>

Llevan retretes sustentables a Chiapas.

Publicado Por

WC Agosto 2013Chalchihuitán, Chiapas, es uno de los municipios más pobres del país. Poco más de 96 por ciento de su población se encuentra en esta condición, según cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Ahí, la Universidad Politécnica de Chiapas, en colaboración con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), se ha dado a la tarea de proporcionar baños sustentables a las familias.

A través del proyecto Construcción del Sanitario Ecológico Seco SES-UP, un grupo de especialistas de la carrera de Ingeniería en Tecnología Ambiental de dicha universidad instalaron sanitarios secos en los hogares de 10 familias de este municipio, que carecen del servicio de drenaje y alcantarillado. Los inodoros son tan eficientes y cómodos como los sanitarios de descarga de agua, además de que su diseño les permite adaptarse a las condiciones de cualquier hogar.

En un baño seco no se necesita agua para eliminar los desechos. La taza está diseñada para separar las heces de la orina y depositarlas en recipientes especiales que contienen sustancias como cenizas, aserrín y cal.

Minerva Gamboa, investigadora de la Universidad Politécnica de Chiapas y coordinadora del proyecto, explica que gracias a un proceso de deshidratación y acción bacteriana aeróbica —que dura entre cuatro y seis meses— la materia fecal experimenta una reducción de volumen considerable, pierde los malos olores y se transforma en una sustancia similar a la composta que se puede utilizar para nutrir el suelo de jardines y huertos.

La académica refiere que una de las principales ventajas del uso de inodoros secos es que ayudan a disminuir la propagación de agentes patógenos causantes de enfermedades. Actualmente la Universidad Politécnica de Chiapas realiza estudios de la composta obtenida en dichos sanitarios, para determinar su calidad.

SOLUCIÓN VERSÁTIL.

La idea de llevar baños ecológicos a las comunidades de Chalchihuitán surgió por la necesidad de hallar una solución a la crisis de saneamiento que existe en ese municipio. “Se requería de una opción respetuosa con el medioambiente, pero que además fuera de bajo costo y no necesitara de un mantenimiento mayor”, detalla Minerva Gamboa.

También comenta que estos dispositivos se pueden instalar además en comunidades donde los mantos freáticos se encuentran tan cerca de la superficie que el uso de letrinas ocasiona que el agua destinada al consumo humano se contamine.

La colocación de retretes secos también es ideal para sustituir las fosas sépticas que existen en muchas de estas comunidades, por lo que los creadores del sanitario ecológico SES-UP ya analizan la posibilidad de replicar dicho modelo en los municipios vecinos de Comitán y La Trinitaria.

“La forma en que opera el sistema es bastante sencilla pues aprovecha la degradación natural de los residuos con la ayuda de cal o cenizas, por lo que no se necesita poseer un conocimiento técnico avanzado para ponerlo en funcionamiento”, afirma Gamboa Sánchez, quien agrega que la instalación tampoco requiere de personal especializado, así que los pobladores pueden participar sin problemas en la colocación de baños secos en sus propios hogares.

Este proyecto le mereció a la Universidad Politécnica de Chiapas el Premio Estatal de Ecología 2012, en la categoría de Desarrollo de Tecnologías Ambientales. “El galardón fue un gran estímulo para quienes nos dedicamos a la investigación en materia de tecnología ambiental. Durante varios meses de estudios y de arduo trabajo contribuimos con nuestro esfuerzo para generar investigación y poner en marcha ideas que nos permitieran desarrollar soluciones capaces de reducir el daño que la actividad humana ha generado en el entorno”, apunta Minerva Gamboa.

DESECHOS, UN BIEN DE CAPITAL.

Josefina Mena-Abraham, presidenta del Grupo de Tecnología Alternativa —una organización mexicana dedicada al desarrollo de soluciones para reciclar desechos domésticos— sostiene que la falta de una transformación positiva de los residuos va en detrimento de la salud pública y de la economía familiar.

La especialista sostiene que la puesta en marcha de los baños ecológicos de Chalchihuitán es necesaria para erradicar problemas sociales como la carencia de servicios básicos. “Necesitamos unir esfuerzos y que nuestras universidades retomen los conocimientos que se han adquirido en materia de sustentabilidad y aplicarlo en sus comunidades”, afirma.

No obstante, Mena-Abraham apunta que aún hace falta afinar este tipo de tecnologías, pues a pesar de que su uso se ha extendido por casi todos los países de América Latina, la eliminación de agentes patógenos del abono obtenido a partir de desechos fecales tratados con cal y ceniza todavía necesita perfeccionarse.

“No sólo se trata de quedar a la defensiva, evitando contaminar; se trata de pasar a la ofensiva y transformar nuestros desechos en un bien de capital, como los biofertilizantes, para regenerar los suelos agrícolas e incrementar su capacidad de producción”, concluye.

 

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: