El despeñadero del gobierno

Publicado Por

Maestro en Estudios Políticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Autor de los libros: «2006: El año del complot» y «2012: Reflexiones sobre el proceso electoral», actualmente se desempeña como académico de la FCPyS/UNAM. También es colaborador de la Revista Zócalo y Antena Radio. twitter Twitter

 

Si pensábamos que los meses de octubre y noviembre de 2014 fueron los peores para esta administración, vemos que no es así, en menos de sesenta días han ocurrido por lo menos tres sucesos que ya forman parte de la historia de este sexenio.

Despeñadero_del_gobierno_Alcaldes_de_Mexico_Septiembre_2016

Empezando con la revelación del segundo departamento de la ciudad de Miami, de supuesta propiedad de un potencial contratista del gobierno y que amablemente le facilitó su uso a la primera dama de México.

Segundo, el 21 de agosto el portal Aristegui Noticias, daría a conocer una investigación en donde demostraba mediante el análisis de contenido que la tesis del presidente era un 30 por ciento plagiada. Situación que propicio que se cuestionará nuevamente la legitimidad y por tanto la calidad moral del  jefe del Ejecutivo.

Sin embargo esta no sería la última situación que pusiera en aprietos a Peña Nieto, que a diferencia de los dos sucesos anteriores este sería provocado desde su gobierno. Me explico: las otras dos situaciones se llevaron a la agenda nacional derivadas de investigaciones periodísticas, sin embargo esta última no, y con ello me refiero a la visita que tuviera el candidato republicano Donald Trump a nuestro país el pasado 31 de agosto.

Dicha visita se dio tras la invitación que le hiciera el presidente para que viniera a México a conversar sobre la relación  existente entre nuestro país y los Estados Unidos, durante esos días varios nos cuestionamos de quién había sido la grandiosa idea de invitar a alguien que ha dicho públicamente que nos aborrece, en el transcurso de la semana la tan anhelada respuesta se dio, y nos enteramos que la grandiosa idea fue del entonces Secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Es por ello que no puedo evitar preguntarme, ¿dónde estuvieron los asesores del presidente cuando Videgaray planteo tal idea? Solo puedo decir a manera de respuesta tentativa que existen dos tipos de asesores; los primeros que en verdad cumplen su función al orientar y ayudar al presidente en temas que este desconozca; y por supuesto existen los asesores que son sólo de nombre, los cuales sólo están ahí y aplauden cualquier comentario que haga en ese momento su jefe (el presidente), y evitan llevarle la contraria ya que de ello depende su estatus económico derivado de los buenos sueldos que les ofrece ser asesor.

Ahora esto no objeta al presidente de sus responsabilidades, todo lo contrario debe ser mucho más hábil en este tipo de temas o toma de decisiones, porque no sólo esta en juego su popularidad sino también el destino de millones de mexicanos.

Una situación que me gustaría destacar es nuevamente el mal manejo comunicativo que ha tenido la presidencia, al aplicar un término de la teoría psicológica conocida como “la disonancia cognitiva”, la cual explica que cuando una persona comete algún error o sabe que cometió una equivocación busca por todas las vías sacar el lado positivo, ejemplo de ello es que sabes que comer grasas en exceso trae severas consecuencias para tu organismo, sin embargo te justificas diciendo que lo haces para vivir feliz.

Y eso fue lo que comunicativamente hicieron los asesores del presidente, al saber que la visita de Trump a nuestro país había sido un error buscaron por todas la vías tratar de justificar que dicha visita benefició al país al fortalecer lazos con nuestros vecinos del norte, y para ello colocaron al presidente en una rueda de prensa posterior a la reunión privada que tuviera con Trump para que sirviera de vocero y traductor del candidato republicano, y  además también de interprete argumentando que se han malinterpretado las declaraciones de Trump, cuando en realidad el empresario ha sido sumamente claro al decir que construirá un muro en la frontera  y que lo pagaremos nosotros, además de frases abiertamente de desprecio hacia nosotros.

Otra situación lamentable y que sus asesores no cuidaron, fue emitir tuit en donde hablaba que dejó en claro con Trump que los mexicanos no pagaríamos la construcción del muro, esto sirvió solamente como excusa para que el mismo Trump lo usara como lema de campaña al afirmar que si él gana los comicios en Estado Unidos los mexicanos pagaremos por ese muro, sin lugar a duda esta visita a México fue aire puro para la campaña de Trump, la cual se encontraba en picada.

Por último y no por ello menos importante es que los miembros del gabinete también salgan a decir que la visita de Trump fue un acierto del gobierno, esto simplemente refuerza la idea de que nuestras autoridades viven en una realidad distinta a la de la inmensa mayoría de los mexicanos.

Simplemente queda esperar que el presidente no sólo haga movimientos en su gabinete sino que también busque mejorar el circulo de asesores que lo apoya, y que estos también cuiden mínimamente el manejo comunicativo que se le esta dando al gobierno federal, porque no sólo es un error que repercute en una persona en este caso en el presidente, sino también en la imagen que se tiene en el exterior de la sociedad mexicana, situación que es poco mencionada pero que tiene una gran relevancia.

Deja un comentario

No Announcement posts