Una excepción entre ciudades inseguras

Publicado Por

Estar ubicados en una región con vecinos que enfrentan problemas por la delincuencia organizada como Morelos, Guerrero, el Estado de México, Veracruz e incluso la Ciudad de México es algo que preocupa al municipio de Puebla

Jose Antonio Gali Fayad

Jose Antonio Gali Fayad

Puebla, Pue.- Las finanzas públicas deben manejarse con responsabilidad, ya que de la certeza que muestren los números dependerá, entre otras cosas, la confianza de los gobernados en sus autoridades. Así lo considera el presidente municipal José Antonio Gali Fayad. De acuerdo con los informes financieros mensuales que presenta este ayuntamiento, el manejo de las finanzas locales ha sido una de las prioridades de esta administración. Un ejemplo de lo anterior es que al cierre de septiembre de este año, la hacienda municipal reflejó un incremento patrimonial de 11.20 por ciento con respecto al cierre del año pasado, para ubicarse en 6,625 millones de pesos (mdp).

Al hablar de finanzas locales, un tema que despierta polémica es el manejo de la deuda. De acuerdo con firmas de análisis como Fitch Ratings, el problema de la deuda municipal en México no es el monto, todavía manejable, ya que al cierre del primer semestre del año representa 3 por ciento del producto interno bruto (PIB), sino la velocidad con la que se endeudan los gobiernos locales.

Llama la atención cuando un gobierno local cubre sus empréstitos y aun así logra objetivos. Puebla es un botón de muestra, ya que el municipio registraba al cierre de diciembre de 2013 una deuda total de 688.46 mdp. Para septiembre de 2014, esa cifra se ubicó en 638.98 mdp. La deuda a largo plazo, particularmente tuvo una contracción gracias a pagos anticipados, de tal manera que pasó de 609 a 573 mdp.

SEGURIDAD, UNA TAREA DIARIA

Estar ubicados en una región con vecinos que enfrentan problemas asociados a la delincuencia organizada como Morelos, Guerrero, Estado de México, Veracruz e incluso la misma Ciudad de México, es algo que preocupa a las autoridades poblanas.

“El municipio ha diseñado toda una estrategia para disuadir a la delincuencia e inhibir en la medida de lo posible que sienten sus reales en nuestra ciudad y sobre todo mostrar que es una tarea que se puede llevar a cabo con éxito”, dice el alcalde, quien llegó a gobernar la ciudad abanderado por la coalición Puebla Unida, integrada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), Nueva Alianza (Panal) y Compromiso por Puebla.

Los esfuerzos por lograr una ciudad segura han trascendido las adminsitraciones. En el periodo anterior, la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) obtuvo la certificación avanzada por parte de la Comisión de Acreditación de Corporaciones de Seguridad Pública (CALEA, por sus siglas en inglés), luego de cumplir con 300 estándares internacionales de calidad.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), la incidencia de robos en la capital poblana disminuyó 25.23 por ciento entre enero y junio de este año.

TRABAJO COLABORATIVO

Esta labor no ha sido fácil tomando en cuenta el tamaño de la ciudad. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el municipio de Puebla es el cuarto más poblado del país con 1 millón 539 mil 859 habitantes. Sólo es superado por la delegación Iztapalapa en el Distrito Federal con 1 millón 815 mil 596 personas, Ecatepec, Estado de México, con 1 millón 658 mil 806 y Tijuana, Baja California con una población de 1 millón 559 mil 714 habitantes. Por lo anterior, José Antonio Gali refiere que contar con una policía certificada sólo es una parte de la solución. Otra parte consiste en el trabajo en equipo con los gobiernos estatal y federal.

“Cada martes tenemos invariablemente una reunión con las áreas de gobierno internas y externas relacionadas con la seguridad en el municipio. Hablamos de las procuradurías de justicia del estado y de la república, las policías estatal y municipal e incluso con el Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional.”

El edil refiere que en esas reuniones se elaboran informes pormenorizados sobre la situación de la ciudad, así como los hechos delictivos reportados durante la semana y se detallan estrategias para combatir la inseguridad. “Procuramos no dejar nada en el aire por sencillo e insignificante que parezca”, apunta.

Pero la tarea no termina ahí, dice el gobernante poblano. “Aplicamos tecnología de vanguardia y estrategias disuasivas; por ejemplo, tenemos en las principales entradas de la ciudad arcos detectores que son capaces de proporcionarnos las placas de los automóviles que ingresan, así como otros datos sensibles para mantener blindado el municipio contra la delincuencia organizada”.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: