Egipto: diplomacia, turismo y riesgos

Publicado Por

Una de mis principales preocupaciones es el desarrollo de gobiernos locales, por lo que a través de productos editoriales, he fomentado las buenas prácticas municipales, donde la administración y el servicio a los ciudadanos debe mejorar.

Diplomacia_Mexico_Egipto_De_Puño_Letra_Gladis_Lopez_BlancoSon muchas las alertas que diversos países han emitido a sus ciudadanos para evitar que viajen a zonas acechadas por conflictos violentos, la delincuencia o la inseguridad. En México no nos son ajenas estas alarmas y hemos sido blanco de los avisos que diversos gobiernos han hecho para recomendar a sus connacionales, evitar algunos estados de la República.

Las consecuencias que esto genera van más allá de la reducción del turismo extranjero, y se convierten en un llamado a las autoridades de cualquier nación aludida, a reforzar la seguridad y atención ante posibles sucesos que pudiesen impactar en la vida de un inocente proveniente de otro país hacia el propio y viceversa; sin olvidar lo que conlleva guardar las relaciones diplomáticas entre una región y otra.

Luego de que un grupo de turistas mexicanos en Egipto fuera bombardeado vía aérea por las fuerzas de seguridad de aquel país, al ser confundidos con terroristas islámicos, se ha puesto en entre dicho el trabajo diplomático de las embajadas de México en el extranjero. ¿Se emitieron las recomendaciones necesarias para alertar a la población del probable peligro al que se enfrentaban o es completa responsabilidad del viajero?

En su sitio web, la embajada de México en Egipto, no advierte situaciones de peligro, riesgos o inseguridad generalizada para los turistas, y únicamente solicita a residentes y posibles visitantes, mantenerse informados acerca del delicado proceso político y social por el que atraviesa dicho país, respetar y atender instrucciones de autoridades locales, así como no involucrarse en protestas políticas, evitar aglomeraciones y desplazamientos innecesarios en automóvil.

Cabe aclarar, que esto es así advertido en la dependencia que se cita, por lo que habría que revisar si lo mismo sucede con la información proporcionada por las embajadas de otras zonas conflictivas, sin importar si el turismo mexicano que se recibe en esos territorios es alto o bajo.

La Secretaría de Relaciones Exteriores, tendrá que deslindar a la dependencia mexicana de cualquier responsabilidad que pudiese acarrear el error que el ejército egipcio cometió, bajo el pretexto de que los turistas estaban en un lugar que no debían transitar.

Pues ante todo, la versión de quienes organizaron el viaje se ha confirmado al demostrar que la agencia contaba con todos los permisos en regla, lo que ya se ha contrapuesto a lo dicho por las autoridades egipcias. Esta situación orilla a la cancillería mexicana a exigir información puntal y dejar a un lado los simples exhortos diplomáticos, para evitar que se repita la tardanza con la que se dio a conocer que no eran dos sino ocho las víctimas fallecidas.

Al pendiente de esta información, hoy como mexicanos esperamos se proporcione información comprobada, además de garantizar la existencia de un puente de comunicación sólido entre Egipto, México y por supuesto, los familiares de los afectados, pues es a ellos, a quien se les debe dar el apoyo necesario en este vía crucis. Es mi opinión…

Deja un comentario

No Announcement posts