En búsqueda de la legitimidad

Publicado Por

Maestro en Estudios Políticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Autor de los libros: «2006: El año del complot» y «2012: Reflexiones sobre el proceso electoral», actualmente se desempeña como académico de la FCPyS/UNAM. También es colaborador de la Revista Zócalo y Antena Radio. twitter Twitter

¿Por qué el jefe de Gobierno permitiría tales comentarios? La respuesta sólo él la sabe, pero en política no existen las casualidades y menos cuando se avecinan los llamados procesos internos para elegir a los candidatos presidenciales.

en_busca_de_legitimidad_alcaldes_de_mexico_octubre_2016

El concierto gratuito de Roger Waters del 1 de octubre significó en la memoria de los habitantes de la Ciudad de México y del país un retorno de la ciudadanía al corazón político de la nación, el cual a partir del primer año de gobierno de Miguel Ángel Mancera estaba completamente cerrado para cualquier expresión de protesta en contra de la administración del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo las expresiones comunicativas que hiciera el exfundador y miembro de Pink Floyd durante sus presentaciones en México, sirvieron como puente para la protesta social contra Peña Nieto-Mancera. El mensaje de Roger Waters cobró valor desde su primera presentación ocurrida el 28 de septiembre en el Foro Sol, la gran mayoría de los medios de comunicación destacaron su desplegado y los mensajes expuestos tanto en pantallas como en un cerdo que formaba parte de su acto.

Pero la expectación que originó estas expresiones no tuvieron más relevancia que las ocurridas el pasado sábado, por el simbolismo de estar a un costado de Palacio Nacional, lugar donde los presidentes acuden a la celebración del grito de independencia, así como también estar en el Zócalo capitalino, lugar que ha concentrado las mayores expresiones de inconformidad de los últimas décadas; en ese lugar han estado los zapatistas, líderes de izquierda, artistas y destacados escritores. Es por ello el valor de la parada del autor del disco The Wall.

Ahora, durante su presentación Waters expusó en las pantallas “Renuncia Ya”, haciendo clara alusión a la frase que identificara la marcha del pasado 15 de septiembre donde miles de ciudadanos salieron a las calles a manifestar su rechazo hacia el mandatario y a exigir su destitución.

De hecho la pantalla del concierto sirvió para manifestar también el rechazó del cantante a las políticas del candidato republicano Donald Trump; su mensaje fue tan preciso y bien pensado que inmediatamente fue usado para ser meme en las diversas redes sociales, y con ello manteniendo en el imaginario colectivo que esa pantalla fue usada para decir “Renuncia Ya”, y “Trump, eres un pendejo”, y con ello nos deja la idea de que hasta un extranjero defiende más a los mexicanos que nuestro propio presidente, que decidió invitarlo.

Pero lo interesante de todos esto es: ¿por qué el jefe de Gobierno permitiría tales comentarios? La respuesta sólo él la sabe, pero en política no existen las casualidades y menos cuando se avecinan los llamados procesos internos para elegir a los candidatos presidenciales que representarán a las distintas fuerzas políticas e independientes en el 2018.

Es por ello que, atendiendo esta situación, el gobierno de Miguel Ángel Mancera se vio tan complaciente al permitir este tipo de comentarios o expresiones comunicativas; es de todos conocido que en cuanto a popularidad Mancera esta reprobado, más del 50 por ciento de los capitalinos desaprueba su gestión y a diferencia de Peña Nieto, quien ya ha perdido todo el capital político con el que contaba, Mancera todavía tiene la esperanza de ser candidato presidencial.

Y es cuando viene a escena el concierto de una figura que es reconocida entre los distintos sectores, derivado de su talento musical y también de su activismo político, el cual vino a darle oxígeno puro a una administración que ha sido tan criticada por contener las diversas protestas.

Así es que el concierto de Waters no podría considerarse un acto esporádico, todo lo contrario, fue un acto que además de ser bien visto por aquellos que simpatizan con el artista y también por los dueños de negocios en el Centro Histórico, quienes por primera vez no se quejaron de un evento en el Zócalo de la ciudad, así como por la ciudadanía general. Con ello, no dudo que este acto fuera parte de las piezas de ajedrez que el Jefe de Gobierno pretende utilizar rumbo al 2018.

Deja un comentario

No Announcement posts