Odebrecht alcanza a Michoacán y Veracruz

Publicado Por

nperez@alcaldesdemexico.com @npvences

El presidente de la corporación brasileña Odebrecht fue condenado a 19 años de prisión por actos de corrupción en la petrolífera Petrobras.

De acuerdo con una investigación hecha por autoridades judiciales en Brasil, entre 2004 y 2014, muchas de las principales constructoras que ganaron licitaciones de Petrobras, lo hicieron sobornando a los directores de la firma; parte de esos fondos terminaron financiando a partidos políticos, entre ellos al Partido de los Trabajadores de tendencia izquierdista.

Fue gracias a la operación “Lava Jato” (en español “Lava autos”), que el fraude masivo fue destapado, dándose a conocer que entre los investigados había 13 senadores, 22 diputados y dos gobernadores en funciones.

Mientras la justicia sudamericana actúa sobre el emporio de la construcción, en nuestro país, éste ha gozado de favoritismo e impunidad para realizar importantes obras de infraestructura en entidades como Michoacán y Veracruz; siendo en el primero donde se le adjudicaría una de los más grandes e importantes proyectos de infraestructura de los últimos 25 años: la construcción de la presa Centenario de la Revolución Francisco J. Múgica y la de su canal principal de 35.5 kilómetros de longitud.

De acuerdo con datos de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), en 2006 la obra fue concursada bajo contrato adjudicado por licitación pública con el número CEAC/NE/LP/001/06 en la modalidad de llave en mano a precio alzado, lo que significaba que este contrato no podía ser modificado en monto o plazo, ni estar sujeto a ajustes de costos, sin embargo, parece ser que dicho pacto fue celebrado con la empresa Norberto Odebrecht SA, sin tener conocimiento del fallo de la licitación.

Y es que cuando la obra inicialmente se había programado en 1.5 mil millones de pesos, al final su costo se disparó hasta los 2 mil 862 millones 820 mil 696 pesos.

Con decirle que la propia ASM manifestó que en la adjudicación se incurrió en varias faltas graves a las leyes, por lo que se creó la Comisión para el Desarrollo Económico y Social de Tierra Caliente (Codestec) y se designó a Gabriel Mendoza Jiménez como director general para investigar todo lo relacionado con el proyecto.

Sin embargo, cuando concluyó el periodo legal para la construcción de la obra, esta Comisión celebró tres nuevos convenios con la empresa Odebrecht, dos por un monto de 606 millones 326 mil 672.42 pesos y uno más por 813 millones 366 mil 897.75 pesos.

Una vez terminadas las labores de construcción, con pagos cargados a la cuenta pública estatal, se iniciaron los trabajos de auditoría, los cuales fueron detenidos sin motivo ni causa aparente. En este hecho, también se detuvieron las fianzas de vicios ocultos de la empresa contratista, las cuales fueron liberadas hasta diciembre de 2013.

Veracruz no se quedó atrás a la hora de beneficiar al conglomerado brasileño, pues también lo favoreció a través de la construcción del Sistema de Agua y Saneamiento Metropolitano (SAMS), organismo hidráulico encargado de dotar de agua a más de 700 mil habitantes en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín.

Además, Odebrecht ha obtenido importantes contratos en la entidad, como el de Etileno XXI, el proyecto petroquímico más grande de Latinoamérica para la producción de polietileno, así como el del esquema terciario del Golfo de México en Chicontepec, al norte de Veracruz. También está a la espera de poder reactivar el plan de construcción de una hidroeléctrica en la zona ecoturística de Jalcomulco, ello pese a que comuneros de la cuenca se han manifestado en contra.
Entre tanto y por eso, no es de llamar la atención que el encabezado favorito para los medios locales sea: “Sentencian a Marcelo Odebrecht, el empresario favorito de Duarte”.

Deja un comentario

No Announcement posts