Turismo gastronómico ¿A qué sabe nuestro México?

Publicado Por

El autor es Director de Turismo del municipio Felipe Carrillo Puerto (2016-2018), Quintana Roo. Interesado por el Desarrollo Sostenible, se ha desempeñado como Profesional en Turismo Alternativo. Ha contribuido en diferentes espacios en Quintana Roo, participando en las actividades en pro del desarrollo sostenible en materia turística. Ha sido Vicepresidente de Jóvenes Empresarios de la Cámara Nacional de Comercio Delegación Chetumal en 2007 y Subdirector de Turismo del Municipio Felipe Carrillo Puerto (2008-2011 y 2013-2016). Forma parte de los miembros de la Alianza Mesoamericana de Ecoturismo México – Centroamérica.

Comer es sin duda una de las delicias más placenteras del mundo, así también una necesidad básica para poder sobrevivir, esto hace que comer sea algo obligatorio, pero con la opción de hacerlo con la libertad de escoger de acuerdo a nuestros gustos. Sin embargo esa libertad de opciones no siempre existió, ya que al principio de los orígenes del ser humano subsistió con lo que encontró en su entorno, ya sea cazándolo o cultivándolo.

Por ejemplo, el origen de la planta de la papa y de su tubérculo comestible se establece, según la evidencia científica actual, el año 8000 a.C. en el altiplano andino, aproximadamente en el sur del actual Perú. Durante siglos fue, junto al maíz, puntal clave en la alimentación de varias civilizaciones precolombinas. Así también el tomate es originario de los bajos Andes, y fue cultivado por los aztecas en México. Los Mexicas o aztecas lo conocían como xïctomatl, fruto con ombligo. Debido a esa palabra azteca “tomatl” los conquistadores españoles lo llamaron “tomate”.

Por otro lado, el grano del trigo que hoy es utilizado para hacer harina, harina integral, sémola, cerveza y una gran variedad de productos alimenticios, tiene su origen en la región asiática comprendida entre los ríos Tigris y Eúfrates, en la zona de Mesopotamia.

En el caso del arroz existen diversas creencias acerca de su origen y cómo tuvo lugar su expansión a través de todo el planeta, pero principalmente su origen se discute si fue en China o en India.

Lo común de todos los alimentos mencionados, es que cada uno fue la base alimenticia de las civilizaciones que existieron en las diferentes regiones del planeta en distintas épocas, y ayudaron a que esas civilizaciones trascendieran por muchos años.

Sin embargo, hoy en día el acceso a productos globales permite una serie de mezclas que permiten crear infinidad de comidas, que no solamente sirven de base para la subsistencia de nuestras civilizaciones, si no que nos brindan el gusto de tener momentos agradables con las personas que queremos y mucho más.

Actualmente existen platillos icónicos por país o región, tendencias como la comida fusión, que es un concepto general que se emplea en gastronomía para indicar tanto la mezcla de estilos culinarios de diferentes culturas como la mezcla de ingredientes representativos de otros países, mezcla de condimentos y/o especias, prácticas culinarias, que combinan los platillos nativos con preparación de alta cocina.

En el caso de México, la comida es tan rica y variada que en el año 2010 la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Solo imaginar comerse unos tacos al pastor de la ciudad de México, un rico mole en la ciudad de puebla, qué decir de unas tortas ahogadas de Guadalajara, un pescado frito del puerto de Veracruz, un ceviche en la ciudad de Campeche, un Tzik de Venado de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, o una Longaniza asada de Valladolid, Yucatán no cabe duda que la declaración de la UNESCO es bien acertada.

Todo el país es un colorido y diverso mosaico de sabores, que permite a los viajeros que llegan a México llevarse en su paladar la esencia de cada pueblo.

El reconocimiento del arte culinario mexicano trasciende con la dedicación que conductores reconocidos han tenido en sus programas de televisión como  Anthony Burdain, en Sin Reservas o el Chef Jesús Gibaja con la Cocina en los Pueblos Mágicos.

Es momento que ese espíritu explorador pruebe por sí mismo la variedad gastronómica que existe en México y descubran por si mismos a que sabe nuestro país.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: