Promueven ecoturismo en Oaxaca

Publicado Por

PuenteLa necesidad de encontrar una alternativa a su economía sustentada en la agricultura, hizo que el municipio de Santiago Yosondúa, Oaxaca, emprendiera un diagnóstico integral de las posibilidades productivas de la comunidad. La respuesta fue voltear hacia el turismo y aprovechar la riqueza natural de sus montañas.

“A través de asambleas, talleres y reuniones, se levantó en 2008 un diagnóstico de las necesidades de la población para impulsar proyectos productivos. De ahí surgió la idea de fundar el Parque Natural Yosondúa”, explica el presidente municipal Silviano Santiago Sánchez.

El Parque Natural Yosondúa fue impulsado por el municipio —gobernado en ese tiempo por Viliulfo Ramírez Lazola—, así como por la Asociación Mexicana de Turismo Alternativo (Amtave), además de las secretarías de Economía (SE) y la de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

El inicio no fue sencillo. Se tuvo que integrar un plan de negocio que aprovechara la biodiversidad de la región para crear un parque ecológico que generara empleos, activara la economía de la zona y al mismo tiempo contribuyera a mejorar algunos problemas ambientales, como la contaminación de los ríos.

la conformación del proyecto

Se determinó que el Parque Natural Yosondúa abarcaría más de 88 hectáreas de extensión, lo que involucra a las comunidades de Cascada, Vergel y Cabandihui. La administración quedó en manos del Comisariado de Bienes Comunales, por tratarse de tierras comunitarias.

También se realizaron gestiones y se adquirieron recursos extraordinarios de los otros dos niveles de gobierno, lo que triplicaría los recursos municipales. Las propuestas de inversión se realizaron a través de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Sagarpa. El avance fue lento, pero en 2010 llegó la recompensa.

El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) reconoció en ese año al Parque con el premio Gobierno y Gestión Local.

Los trabajos de la primera etapa contaron con una inversión de 625 mil pesos. “Se construyó un restaurante con palapas y un mirador turístico. La obra fue financiada por el gobierno estatal, mientras que la mano de obra fue proporcionada por el municipio y la comunidad, como se hizo en todo el proyecto”, explica Silviano Santiago.

El siguiente paso fue el levantamiento del principal atractivo del parque: un puente colgante de 134.7 metros de largo que cruza sobre la cascada La Esmeralda, la cual tiene más de 100 metros de caída de agua y desemboca al río del mismo nombre. El puente costó 400 mil pesos.

La última etapa consistió en la construcción de dos cabañas para hospedaje, con una inversión de 380 mil pesos. “Hasta el momento, el municipio ha invertido 1.5 millones de pesos (mdp) aproximadamente. Estos recursos se han aplicado básicamente al pago de mano de obra, dado que es el gobierno estatal quien se ha encargado del material”, asegura Santiago Sánchez.

DEMANDA TURÍSTICA

México es un líder mundial en materia de biodiversidad, ya que constituye uno de los cinco países más ricos en especies de plantas y anfibios, el segundo en reptiles y el tercero en mamíferos. En diversidad de ecosistemas, México ocupa, junto con Brasil, el primer lugar de América Latina.

Lo anterior ha favorecido que, desde la década de 1990, el turismo de naturaleza haya mantenido un crecimiento constante en nuestro país, debido, entre otras razones, a su versatilidad, ya que se subdivide en ecoturismo, turismo de aventura y turismo rural. Empresas de tipo comunitario, ejidales, familiares y privadas han encontrado en las montañas y bosques de México una alternativa de negocio sustentable.

Incluso, desde 2004, este tipo de actividades han crecido tres veces más rápido que el turismo convencional, refiere la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Ubicado a cinco horas y media de la capital del estado de Oaxaca, el municipio de Santiago Yosondúa se erige como un ejemplo de los beneficios que genera, para la comunidad, la presencia de un espacio de este tipo.

Por ejemplo, el año pasado durante las fiestas patronales en honor a Santiago Apóstol —del 22 al 26 de julio— se recaudaron alrededor de 50 mil pesos, tan sólo por el cobro de peaje para cruzar el puente, a razón de 10 pesos por persona, informó Silviano Santiago.

Sobre el Municipio

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: