No nos hagamos “de la vista gorda”

Publicado Por

Mauricio FernándezSan Pedro Garza García, NL.- Directo, folklórico y retador, así es el presidente municipal Mauricio Fernández Garza. Un personaje que, pese a la lluvia de críticas, sostiene que sus métodos para enfrentar a la delincuencia, como el extinto grupo Los Rudos, han dado resultados palpables en la demarcación, porque —a diferencia de otros colegas suyos— él no se ha hecho “de la vista gorda”.

Además, ha desafiado al gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, y al mismo Gobierno Federal, por oponerse al modelo de mando único policiaco, al grado de interponer a principios de este año una controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Pero al alcalde del municipio más rico del país no le preocupa el qué dirán. En éste, su segundo periodo al frente de San Pedro —el primero fue de 1989 a 1991—, Mauricio Fernández considera que, por desesperación, los diferentes niveles de gobierno formulan propuestas erróneas para combatir a la delincuencia, como la del mando único policiaco. En su opinión, esto refleja que “nadie entiende el tema”.

Entrevistado por Alcaldes de México, el panista coincide con el criterio de la Federación en el sentido de encarar a las bandas criminales. Sin embargo, advierte que una de las grandes carencias del país es la Inteligencia, sobre todo en el ámbito federal. Observa que falta mayor coordinación entre la Procuraduría General de la República (PGR), el Ejército Mexicano, la Marina y las corporaciones locales, pues “cada quien anda por su lado”.

Asimismo, considera que entre el crimen y la sociedad mexicana existe “un hueco”, que es el Poder Judicial, el que, en su opinión, no está funcionando, y mientras no se ponga orden en las labores de impartición de justicia, “el problema de la criminalidad no lo vamos a solucionar nunca”.

La política de seguridad pública del municipio ha tenido como uno de sus ejes fundamentales la obtención de información. “Yo me manejo con inteligencia”, dice el alcalde, quien asegura tener una red de aproximadamente mil informantes civiles, no policiacos, con equipo de comunicación, para reportar cualquier incidente sospechoso en la comunidad.

Fernández Garza se negó a aportar más detalles, pero asegura que la red de inteligencia es legal por tratarse de un asunto de derecho a la información. “Yo puedo estar informado y punto, no estoy violando la Constitución”. Refiere incluso que los datos se entregan al Ejército o “a quien corresponda”, cuando se trata de delitos federales, pero insiste en que, por su carácter estratégico, este recurso “lo debemos tener todos los alcaldes del país”.

NI MUERTES NI SECUESTROS

Proyectos y asuntos pendientesImpaciente cada vez que se le pregunta por Los Rudos —un grupo especializado en repeler a la delincuencia—, su creador refiere que sólo se trató de “un concepto” que cumplió con una función. Como se recordará, en abril del año pasado desapareció oficialmente, pero versiones periodísticas aluden que el equipo sobrevive bajo otro nombre.

En la conversación niega que hubieran actuado fuera de la ley. “Ha habido una acción de disuasión para que el crimen organizado no opere en el municipio y eso es muy diferente”, de lo contrario “yo estaría en la cárcel”. Asegura que gracias a estas políticas, San Pedro ha visto una reducción sensible de la incidencia delictiva. El año pasado se reportaron 15 mil automóviles robados en el área metropolitana de Monterrey, de los cuales sólo “ciento y pico” eran de San Pedro.

Asimismo, han disminuido los secuestros. En la administración pasada ocurrían dos secuestros semanales, pero a la fecha no se ha reportado ninguno. “O sea que algo hemos cambiado”, dice Fernández Garza. Para reforzar sus palabras, asegura que los actos violentos en la zona metropolitana de Monterrey —con excepción de San Pedro— se explican por la “confrontación de cárteles que están peleando la plaza. Hay una guerra contra los Zetas del cártel de Sinaloa y del cártel del Golfo, pero en San Pedro no tenemos presencia del crimen organizado”.

El funcionario insiste en que el ayuntamiento no ha tenido balaceras, ni bloqueos, ni secuestros, ni muertos. Sin embargo, el día en que se realizó la entrevista, hubo una operación encabezada por la Marina en unos departamentos de la zona, del cual resultaron cuatro muertos —uno de ellos Adrián Núñez, ex escolta del edil—. En ese entonces, el munícipe sólo se limitó a decir a la prensa que esperaba conocer mayor información de las autoridades castrenses.

“SI NO ESTOY LOCO”

Alto nivel de vidaMauricio Fernández, cuyo padre, Alberto Fernández Ruiloba, fue fundador del PAN en el estado, pertenece a una de las familias neolonesas más prominentes. En sus antecedentes profesionales destaca su participación en la presidencia del Grupo Alfa, y también es conocida su afición por coleccionar piezas de arte.

En torno a la propuesta de mando único policiaco el edil advierte que lo fundamental es garantizar “calidad y cantidad”. En el municipio existen cinco policías por cada mil habitantes, cifra superior al estándar internacional de tres por cada mil. Sin embargo, Nuevo León tiene en promedio uno o menos de uno. Asimismo, San Pedro ha cuadriplicado el número de patrullas al pasar de 40 a 160, además de que ha certificado a las fuerzas del orden. Para este año tiene previsto gastar 800 millones de pesos en seguridad pública.

Es por eso que San Pedro interpuso la controversia constitucional y no fi rmará el convenio para el mando único en el estado. “Para qué quiero sumar mis policías a un grupo que no es ni bueno ni tiene la cantidad de policías necesarios, si no estoy loco. Si quieren que me sume, que sea a algo igual o mejor que lo mío, no a algo bastante peor que lo que tengo, por Dios, hombre.”

Añade que, en todo caso, habría que depurar a las policías y juntar el número de efectivos requeridos, para entonces hablar de una homologación de mandos, ya que desde su punto de vista muchos de los agentes policiacos municipales del país están coludidos con las bandas criminales. Como otros munícipes, exige dotar de mayores facultades a los gobiernos locales para garantizar tranquilidad a los ciudadanos.

ASUMIR RIESGOS

San Pedro GarzaEn lo que va de su administración actual —el alcalde tomó posesión en noviembre de 2009— han fallecido personas que alguna vez fueron colaboradores suyos, como el escolta Carlos Reyes Almaguer, que pereció en el vecino municipio de Guadalupe en noviembre del año pasado; y el mencionado Adrián Núñez Hernández.

Pero el edil sampetrino no da visos de asustarse, porque asume que el peligro es parte de la responsabilidad. “Si quieres enfrentar el tema de la inseguridad corres un alto riesgo, si quieres ‘hacerte pato’, como hacen la mayoría de todos los alcaldes, no corres ninguno, ahí la llevas.”

Recuerda las amenazas de muerte cuando iba a tomar posesión del despacho, pero se congratula de haber salido bien librado. “El que me amenazó se murió afortunadamente”, en referencia a Héctor Saldaña, alias el Negro Saldaña.

Lejos de victimizar a las autoridades locales, Mauricio Fernández opta por impulsar un concepto de lo que llama subsidiariedad. “Yo no tengo la menor duda de que pueda haber muchísimos alcaldes y hasta gobernadores vinculados con el crimen organizado haciéndose de la vista gorda o directamente trabajando, no lo dudaría nada.”

Para evitarlo, considera que todos los sectores de la sociedad, “empezando por los alcaldes”, tienen que hacer la parte que les corresponde en la lucha contra el crimen.

“Queremos que todo lo resuelva el Presidente de la República, mientras no entendamos que cada quien tenemos que hacer nuestro mejor esfuerzo, empezando por los ediles, este país no puede cambiar.”

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: