La herencia del 2015

Publicado Por

Una de mis principales preocupaciones es el desarrollo de gobiernos locales, por lo que a través de productos editoriales, he fomentado las buenas prácticas municipales, donde la administración y el servicio a los ciudadanos debe mejorar.

Herencia_2015_alcaldes_de_mexico_de_puño_y_letraNo hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague. Con el fin de año, llegan las prisas, los trámites finalizados con premura y ni hablar de aquello que no pudo cumplirse y que pasa a la lista de pendientes para 2016, lo que particularmente para las autoridades se vuelve un completo desafío al postergar lo que suele ser indispensable para llevar las riendas del país, los estados, o los municipios.

Para un claro panorama de lo que está pendiente el próximo año, hace falta recordar algo de lo sucedido en este 2015, que a punto de extinguirse, aún tiene temas álgidos por discutir, que sin lugar a dudas, serán la sal y la pimienta de los compromisos para 2016.

Este año fue uno de los más volátiles para la economía mexicana y es que el dólar tuvo incrementos históricos frente al peso, alcanzando precios exorbitantes que iban de los 14.52 hasta los 17.50 pesos, lo que afectó severamente a las industrias y su producción, que ante la ya dañada economía, optaron por absorber un menor margen de ganancia para no perder al consumidor, que no por eso dejó de apretarse el cinturón.

Otro hecho que este año resultó un parteaguas para las finanzas de los mexicanos, fue la homologación del salario mínimo, que dejó de estar dividido por zonas, y aumentó 3.7 pesos más en la zona geográfica B del país para alcanzar los 70.10 pesos de la zona A. Con ello, se eliminó una frontera invisible pero palpable de desigualdad entre regiones, sin embargo, la paga mínima por la prestación de un servicio aún es insuficiente para cubrir los gastos básicos de una familia.

El 2015 fue año electoral y 2016 también lo será. Lo que aún no sabemos es si vendrá acompañado de sorpresas como lo hicieron los comicios de este año, en los que 36.6 millones de mexicanos, es decir, 47 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores acudieron a las urnas para elegir 9 gubernaturas, mil 532 cargos locales y 500 diputados federales.

La jornada electoral dejó como saldo el triunfo de candidatos independientes como el de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, quien obtuvo la preferencia de los votantes de Nuevo León como nuevo gobernador. En Morelia hicieron lo propio al elegir como alcalde a Alfonso Martínez, mientras que a nivel legislativo, Manuel Clouthier fue votado como diputado federal y Pedro Kumamoto, como diputado local en Jalisco.

Para el próximo año ya se prepara una elección extraordinaria en Colima, además del calendario electoral para el 5 de junio en el que se sufragará para elegir 12 gobernadores, 965 administraciones municipales y 388 diputados locales.

Este año también se dio el tan sonado paso hacia la era digital, con el que se logró que 95 por ciento de la población esté lista para la transición y deje atrás la televisión análoga, lo que permitirá el acceso a internet de banda ancha, mejorará la calidad de imagen y sonido, además de una mayor oferta en la programación. Queda para 2016, observar si entre más canales mejor contenido o seguiremos viendo lo mismo de siempre.

Podría continuar con un balance de este año, pero no hay que olvidar que 2016 también significa un abanico de oportunidades para el desarrollo y aplicación de políticas públicas y saneamiento en las instituciones que nos merecemos los ciudadanos, significa que nuestros gobernantes a nivel local, estatal y federal tendrán la oportunidad para entablar un gobierno que escuche a la ciudadanía, donde exista la comunicación retroactiva y proactiva, entidades donde se brinden soluciones adecuadas a los problemas de cara a la sociedad y no a las elecciones. Es mi opinión…

Deja un comentario

No Announcement posts