidad y corrupción son el pan de cada día y sin olvidar la guerra perdida en contra del crimen organizado. Ahora si a eso le sumamos que se conmemora  un año más del temblor que devastó a la Ciudad de México el escenario se vuelve más complejo para la gobernanza de un país como México.

Sin embargo con todo y este panorama adverso, el presidente decidió acudir a Nueva York a recibir su premio, situación que una vez más podríamos cuestionar, ¿en verdad el jefe del Ejecutivo se ha percatado del país que gobierna, o sólo vive en el país que sus asesores le dicen?

Considero que el presidente se olvidó que más de la mitad del país vive en pobreza y recibir un premio como este, el cual se otorga a aquellos que demuestran los dotes de liderazgo al fomentar  la relación entre nuestro país y Estados Unidos, olvidó que el Tratado de Libre Comercio y todas las Reformas Estructurales que emprendió no han beneficiado a la mayoría de los mexicanos, sino todo lo contrario, han propiciado la pérdida del poder adquisitivo frente a la economía de nuestro vecino del norte, el cual además se encuentra a la mitad de las elecciones para renovar a su presidente y sumado a todo lo anterior los asesores y al propio presidente fueron presas de la idea del ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de invitar al candidato del partido republicano Donald Trump a nuestro país, pese a que éste ha ofendido a los mexicanos  y está aferrado a que en caso de ganar la presidencia nosotros paguemos la construcción de un muro fronterizo.

Una vez más me pregunto, dónde están los asesores del presidente para aconsejarle que tal vez era mala idea acudir a recibir el premio y que era mejor idea enviar a alguien que lo recibiera en su lugar con el claro objetivo de evitar que la opinión pública tomase esta acción como una burla de que nuestro presidente sienta que él y su gabinete están haciendo bien las cosas. Más cuando amanecimos el día de la premiación con la gran noticia de que el dólar había rebasado el límite de los 20 pesos por unidad.

Es por ello que me cuestiono si en verdad el presidente tiene asesores o tiene personas que se dedican a destacar cada acción o idea que el jefe del Ejecutivo tiene. Es por ello que considero que el presidente no se ha percatado que están durmiendo con el enemigo.

Deja un comentario

No Announcement posts