De las promesas a la realidad

A tres años del gobierno de EPN se han aprobado reformas estructurales, pero todavía siguen en el papel

Escaleras EPNLa puesta en marcha de proyectos que impulsan el desarrollo del país no requiere únicamente de buenas intenciones, sino que es necesario buscar los ambientes propicios para su aplicación y una adecuada gestión de recursos, además de una estricta vigilancia del cumplimiento de los objetivos a corto plazo para verificar que hay avances apropiados para llegar a las metas establecidas.

México es un país con rezagos que han limitado su desarrollo en diferentes ámbitos. Cada administración que llega a gobernar se plantea metas para subsanar los atrasos, y aunque hay avances importantes, éstas no siempre se cumplen en tiempo y forma, incluso con más de una prórroga.

Un ejemplo de lo anterior es la evaluación de los cuerpos de seguridad en el país. En junio de 2013, el avance era de 63 por ciento, por lo que el Senado de la República aprobó una prórroga de un año para que los 38 Centros de Evaluación y Control de Confianza acreditados cumplieran en su totalidad con los procesos en octubre de 2014. Sin embargo, hasta ese mes, según cifras del Gobierno Federal, el avance era de 93 por ciento.

A nivel local también hay metas importantes que no se han cumplido, como el proceso de armonización contable en los gobiernos estatales y municipales. El próximo 31 de diciembre es la fecha límite para que los municipios realicen los registros contables con base en las Reglas de Registro y Valoración del Patrimonio, así como para que emitan cuentas públicas. Sin embargo, los especialistas en el tema aseguran que los gobiernos municipales no podrán cumplir con lo establecido por la Ley General de Contabilidad Gubernamental (LGCG).

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) y los Objetivos para el Desarrollo del Milenio (ODM) —ocho propósitos de desarrollo humano fijados en el año 2000, que los 189 países miembros de las Naciones Unidas acordaron conseguir para 2015— son ejemplos de instrumentos que establecen una serie de metas encaminadas a mitigar los problemas que impiden el crecimiento nacional.

El PND de la actual administración delinea cinco metas nacionales encaminadas a que el país alcance su máximo potencial: México en Paz, que busca reducir la violencia y combatir la impunidad; México Incluyente, con la intención de cerrar la brecha de desigualdad social; México con Educación de Calidad; México Próspero, para acelerar el crecimiento económico, y México con Responsabilidad Global, que busca consolidar el papel constructivo del país en el mundo.

 

Por su parte, los ODM plantean ocho ambiciosas metas: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medioambiente, y fomentar una asociación mundial para el desarrollo.

AVANCES Y PENDIENTES

De acuerdo con el segundo informe de ejecución del PND, elaborado por la Presidencia de la República en 2014, algunos de los avances más importantes en el cumplimiento de las metas nacionales tienen que ver con México en Paz y México Incluyente. Por ejemplo, la implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio registró un avance de 40 por ciento al cierre de 2014; la meta para 2018 es de 100 por ciento.

En cuanto al combate a la pobreza, al cierre de 2014, 4.2 millones de personas en condición de pobreza extrema de alimentación fueron atendidas por al menos un programa o acción de la Cruzada Nacional contra el Hambre, el objetivo es que en 2018 sean atendidas 7 millones de personas. Asimismo, el número de camas en hospitales creció de 80,952, en 2013, a 82,998 en 2014. La meta para 2018 es de 88,528 camas censables.

México ha cumplido hasta el momento con 85 por ciento de los indicadores que integran los ODM, entre los cuales destaca la disminución en la proporción de niños menores de cinco años con insuficiencia alimentaria: 2.8 por ciento en 2012; la meta establecida por la ONU para 2015 es de 5.4 por ciento. Asimismo, la prevalencia de VIH en la población adulta (0.24 por ciento en 2012) es menor a la establecida por el organismo: 0.6 por ciento.

Según datos de la ONU, los indicadores que reportan progreso insuficiente son la tasa de crecimiento del producto interno bruto (PIB) por persona ocupada; la proporción de niños de un año de edad vacunados contra el sarampión; la mortalidad materna; la incidencia asociada a la tuberculosis, y la proporción de la superficie cubierta por bosques y selvas.

Viridiana Ríos, directora de la iniciativa México ¿Cómo vamos? explica que para cumplir con las metas pendientes es prioridad aplicar las reformas estructurales porque, si bien se logró su aprobación en el papel, ello no ha contribuido a mejorar las estimaciones de crecimiento ni el nivel de vida de las personas. “Todavía, 41 por ciento de los mexicanos tienen un ingreso inferior al que les permitiría comprar la canasta básica”, asegura.

Francisco Alvarado Arce

Francisco Alvarado Arce / FOTO: ROSALÍA MORALES

En tanto, Francisco Alvarado Arce, especialista de Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, destaca que los objetivos presentados en el PND son viables pero les falta proyección a largo plazo. “Es una propuesta de gobierno de mediano plazo, se encajona en un sexenio y se centra en realizar reformas y culminar la administración con grandes aspiraciones pero corto de miras”.

MEJORES INDICADORES

Marco Antonio Fernández, profesor de la Escuela de Gobierno y Transformación Política del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) e investigador de México Evalúa, considera que si bien las metas del PND son realistas e incluyen diversos indicadores que permiten monitorear su avance, es necesario desarrollar indicadores más precisos que permitan establecer los parámetros reales para detectar las problemáticas sociales. Asimismo, destaca que es necesario corregir el rumbo o acelerar el paso cuando se detecte que no hay avance en las metas.

“Es algo que no está ocurriendo y ese es un problema. Por ejemplo, en el tema de la educación, no sólo se trata de haber cumplido con el acceso a educación primaria, tenemos problemas serios de egreso oportuno y acceso a niveles superiores de educación. Desde mi perspectiva se está avanzando, pero de una forma muy lenta”, expone.

Al respecto, Viridiana Ríos considera que uno de los puntos que generó gran expectativa fue la Reforma Educativa “con la que esperábamos grandes cambios, pero no ha podido ser implementada como debe ser, aquí lo que vemos es que la reforma en papel no vale nada, mientras no se instrumente es como si no hubiera sucedido”, apunta.

Marco Antonio Fernandez

Marco Antonio Fernandez / FOTO: CORTESÍA DE MÉXICO EVALÚA

En ese sentido, los expertos coinciden en que es necesario materializar los beneficios que se argumentaron para establecer los compromisos y en que no habrá avances significativos en las metas del país si no se ponen en marcha las reformas integrales, ya que temas como salud, derechos de los migrantes, la Reforma Educativa y la generación de 1 millón 200 mil empleos anuales se encuentran rezagados.

“A pesar de la Reforma Laboral de la cual se difundieron grandes beneficios y que contaba con elementos que se volvieron incluso puntos de referencia a nivel internacional, en la práctica, el punto débil está en el rezago salarial, cuando analizamos el nivel de ingreso de un trabajador y el costo real de la canasta alimentaria, la diferencia sigue siendo abismal”, destaca Francisco Alvarado.

REZAGO EN MEDIOAMBIENTE

En cuanto a los compromisos internacionales, la ONU ya está en la etapa de diseño de las siguientes estrategias mundiales que abordarán temas de erradicación de la pobreza y el hambre, la mejora en la salud y la educación, la construcción de ciudades más sostenibles, la lucha contra el cambio climático y la protección de bosques y océanos.

De los ocho objetivos que deben cumplirse para septiembre de 2015, se prevé que el país no cumplirá con indicadores de sostenibilidad del medioambiente, como la reducción de emisiones de dióxido de carbono total y la disminución de la proporción de los recursos hídricos que utiliza el país.

Organizaciones internacionales de carácter social señalan que si bien puede hablarse, en general, de avances y cumplimiento de los objetivos, después de que se establecieron estas metas, una revisión más profunda deja ver que los logros en México son parciales en áreas como pobreza, educación, equidad de género y reducción de la mortalidad infantil.

Deja un comentario

No Announcement posts