Concretos reciclados, una nueva cultura

En Europa, desde hace 20 años se cuenta con leyes para el manejo de residuos de la construcción y su reciclaje; en México aún falta regulación, pero ya se reutiliza cascajo para el asfaltado

Construccion

FOTO: DREAMSTIME

En las zonas urbanas del país ocurren procesos de transformación continua y las adaptaciones en infraestructura, en específico, generan desperdicios que no se pueden tratar de manera ordinaria; tal es el caso de los desechos que conocemos como cascajo y que aún tienen posibilidades de reutilizarse.

El Plan de Manejo de Residuos de la Construcción y la Demolición (RCD) de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) señala que únicamente 4 por ciento de las más de 17 mil toneladas de cascajo que se generan por día (6 millones de toneladas por año), tiene una disposición adecuada conforme a la norma; 3 por ciento es aprovechado en reciclaje y un 1 por ciento se reúsa.

El resto se deposita de manera ilegal o clandestina en barrancas, predios abandonados, rellenos sanitarios o se deja en la vía pública, lo que constituye un grave problema en vista de que reduce de manera significativa la vida útil de los depósitos destinados a desechos urbanos y constituye un factor de riesgo cuando se abandona en las banquetas al obstaculizar el tránsito.

RECICLAR Y AHORRAR SIN CONTAMINAR

De acuerdo con datos del Plan de Manejo, 87 por ciento de los RCD son materiales de excavación, concreto y prefabricado, es decir, bases hidráulicas, concretos hidráulicos, postes de cemento, carpetas asfálticas, arena, piedra, block-tabique, tabicones, adoquines, mamposterías, ladrillos, tubos de albañal, mortero, adocretos y bordillos, entre otros.

Otro 12 por ciento corresponde a residuos de materiales como yeso, muro falso, madera, cerámica, plástico, metales, láminas, vidrios, papel y cartón.

Actualmente, diversos países europeos cuentan con leyes para evitar que los RCD sean depositados en sitios no adecuados para este fin; estos marcos regulatorios cuentan con más de 20 años de existencia. Por ejemplo, Dinamarca recicla el 100 por ciento de este tipo de desechos, en tanto que en México aún se explora este camino.

Luis MAnuel Anguiano Zamora - copia

Luis Manuel Anguiano Zamora / FOTO: ROSALÍA MORALES

Al respecto, Luis Manuel Anguiano Zamora, gerente nacional de Pavimentos Urbanos de Cemex, comenta que la reutilización de RCD es totalmente viable. “Este tipo de reciclaje te ayuda a ahorrar muchos recursos naturales al utilizar lo ya existente; al reutilizar los RCD en nuevos materiales para asfaltado se evita incluir materiales vírgenes que se contaminan y ya no se pueden utilizar en otro tipo de obras con menor impacto ambiental.”

Anguiano Zamora afirma que “en el país el tema aún está muy ‘verde’, ya que los proyectos que se trabajan se pueden contar con los dedos de la mano, pero la intención es impulsar esa nueva visión, esa nueva cultura del reciclaje de desechos de construcción para seguir trabajando para optimizar recursos y favorecer al ambiente”.

La carretera Guadalajara-Tepic es un caso exitoso en la implementación de reciclaje de materiales. Estaba hecha en un principio con concreto hidráulico, el cual fue procesado y reutilizado en la misma carretera. Este tipo de acciones producen ahorros de hasta 40 por ciento del costo de la materia prima para la construcción.

LAS OPCIONES

Al día de hoy, en México sólo existe una planta de inversión privada para el reciclaje de los RCD, que se encuentra en el Distrito Federal, la cual ofrece una gama de productos para el asfaltado, base de vialidades y acostillado de tuberías.

Las principales aplicaciones que se ofrecen en México para los productos del reciclaje son: estabilización de suelos, conformación de terrenos; sub base en vialidades, relleno en estacionamientos o jardines; base en vialidades, construcciones de terraplenes o como material para plantillas; recibir y acostillar tuberías, rellenos, firmes en banquetas o edificaciones pequeñas; pueden ser empleados como cubierta en rellenos sanitarios, andadores y ciclopistas.

En el resto del país aún faltan marcos regulatorios que vigilen la correcta disposición de este tipo de residuos. Tenemos que, a nivel nacional, existen únicamente 19 sitios de confinación autorizados distribuidos en cuatro entidades, encontrándose la mayoría en el Estado de México que cuenta con 14; Baja California tiene tres; uno en Guanajuato y otro más en el Distrito Federal.

También existen proyectos de investigación para utilizar los RCD en el asfaltado de vialidades, cuyo objetivo es reducir costos, que sea amigable con el ambiente y que ofrezca una mejor respuesta ante el uso y las condiciones ambientales.

En la Gaceta del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIUNAM), se publicó el estudio “Residuos de construcción y demolición, una alternativa para la construcción de carpetas asfálticas”, en el cual se evaluó el desempeño de mezclas elaboradas con agregados producto del reciclado de RCD.

En dicho documento se concluye que en la construcción de carreteras urbanas el reciclado es viable desde el punto de vista de la susceptibilidad al daño por humedad y a la deformación permanente. Estudios adicionales permitirán definir porcentajes de RCD.

Deja un comentario

No Announcement posts