Más industria, la meta del nuevo gobierno

Publicado Por

A pesar de su privilegiada ubicación, los esfuerzos para atraer inversión al municipio han sido insuficientes; el objetivo es reactivar esa vocación

Alfonso-martines

Alfonso Jesús Martínez Alcázar / FOTO: CORTESÍA DE LA PRESIDENCIA MUNICIPAL DE MORELIA

Morelia, Mich.- No suelen venir a la mente cosas agradables cuando se habla de Michoacán. La violencia que asoló a la entidad en tiempo reciente, debido a los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado, policías comunitarias y fuerzas estatales y federales, dejó la percepción de que visitar ese estado es peligroso, incluso en su ciudad capital.

Pero la realidad es absolutamente distinta, asegura el presidente municipal de la capital michoacana, Alfonso Jesús Martínez Alcázar, el primero en la historia de la entidad que llegó al cargo por la vía de la candidatura independiente.

“Michoacán es muy grande. La zona donde más problemas ha habido últimamente, y que no obstante ha mejorado mucho, está a tres horas y media de Morelia. Se puede venir con toda la tranquilidad; sí, tenemos problemas de inseguridad pero no de la que se ha generado en otras partes del estado, tenemos asaltos en la calle, robo a casa habitación, por ejemplo, pero también tenemos tranquilidad en muchos lugares de la ciudad y en la zona turística”, sostiene.

El edil, quien inició su gestión al frente del ayuntamiento en septiembre de este año, ha detectado tres desafíos que urge resolver: generar desarrollo para que haya más empleos; mejorar la calidad en los servicios públicos y optimizar la movilidad urbana.

Alfonso Martínez sabe que superar el primer desafío de su lista no será una tarea fácil, pues aunque es una metrópoli que ofrece ventajas competitivas, todavía no ha sido aprovechada su vocación industrial, ya que, entre otras cosas, el municipio goza de una privilegiada ubicación estratégica.

“Es un lugar que tiene a tres horas el puerto de Lázaro Cárdenas; a tres horas el Distrito Federal; a dos horas está Guadalajara, Jalisco, así como León, Guanajuato, y Querétaro a hora y media. Hay un diamante de desarrollo económico en el país, en el que uno de los vértices es Morelia y es el menos desarrollado; los otros, más desarrollados, son León, Querétaro, el Distrito Federal y Guadalajara”, refiere el mandatario local.

VOCACIÓN DESAPROVECHADA

Una de las primeras acciones que Martínez Alcázar pondrá en marcha para detonar el crecimiento del municipio, será la creación de un nuevo parque industrial. Hoy día, Morelia cuenta con un complejo de este tipo, con una extensión de 395 hectáreas, sin embargo, el presidente municipal explica que sólo la mitad de esa área —aproximadamente 200 hectáreas— es utilizada; de ellas, 70 por ciento corresponde a bodegas y sólo el 30 por ciento restante concentra actividades industriales.

“Se preguntarán por qué otro parque industrial, si todavía hay cerca de 200 hectáreas disponibles de las otras instalaciones: sucede que esas hectáreas se vendieron a personas que no incluyeron una cláusula que dijera que si no ponían una empresa tenían que regresar ese terreno al gobierno, entonces lo compraron personas que ni instalan una empresa, ni producen nada, por lo tanto, no hay lugares para las compañías que quieran instalarse en esa parte de la demarcación”, detalla.

En fechas recientes, el edil se reunió con empresarios chinos interesados en invertir en Morelia para instalar una fábrica de calentadores solares. En esa reunión, el alcalde manifestó que la empresa asiática sería la punta de lanza que motivará a más inversionistas nacionales y extranjeros a instalarse en el nuevo parque industrial.

La apuesta de la actual administración no se concentra sólo en detonar la industria, hay que voltear a ver al campo para darle un impulso adicional a la economía, así como para combatir la pobreza en las zonas rurales, asegura Alfonso Martínez.

“Necesitamos generar desarrollo para que las personas no tengan la necesidad de emigrar a la ciudad, donde la pobreza es más lacerante. ¿Cómo pensamos hacerlo? Con agricultura protegida. Hay lugares en Morelia donde ya se siembra fresa. Para tener una idea, una hectárea de maíz genera tres o cuatro empleos, y en esa zona producen entre una y tres toneladas por hectárea, cuando en zonas productivas se generan entre 9 y 12 toneladas. Una hectárea de fresa puede generar hasta 80 o 100 empleos, entonces tenemos que apostarle a este modelo”, plantea.

El ayuntamiento de Morelia es uno de los 29 que integran la denominación de origen del mezcal en Michoacán, por lo que esa es otra ventana de oportunidad, apunta el presidente municipal. Asimismo, sugiere apostarle al mejoramiento del ganado y de las semillas, con el objetivo de incrementar la producción de carne y vegetales.

EXPERIENCIA INDEPENDIENTE

Si bien el reto de hacer de ésta una ciudad de vanguardia y un ejemplo de desarrollo económico para el país parece una empresa complicada, el edil ha enfrentado con éxito situaciones adversas. Un botón de muestra es haber sido electo como alcalde sin el respaldo de un partido político.

El munícipe explica que a lo largo del proceso electoral se tuvo que enfrentar a los intereses de partidos que querían bloquear su propuesta.

También comenta que tuvo que sobreponerse a cuatro impugnaciones a su candidatura independiente. En la primera impugnación el argumento fue que los colores del logotipo del candidato eran similares a los de otro partido; la segunda, fue por emplear espectaculares para dar a conocer que requería de firmas para ser candidato; la tercera, porque en los cuatro módulos donde se recabaron las firmas se colocaron mesas de registro, y la cuarta fue promovida porque no había renunciado un año antes a la candidatura.

“Fueron cuatro batallas legales contra partidos que cuentan toda una estructura, equipos de abogados, representantes en los órganos electorales y nosotros no”, finaliza.

Deja un comentario

No Announcement posts