Reclama orfebrería un plan de rescate.

Salvador Escalante, Mich.- Al igual que el cobre —una materia prima que se trabaja y se moldea para convertirse en deslumbrantes artesanías—, el presidente municipal de esta demarcación, Alejandro Mendoza Olvera, muestra a diario su temple para transformar la vida en la entidad que preside.

Alejandro Mendoza Olvera_Diciembre 2013El alcalde tomó posesión el 1o de enero de 2012 con la sombra de la inseguridad, la fluctuación del precio del cobre y la caída del turismo. Sin embargo, refiere que el panorama adverso le aclaró el rumbo que debía tomar su administración. “Desde el primer día perfilé tres ejes de desarrollo: la procuración del medioambiente, la reactivación del turismo y el perfeccionamiento de las prácticas de gobierno”, dice Mendoza Olvera, quien llegó al poder arropado por una alianza de partidos de izquierda.

Salvador Escalante —cuya cabecera es Santa Clara del Cobre, considerada como la cuna de las artesanías de cobre martillado— se ubica a tres horas de la Ciudad de México y forma parte de uno de los corredores turísticos más importantes de Michoacán, en la ruta de Pátzcuaro, Tacámbaro y Ario de Rosales.

A la entidad la conforman 62 comunidades, donde 40 por ciento de la población económicamente activa (PEA) se dedica al grabado, cincelado, repujado y modelado del metal, mientras que el 60 por ciento restante se desempeña en el campo. De esta forma, la alcaldía lleva su carga económica sobre los hombros de la producción de aguacate, del turismo y del arte popular.

El ayuntamiento también forma parte del cluster del aguacate —constituido por 23 municipios certificados para la exportación del fruto tipo Hass a Estados Unidos—, según el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

Pese a las riquezas naturales y culturales del lugar, en lo que va de la presente administración, el turismo y la producción de artesanías han reportado caídas de más de 30 por ciento, lo que ha motivado el cierre de 60 talleres y la reducción de al menos 10 mil visitantes en comparación con 2011.

Bajo este panorama y con una deuda de 22 millones de pesos (mdp), que dejó su antecesor, el edil tuvo como primera acción de gobierno la solicitud de un préstamo por 7 mdp para terminar una planta de tratamiento de aguas y evitar la contaminación del lago de Zirahuén.

“He enfocado mi labor en gestionar apoyos estatales y federales e incluir al municipio en los programas de desarrollo social y de empleo”, dice el mandatario, quien para edificar la planta de saneamiento obtuvo 31 mdp del Gobierno Federal y 7 mdp del gobierno del estado.

AUTODEFENSAS Y VIOLENCIA
Artesano_Diciembre2013La administración de Alejandro Mendoza tuvo un arranque difícil. Durante el primer semestre surgieron grupos de autodefensa y guardias comunales, a raíz de enfrentamientos entre grupos criminales y la inconformidad de los habitantes por no sentirse seguros ni cobijados por la ley.

La crisis estalló el 28 de febrero de ese año con la toma de la alcaldía y el cierre de carreteras. La calma volvió, gracias a la determinación del edil de incorporar a 20 comuneros a la policía local y a la instalación de una Base de Operaciones Mixtas en la comunidad de Uruapicho, que al igual que otros pueblos indígenas, se rige por la Ley de Usos y Costumbres.

En diciembre de 2012, un nuevo suceso sorprendió al político michoacano. Miguel Ángel Farfán Ortega, dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la entidad, y quien fuera su contrincante electoral, fue asesinado en la carretera Opopeo- Salvador Escalante.

El incidente marcó a la población, pero gracias a la colaboración de la administración con las autoridades de seguridad pública del estado y la Policía Federal, la tranquilidad y la estabilidad social volvieron en 2013 a la demarcación.

400 TALLERES EN RIESGO
Alejandro Mendoza, ingeniero agrónomo, comenzó su carrera política cuando era maestro de telesecundaria. Ha ocupado la Dirección de Obras Públicas del Gobierno de Michoacán y la Dirección de Combate a la Pobreza en la Secretaría de Política Social del gobierno del estado, entre otros cargos.

A casi dos años de llegar a la presidencia municipal, una de las principales estrategias del alcalde ha sido la de gestionar subsidios. “Me he enfocado en buscar apoyos federales y estatales, así como planes y programas que aporten recursos a la entidad para hacer frente a los inconvenientes económicos.”

Desde 2008, la situación de los más de 400 talleres familiares dedicados a la manufactura del cobre se tornó precaria. “La variación del precio del metal a nivel internacional ha impactado negativamente nuestra economía”, explica Mendoza Olvera.

Consecuentemente, se ha reducido el poder adquisitivo de los artesanos y se ha frenado su crecimiento, lo que dificulta la oferta de nuevos productos y el volumen de ventas.

Pero como dice Mendoza Olvera, no hay tiempo para lamentarse sino que es preciso encontrar soluciones. Por lo pronto, el ayuntamiento llegó a un acuerdo con Telmex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para reciclar el cobre del cableado y de las tuberías inservibles.

De esta forma, cada mes se adquieren 40 toneladas del metal a un precio bajo, que se transforma en cazos, platos, floreros y todo tipo de piezas ornamentales.

Además de los pequeños productores, en la cabecera municipal existen 15 empresas dedicadas a la fabricación intensiva de artesanías y que exportan 90 por ciento de su mercancía a Canadá, Estados Unidos y Europa.

Sin embargo, el mandatario reconoce que es preciso resolver los problemas de fondo, por lo que considera que una forma de apoyar a este segmento —cuya comercialización ha caído al menos 30 por ciento en el último lustro—, consiste en la obtención de créditos blandos para los microempresarios.

TURISMO, ESTANCADO
Cobre_Diciembre 2013A pesar de los esfuerzos de la actual administración por reactivar el turismo, que según estimaciones de la Asociación de Hoteles y Moteles de la entidad cayó 35 por ciento desde 2011, Santa Clara del Cobre —reconocido como Pueblo Mágico desde 2010— no pasó la prueba de desarrollo turístico.

Según el último reporte del Índice de Desempeño Turístico, que elaboran el Centro de Estudios Superiores en Turismo (Cestur) y la Secretaría de Turismo (Sectur), la cabecera municipal ocupó el lugar 49 de 50 destinos evaluados y se le consideró en etapa de estancamiento.

“La situación es compleja”, reconoce el edil, quien lo atribuye a que este año Michoacán quedó fuera del presupuesto de inversión turística federal, además de que los recursos estatales para la promoción tuvieron un recorte de 200 mdp.

Los foros clave de la entidad son la Feria del Cobre y la Feria de la Silla, que se realizan en las poblaciones de Santa Clara del Cobre y Opopeo, respectivamente. Cada una aporta una derrama económica estimada en 15 mdp, con una afluencia de 10 mil visitantes provenientes del interior del país.

“No bajar la guardia, promover los encuentros culturales y mejorar la infraestructura es el camino para recuperar la afluencia de visitantes”, refiere Mendoza Olvera.

GASTO EN INFRAESTRUCTURA
En 2013 la tercera parte del presupuesto local —91.7 mdp— se destinó a obras públicas, en las que se invirtieron 33.3 mdp. Además, se tramitó el subsidio federal Programas Regionales 2013, por 10 mdp, para mejorar la imagen de las calles de Santa Clara del Cobre y Opopeo.

Al cierre de este año, Alejandro Mendoza dejará al menos 50 obras concluidas, como drenaje, agua potable, alcantarillado, pavimentación y luz.

En un balance de lo alcanzado hasta el momento, el munícipe destaca que la inversión para programas sociales ha sumado 5.4 mdp, que asegura es la más alta en la historia del municipio.

Por último, detalla que su administración trabaja con la Comisión Forestal del Estado para la reforestación y ordenamiento ecológico en los alrededores del lago Zirahuén, donde la oportunidad de desarrollo económico apunta hacia el ecoturismo.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: