Crearán escuela del agua

Esta administración apuesta por la capacitación de los trabajadores para manejar con eficacia los recursos naturales, humanos y financieros en materia hidráulica

David-cuauhtemoc-galindo-delgado

David Cuauhtémoc Galindo Delgado
FOTO: CORTESÍA DEL AYUNTAMIENTO DE NOGALES

Nogales, Son.- La iniciativa de impulsar una escuela que capacite a los responsables de los organismos operadores de agua potable y alcantarillado, así como la implementación de celdas fotovoltaicas en una planta potabilizadora, figuran dentro de la estrategia que provea de agua al municipio.

Así lo plantea el presidente municipal, David Cuauhtémoc Galindo Delgado, quien en entrevista con Alcaldes de México asegura que la capacitación de trabajadores es la clave para optimizar el sistema de agua en la demarcación que gobierna.

FUNCIONARIOS, A LA ESCUELA

El alcalde, quien llegó a gobernar Nogales bajo los colores del Partido Acción Nacional (PAN), plantea una iniciativa que impulse la primera escuela dirigida a los empleados de organismos operadores de agua potable.

La también llamada “Escuela del agua” es un plan que pretende capacitar a los empleados del rubro para manejar con eficacia los recursos naturales y humanos, así como los financieros, a fin de hacer a estas dependencias productivas y rentables.

La iniciativa comenzó a partir de un estudio elaborado por la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), apoyados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm) para conocer la situación de los organismos en el país, sus deficiencias y áreas de oportunidad.

Tras esta investigación, concluyeron que la optimización de los recursos es un problema de instrucción centrado en los organismos operadores, ya que algunos trabajadores ignoran cuáles son las nuevas técnicas de mantenimiento, gestión, administración de recursos y manejo adecuado de finanzas.

Uno de los primeros pasos hacia la futura institución fue el Seminario sobre Gestión Sostenible del Agua en Municipios, que se llevó a cabo en febrero pasado en la Ciudad de México, dirigido a presidentes municipales y directores de sistemas operadores de agua potable y alcantarillado.

Luego de este encuentro, el ayuntamiento de Nogales plantea llevar a cabo capacitaciones subsecuentes, ya sean regionales o en línea, pues los municipios fronterizos tienen convenios binacionales con Estados Unidos para obtener fondos internacionales, por ejemplo, con la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (Cocef), la cual exige la certificación para los titulares de los organismos operadores de agua potable.

Aunque ese no ha sido el único intento, “hace algún tiempo se planteó que hubiera una escuela del agua y se tenían algunos cursos en Monterrey y en la Ciudad de México, pero el problema era que los organismos operadores no tenían recursos para enviar a su gente a capacitarse”, apunta el edil.

Derivado de la firma del convenio de colaboración con la Conamm y el arranque del seminario convocado por ambos organismos, el gobierno de Nogales involucrará paulatinamente a los funcionarios en su preparación.

Por ello, Galindo Delgado apuesta a que se convierta en un programa preestablecido con el que trabajen los empleados municipales.

“Partiendo de ese precepto que ya se lleva a la práctica, y que vuelve profesional el trabajo de los organismos operadores al garantizar, independientemente del cambio de administración, que un organismo tenga el manejo a largo plazo con gente preparada”, menciona.

Asimismo, este año Nogales invertirá cerca de 60 millones de pesos (mdp) en infraestructura de recursos hídricos y drenaje. Como parte de estas acciones, la administración municipal mantiene en periodo de prueba la operación de un sistema de celdas fotovoltaicas en la planta de tratamiento de aguas residuales que aún está en funciones mediante energía eléctrica. La primera de su tipo en el país.

Según Galindo, con el cambio en la mecánica de la planta, el municipio ahorrará cerca de 500 mil pesos mensuales en el consumo de energía, y para ello comenzaron con la renovación de motores de extracción y rebombeo, aunque este sistema fue instalado desde el trienio anterior, no había sido puesto en marcha.

La capacidad de la planta de tratamiento está al 110 por ciento, asegura Galindo Delgado, y opera a su máxima capacidad, aunque con un recurso adicional se podría ampliar.

Además, tienen un programa con recursos de Cocef y el Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN) con el que se ampliará la red en las colonias que conforman el circuito de agua potable y drenaje de Nogales, en el que invertirán 134 mdp durante dos años.

UNA CUENTA PENDIENTE

Actualmente, el ayuntamiento de Nogales tiene un adeudo con la Sección de Estados Unidos de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, Estados Unidos y México (CILA) por 3 millones de dólares (mdd). Debido a que las aguas residuales de Nogales tienen salida hacia la entidad estadounidense de Arizona, y a su vez, ellos mantienen una planta tratadora de aguas residuales internacionales, ellos cobran al municipio mexicano, aunque la administración pasada dejó de pagar a este organismo.

Lo anterior derivó en el envío de tres notas diplomáticas desde Washington D.C. a la Presidencia de la República, menciona el alcalde.

Hace 10 años el municipio de Nogales firmó un tratado con la CILA y este organismo ha sido responsable de la aplicación de los tratados de límites y aguas entre ambos países, así como de resolver las diferencias por su aplicación.

Parte de la optimización en el manejo del organismo permitirá que, además de hacer frente al gasto corriente e invertir en la optimización de las plantas de tratamiento residual, el ayuntamiento abonara 100 mil dólares mensuales a la deuda heredada. “Con la nueva planta de tratamiento ya no pagaríamos ni un solo peso a Estados Unidos”, concluye el edil.

Deja un comentario

No Announcement posts