>

No a los “antros” clandestinos

Publicado Por

Enrique VargasAzcapotzalco, DF.- En la demarcación más industrializada de la capital del país, donde se han establecido cientos de empresas, la incidencia delictiva ha disminuido hasta 30 por ciento debido a las acciones de recuperación de espacios públicos y la promoción de la cultura, pero también por la coordinación entre las autoridades delegacionales y la policía del Distrito Federal, asegura Enrique Vargas Anaya, jefe delegacional de Azcapotzalco.

“Aquí el secreto está en la coordinación con la policía y las acciones preventivas, en eso hemos trabajado y ha dado resultado. Los delitos más frecuentes en nuestra delegación son el asalto a transeúnte y el robo a transporte público, el robo a vehículo con y sin violencia, el asalto a mano armada y robo a casa habitación”, comenta el funcionario.

Como parte de las acciones en materia de seguridad, Vargas Anaya —quien llegó al cargo de la mano del PRD— destaca el combate a las fiestas clandestinas. “Prohibimos esas reuniones y cada vez que encontramos una la desactivamos, porque los jóvenes alcoholizados o bajo el influjo de sustancias adictivas se vuelven muy peligrosos en la vía pública.”

Por ejemplo, en una operación policiaca realizada el año pasado, fueron suspendidos de sus actividades cinco establecimientos mercantiles, de los cuales destaca un autolavado que funcionaba como discoteca clandestina, ya que en su interior se descubrieron a 100 personas —entre ellas varios menores de edad—, a quienes se les cobraban 30 pesos para ingresar y se les vendían bebidas alcohólicas.

Vinculada con estas políticas, la delegación también ha emprendido grandes esfuerzos por rescatar espacios públicos. Azcapotzalco cuenta con 100.57 hectáreas de ese tipo de zonas, apenas 2.2 metros cuadrados para cada uno de sus 414 mil 711 habitantes de la demarcación.

Para cuando Enrique Vargas Anaya concluya su gestión habrá entregado siete hectáreas de nuevos espacios públicos. “Hay zonas deportivas que durante 40 años no habían recibido una inversión de rehabilitación mayor y nos dedicamos a rehabilitarlas, porque consideramos que debemos tener espacios dignos para los jóvenes y los niños, ya que son instrumentos para atraerlos hacia actividades recreativas.”

ALREDEDOR DEL TREN

Cuadro socioeconómicoOtro de los programas más importantes es el mejoramiento de los márgenes de las vías del tren que atraviesan la delegación. En esas zonas, el gobierno delegacional ha emprendido acciones de limpieza, mantenimiento de fachadas en las viviendas, reparación de drenaje y tubería de agua potable, sustitución y colocación de luminarias, siembra de pasto e instalación de juegos infantiles.

Asimismo, mediante un programa de rescate de zonas de alta marginación, el gobierno delegacional rehabilitó espacios ociosos y, en algunos casos, usados como tiraderos de basura en más de 20 colonias para construir dos ciclovías: la primera con una longitud de 4.6 kilómetros y la segunda de 1.2 kilómetros.

Estas obras se complementaron con la rehabilitación de áreas verdes y la instalación de juegos infantiles y gimnasios para adultos mayores, modernización de la infraestructura urbana con redes de agua y drenaje, pavimentación, reconstrucción de banquetas, balizamiento vehicular y peatonal, retiro de escombros y tiraderos de basura.

FOMENTO EMPRESARIAL

Avances en seguridadPara aprovechar la vocación industrial de Azcapotzalco, la administración local también ha impulsado un amplio programa de apoyo a emprendedores, dirigido principalmente a madres solteras, a quienes se les capacita en la elaboración de un plan de negocios, la ejecución de proyectos empresariales y la gestión de financiamientos para su operación.

“En estos primeros dos años de trabajo hemos capacitado aproximadamente a 2 mil mujeres, con lo que buscamos que se autoempleen o que construyan grupos solidarios para establecer algún negocio o empresa.”

La delegación cuenta con un Centro Incubador de Negocios que brinda asesoría especializada en aspectos como diseño gráfico, diseño industrial,administración y finanzas. También otorga apoyo para la obtención de capital semilla, seguimiento de procesos, posicionamiento de marca y orientación especializada en mercadotecnia.

Otra vertiente del impulso empresarial es la vinculación de las unidades productivas con el sector académico. En 2010, aproximadamente 21 empresas y 14 escuelas de la delegación firmaron un acuerdo de colaboración, intercambio y vinculación, con el propósitode postular candidatos de calidad a los puestos vacantes y capacitar a quienes lo necesiten.

“En Azcapotzalco tenemos una enorme cantidad de escuelas tecnológicas y la mayor cantidad de fábricas y unidades productivas de todo el Distrito Federal, tenemos más de 500 empresas tan sólo en la zona industrial de Vallejo, lo que nos facilita estrechar los vínculos. Además, cada tres meses tenemos encuentros en los que se ofrecen empleos y también aprovechamos para relacionar a los egresados con las empresas”, explica Vargas.

Adicionalmente, la delegación cuenta con un Centro de Vinculación Empresarial que proporciona servicios de consultoría sobre fuentes de financiamiento, esquemas de organización de negocios, oportunidades de comercialización, información económica, estadística y geográfica a micro, pequeños y medianos empresarios.

Ante las difi cultades de miles de personas para encontrar trabajo, la delegación ha promovido la realización de ferias de empleo que, hasta el cierre del año pasado, sumaron 16 mil 775 puestos vacantes ofrecidos para un total de 3,760 buscadores de empleo, 84 por ciento de los cuales han logrado colocarse en el sector formal de la economía.

AL RESCATE DE LA MEMORIA

AzcapotzalcoVargas Anaya sostiene que la recuperación de la cultura, la historia y las tradiciones de Azcapotzalco es otra de las prioridades en su administración, por lo que su gobierno ha puesto un interés muy particular en construir casas de cultura para formar cronistas dedicados a estudiar y difundir el legado histórico de la localidad.

“Le estamos apostando al rescate de la historia y de las tradiciones creando nuevas casas de cultura. Hicimos una que se está especializando en ajedrez y estamos construyendo una casa del cronista que ofrecerá conferencias y encuentros de cronistas.También estamos creando una casa de cultura nueva en la zona industrial, para que los lugares aislados por la industria tengan un espacio de este tipo”, comenta el delegado.

Reconoce también que aún hay trabajos pendientes, como el mantenimiento de los deportivos Renovación y Ceylán, ubicados en los extremos de la delegación, así como la consolidación del programa Héroes de Barrio para apoyar a talentos deportivos, mediante incentivos económicos, con la condición de que sean constantes en la práctica de alguna disciplina.

POLÍTICO DESDE SIEMPRE

Enrique Vargas Anaya estudió Lengua y Literatura Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), pero siempre estuvo cerca de la política. “Mi madre era dirigente sindical, de tal manera que yo crecí y me desarrollé en los mítines a los que invitaban a mi madre; siempre la acompañaba, así que siempre he estado en la política”, comenta.
Fue así que, en la década de 1990, se desempeñó como coordinador de Comunicación Social de las fracciones legislativas del PRD en la Cámara de Diputados y, posteriormente, de 2006 a 2009, fue diputado por el Distrito III en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, cargo al que renunció para contender por la jefatura delegacional en Azcapotzalco. “Y hasta la fecha aquí estoy, haciendo política”, concluye el funcionario.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: