Para detonar el crecimiento: Economía con conciencia social

Publicado Por

Jorge JuraidiniPor su complejidad y posibilidad de elevado contagio global, la crisis financiera que puede desatarse a escala internacional tendría efectos devastadores. Sería ingenuo pensar que la economía mexicana, una de las más abiertas del orbe, esta situación.

Sin embargo, existen algunas medidas que, independientemente de la situación económica mundial, pueden y deben irse tomando para aspirar a la prosperidad que los mexicanos merecen.

En esencia, en el ámbito interno necesitamos invertir en el desarrollo humano mediante nuevos procesos y tecnologías, así como recuperar el papel del Estado como promotor de una distribución de recursos más equitativa.

Por lo que se refiere al ámbito externo, cada vez es más urgente explorar opciones de diversificación pues Europa y Estados Unidos, nuestros socios tradicionales, se encuentran inmersos en problemas internos. Finalmente, es fundamental discutir la importancia del ámbito local y del trabajo del legislador en las nuevas condiciones mundiales.

SER COMPETITIVOS, LA CLAVE

Iniciativas para hacer de México

Ante las condiciones adversas en la economía global, es evidente que México tiene que prepararse para cualquier eventualidad. Una actitud más comprometida con el futuro invita a pensar en conceptos como productividad y competitividad, así como replantear la política exterior para insertarse mejor en el entorno internacional.

Asimismo, no se puede soslayar que un sistema educativo debe generar ciudadanos más competitivos. En este sentido, las políticas públicas y el trabajo legislativo deben velar por el establecimiento de mecanismos claros, sencillos, eficientes y rápidos para la vinculación entre las universidades, los centros de investigación y los sectores productivos. Una tarea esencial tiene que ser poner a las nuevas generaciones en contacto con la actual realidad global.

Evidentemente, en todos estos retos, el legislador desempeña un papel central, teniendo que adecuar el marco legal a las necesidades del siglo xxi. Particularmente, el Senado, como garante de una política exterior con rumbo yresponsable de la aprobación de tratados internacionales, tiene como retos principales: fomentar la diversificación —acercarse a regiones olvidadas como Sudamérica o Asia—; vincular la producción interna con nuevos mercados como el asiático, mediante acuerdos comerciales y dar seguimiento a las alianzas ya existentes. México mantiene más de 40 acuerdos de libre comercio con países de todos los continentes, forma parte de la OCDE, del G-5, del G-20 y es considerado un interlocutor confiable por su compromiso con la solución pacífica de controversias y su convicción multilateral. Las ventanas de oportunidades existen, falta transformarlas en realidades para México.

DESARROLLO SOCIAL PARA LA IGUALDAD

GenteSi la competitividad se limita a ser la capacidad para mejorar la posición de las empresas e incrementar las ganancias, el desarrollo humano será muy pobre. Por ello, el trabajador y su familia tienen que ser el objetivo principal del incremento en la productividad, de la expansión e inserción en los mercados, de los cambios tecnológicos y de los benefi cios resultantes que permitan la ampliación de las libertades de la población. Actualmente nos ubicamos en el lugar 56 del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas.

La economía está estancada y la inversión nacional no crece porque el mercado interno es débil, ya que la mayoría de las familias no tiene recursos para atender más que sus necesidades básicas. Precisamente, para poder subsanar los errores del pasado, la política económica no debe deslindarse de la política social.

ESTADOS Y LEGISLADORES EN EL SIGLO XXI

Jorge Juraidini 1.jpgEn los años venideros, los estados de la república irán adquiriendo un papel más predominante. La descentralización tiene como consecuencia el surgimiento de nuevos polos de poder. En ese sentido, pocas entidades han fomentado la productividad y el desarrollo económico de vanguardia como Puebla. No obstante, ante un entorno cada vez más competitivo e interconectado resulta indispensable trascender las fronteras: ¿Dónde está Puebla frente a Río de Janeiro, Moscú, Nueva Delhi o Shanghái?

Puebla ofrece una amplia gama de posibilidades. El volumen de la economía del estado representaba en 2004, 3.4 por ciento del total de la economía de México, lo que le colocaba en ese año como la novena economía estatal del país.

El mayor sector en la entidad es el de la industria manufacturera, que contempla la maquila, especialmente de productos textiles.

Aunado a lo anterior, varios indicadores y estudios permiten a los poblanos ilusionarse con un futuro promisorio, dado que Puebla destaca actualmente en distintos rubros, por ejemplo: es el séptimo estado más seguro de la República Mexicana; en el tema agrícola, el valor de la producción del campo supera los 27 mil millones de pesos (mdp); también es la 10ª entidad en generación de empleo en establecimientos manufactureros, y se ha convertido en un referente en educación.

Por otro lado, el trabajo realizado en la Cámara de Diputados tiene como motor la convicción de que un legislador debe ser un inteligente arquitecto de leyes, pero también, debe tener amplitud de miras para aprovecharlas oportunidades del presente y permitir que los ciudadanos se beneficien en el futuro de éstas.

Un legislador contemporáneo no debe perder el arraigo al lugar donde nació, pero necesita enterarse de las tendencias a escala internacional.

Actualmente es fácil que las promesas de modernidad nos hagan olvidar la dimensión social de la economía. Hay que tener cuidado con esto, pues sólo incluyendo a las personas, México encontrará la manera de hacer que sus vínculos con el exterior le beneficien y, más importante, encontrará su propio camino en el mundo que viene.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: