Volveré a la lucha social.

Publicado Por

Clara Brugada MolinaIztapalapa, DF.- Ubicada al Oriente del Distrito Federal (DF), esta demarcación no sólo ha ganado fama por su tradicional representación de la Pasión y Muerte de Jesucristo en Semana Santa, sino también porque ha sido escenario de polémicas maniobras políticas —como el caso “Juanito”— y porque es uno de los principales bastiones de la izquierda mexicana.

Esta demarcación es gobernada por Clara Brugada Molina, quien llegó en 2009 a la jefatura delegacional amparada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), en medio de un controvertido proceso electoral.

En entrevista con Alcaldes de México, la funcionaria hace un balance de su administración a unos meses de entregar el cargo, habla de los desafíos que ha enfrentado para administrar una localidad con graves rezagos acumulados durante décadas y también sobre su futuro político. Aunque no participó en las elecciones de este año, dice que no se retirará de la vida pública, sino que retomará su trabajo comunitario: “Voy a regresar a mi papel de activista y luchadora social”.

Como se sabe, Iztapalapa es el territorio más poblado de todos los municipios y delegaciones del país, al contar con 1.8 millones de habitantes. De modo que aquí todo adquiere grandes dimensiones. Una muestra es el registro de 2 mil muertes al año por padecimientos endócrinos, nutricionales y metabólicos, relacionados con el sobrepeso y la obesidad, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De ahí que durante los últimos dos años se han instalado cerca de 200 gimnasios al aire libre en parques y espacios públicos, en los cuales desde las cinco de la mañana hay filas de visitantes para usar los aparatos, asegura la jefa delegacional.

ECONOMÍA LOCAL

Indicadores de gestión al cierre de 2011Pese a que esta es la demarcación con más recursos presupuestales de la capital del país —este año recibió 3,130 millones de pesos (mdp)—, es la que menos presupuesto per cápita reporta, apenas 1,700 pesos por habitante.

En aras de ejercer un gasto más eficiente, en 2010 se echó a andar el programa Presupuesto Participativo, Obras son Amores en tu Comunidad, mediante el cual se distribuyen los ingresos entre las 186 unidades territoriales que componen la zona, con base en el número de habitantes.

A través de asambleas públicas, los vecinos determinan la ejecución de las obras o acciones que consideren más importantes en materia de recuperación de espacios públicos, rehabilitación de calles, mejoramiento o creación de áreas verdes y la optimización o construcción de infraestructura cultural, deportiva y recreativa.

Recién inaugurado, el programa ejerció un monto de más de 200 mdp y se aplicó una fórmula mediante la cual ninguna comunidad obtuviera menos de 800 mil pesos. Pero en 2011, la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) instauró el modelo del presupuesto participativo en la Ley de Participación Ciudadana, lo cual obligó a cada delegación a comprometer 3 por ciento de sus recursos.

Lo anterior implicó en Iztapalapa que dicha partida presupuestal disminuyera a casi la mitad, lo que a su vez significó apenas 300 mil pesos para cada unidad territorial. Por consecuencia, la delegación acordó con los representantes de las asambleas de vecinos la contratación de residentes locales, para así bajar los gastos.

“Se va a multiplicar ese recurso porque la gente va a reclutar albañiles, plomeros y demás personas de la comunidad. Estamos creando economíalocal y vamos a ampliar la obra.

Por ejemplo, para construir un metro de guarniciones y banquetas tenemos que contratar a una empresa que nos cobra 1,100 pesos el metro de guarnición; si lo hace la ciudadanía lo pueden conseguir en 250 pesos”, comenta Brugada Molina.

SUBSIDIOS Y APOYOS

El Territorio más habitado de MéxicoOtra apuesta del gobierno delegacional ha sido la generación y rehabilitación de espacios públicos y el apoyo a sectores vulnerables de la población.

En el caso de los ancianos, se creó un programa de apoyos económicos por 3 mil pesos al año, que ha beneficiado a más de 15 mil personas. También se creó el programa Vale Campo Ciudad, que prevé la entrega de 300 pesos en vales canjeables por productos agrícolas y abarrotes, el cual ya cuenta con cerca de 30 mil afiliados.

Asimismo, en respuesta al aumento mensual del precio del gas doméstico, el gobierno delegacional creó un subsidio que funciona mediante la entrega de tarjetas de 100 pesos. El único requisito para las familias solicitantes es tener niños de entre 6 y 11 años.

Sobre la rehabilitación de espacios públicos, Clara Brugada destaca la construcción de seis centros acuáticos, así como de corredores culturales, entre los que se encuentra el Paseo Cultural Mujeres Libres, mismo que fue equipado con esculturas, un centro acuático y un gimnasio al aire libre.

“Logramos el rescate de camellones, plazas, corredores culturales y recreativos y logramos construir 50 centros comunitarios. Yo recibí la delegación con 70 centros comunitarios terminados y en esta administración levantamos otros 70. Recibí la delegación con 11 casas de la cultura y hoy tenemos 22.”

LLEGADA ACCIDENTADA

Clara Brugada es economista por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), campus Iztapalapa. Siendo estudiante, a inicios de la década de 1980, incursionó en el trabajo comunitario con vecinos de la colonia San Miguel Teotongo, una de las colonias más marginadas de la zona. Fue ahí donde descubrió su vocación política.

La oportunidad de contender por la jefatura delegacional llegó en las elecciones de 2009, tras renunciar al cargo de procuradora Social del gobierno capitalino. Sin embargo, Brugada no llegó a gobernar ganando en las urnas como ella hubiera querido.

Debido a una serie de desacuerdos sobre la candidatura del PRD a la delegación de Iztapalapa, el voto útil de los simpatizantes de izquierda favoreció a Rafael Acosta Ángeles “Juanito”, candidato del Partido del Trabajo (PT), que triunfó en las urnas, rindió protesta y luego renunció al cargo, presionado —como acusó en su momento— por el PRD y el PT.

Entonces, el gobierno capitalino propuso a Brugada Molina —quien ya había cumplido 59 días en la Dirección Jurídica y de Gobierno de Iztapalapa—, y luego de una ardua discusión en la ALDF fue ratificada por los legisladores.

VIEJOS LASTRES

IztapalapaTras este difícil inicio, la jefa delegacional se ocupó en atender la agenda de pendientes de la demarcación, como la escasez de agua y la inseguridad pública. Según la funcionaria, 98 por ciento de la población cuenta con red para el abasto de agua, no obstante, más de 36 mil 300 personas carecen de conexión. Una uarta parte de ellas habita en las zonas altas de la delegación, como la Sierra de Santa Catarina.

Sin embargo, Brugada Molina aclara que el abasto de agua es una atribución del gobierno de la ciudad. “Lo del agua le toca al gobierno del Distrito Federal (GDF). Yo quisiera que hubiera más descentralización de facultades para que las delegaciones pudiéramos aportar más. A nosotros nos toca la distribución de agua por pipas en zonas donde se necesita y lo que hemos hecho es sustituir redes de agua para evitar fugas en las zonas más viejas, también hemos incrementado la construcción de pozos de absorción.”

En lo que toca a seguridad pública, la funcionaria responde que también es una responsabilidad del GDF.

Según la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF), Iztapalapa es la delegación donde más delitos se cometen, con un promedio de 85 al mes. Sin embargo, las acciones de la demarcación se limitan a labores de prevención, entre ellas instalar postes de alerta en cada colonia y 500 alarmas en escuelas públicas.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: