¿Aire más limpio el próximo año?

ContaminaciónLa contaminación ambiental, sin duda, es un factor que ha influido en el cambio climático que se presenta hoy en día en todo el mundo, y nuestro país no es la excepción.

Si bien no podemos detener ese proceso, sí podemos disminuir sus impactos al reducir la emisión de gases que provocan el calentamiento global, en particular el bióxido de carbono.

Al respecto, Ana María Contreras Vigil, directora de Gestión de la Calidad del Aire y Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), comenta de entrada que, en materia de contaminación del aire, “lo más importante es conocer el problema específico de cada ciudad”. Es decir, identificar qué contaminante es el que se ha excedido en el aire y cuáles son las fuentes que lo generan.

Menciona por ejemplo la ciudad de Monterrey, Nuevo León. “El exceso de contaminantes se debe al viento, es decir, partículas mayores a 10 micras. Entonces, debemos hacer una medición por medio de los sistemas de monitoreo para conocer la concentración de los contaminantes y luego debemos averiguar la contribución de las fuentes.”

¿Cuál podría ser el origen? Tal vez la erosión del suelo o las industrias. En este sentido, es importante saber que la evaluación siempre se debe hacer por contaminante, ya que ninguno de ellos es igual y además las fuentes son diversas, comenta la funcionaria.

Como país industrializado, México contribuye a la contaminación ambiental emitiendo actualmente 715 millones de toneladas anuales (1.5 por ciento del total mundial) de bióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero (GEI), que constituyen uno de los causantes de los cada día más graves fenómenos meteorológicos.

Héctor MayagoitiaSin embargo, el Gobierno Federal tiene un fuerte compromiso con el mundo para disminuir de manera considerable sus emisiones de contaminantes. Del total de GEI que el país emite anualmente, se pretende reducir 50 millones de toneladas al año 2012, cifra que aparentemente no es mucho, pero que en realidad sí representa una cantidad considerable, señala Héctor Mayagoitia Domínguez, coordinador del Programa Ambiental del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

MONITOREO, FACTOR CLAVE

Para abatir su contaminación atmosférica, México ha tomado cartas en el asunto, como el fortalecimiento de las estaciones y redes de monitoreo del aire en todo el país, gracias al apoyo del Congreso Federal, además de que se están realizando inventarios de emisiones a nivel nacional. De éstos últimos se puede obtener información por área conforme a las indicaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y también se

puede obtener la información por municipio, ciudad, entidad federativa y todo el país, explica Ana María Contreras. Otra de las iniciativas que se han puesto en marcha es un reglamento en materia atmosférica, el cual se concentra en el análisis de la evolución que ha reportado cada cuenca atmosférica, para tomar acciones en la solución del problema. En cuanto a contaminación del aire, las condiciones climáticas juegan un papel muy importante, porque si no hay viento es muy difícil que las partículas nocivas se puedan dispersar, explica la funcionaria de la Semarnat.

Ana Ma ContrerasAsimismo, “tienen mucho que ver las características de cada región; por ejemplo, si hay montañas hay menos dispersión de los contaminantes, igualmente tiene que ver la radiación solar, las lluvias y la velocidad de los vientos”, agrega Contreras Vigil.

El transporte es un ejemplo de otras acciones que se realizan en México, pues este sector aporta casi 80 por ciento de la generación de monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno. En este sentido, se trabaja en programas de “deschatarrización”, de autorregulación como el concepto del transporte limpio, de menor uso de combustibles, entre otros, todo lo anterior para disminuir las emisiones de gases que ensucian el aire.

Asimismo, se expiden licencias de funcionamiento que especifican los cumplimientos a las normas, para que las empresas se comprometan al cuidado del medio ambiente.

Si bien las ciudades más grandes generan alta contaminación atmosférica, también es cierto que son las que tienen mayores perspectivas de disminuir las partículas indeseadas. En las grandes urbes del país viven 3,500 habitantes por kilómetro cuadrado y se emite 70 por ciento de la contaminación, explica Héctor Mayagoitia.

Como ya se explicaba, son muchos los factores que contribuyen a la contaminación del aire, pero se puede decir que las ciudades más afectadas son: el Distrito Federal, Guadalajara, Monterrey, Ciudad Juárez, Mexicali y Tijuana

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: