Año de altibajos para municipios.

Publicado Por

Cuerda_Diciembre2013Obligada por la necesidad de alcanzar acuerdos con los actores políticos para sacar adelante su agenda modernizadora, y al encontrarse con un entorno nacional en el que los gobiernos locales han adquirido mayor protagonismo, la administración federal ha demostrado apertura y disposición para dialogar con los presidentes municipales y sus organismos de representación.

Algunas demostraciones han sido el reconocimiento a la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm) como interlocutora política; la presencia del presidente Enrique Peña Nieto en León, Guanajuato, en mayo pasado, en una reunión con alcaldes de todo el país, y el contacto directo entre dependencias federales con los titulares de los ayuntamientos.

Sin embargo, expertos consultados advierten que en este primer año del sexenio tal interacción no se ha traducido necesariamente en el fortalecimiento del federalismo ni en una mayor dotación de facultades a los municipios ni a los estados, sino al contrario, en un proceso de recentralización en el que el Ejecutivo Federal absorbe varias funciones.

Un ejemplo fue la reciente reforma fiscal que retiró de los estados la administración de la nómina magisterial y la compra de medicamentos para otorgársela al Gobierno Federal; en tanto que se desapareció el Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), una medida contraria a la propuesta de los alcaldes que pedían les fuera concedida la recaudación de impuestos generada por esa figura.

YA NO PEREGRINAMOS
En un primer balance de lo hecho en esta primera parte del sexenio, los titulares de los ayuntamientos consideran que se vive una era muy distinta a la de los viejos tiempos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en la que se pasaba por alto el punto de vista local.

“Antes teníamos que peregrinar por dependencias federales para que escucharan nuestras demandas. Hoy tenemos delegaciones proactivas y dinámicas de dichas dependencias, que ven de qué manera pueden coadyuvar y nos dan respuesta sin tener que ir a la Ciudad de México”, asegura Martha Hilda González Calderón, presidenta municipal de Toluca, Estado de México, y presidenta adjunta de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm).

El gobierno federal ha construido puentes, además de que ha brindado espacios y tiempo de discusión, comenta Leticia Quezada Contreras, presidenta en turno de la Conamm, quien agrega que “ocho puntos de la agenda establecida en León prácticamente los tenemos aterrizados, gracias a la coordinación mantenida con diferentes secretarios, en particular con el de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, y el de Hacienda, Luis Videgaray Caso”.

La también jefa delegacional de Magdalena Contreras —quien es militante del Partido de la Revolución Democrática (PRD)— advierte que los municipios ya son considerados en la toma de decisiones y cita como ejemplo que ya se debate en los foros legislativos la reforma política del Distrito Federal (DF) y la reelección inmediata de los alcaldes o la ampliación de su periodo de gobierno.

“Además, formamos parte, con voz y voto, de varios órganos nacionales de decisión gubernamental, como el consejo de Martha Hilda González Calderón. Foto : flickr Eruviel Avila Adán Larracilla Márquez. Foto : archivo alcaldes de México vivienda, el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal y el Consejo de Seguridad Nacional, entre otros. Asimismo, comenzamos a desarrollar una ley de desarrollo municipalista apegada al Artículo 115 constitucional”, agrega Quezada Contreras.

SÓLO PALABRAS
Sin embargo, otros consideran que a pesar de la voluntad política manifiesta, por el momento sólo hay expectativas pero nada concreto para los ayuntamientos, coinciden Adán Larracilla Márquez, director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), y Ricardo Baptista González, con el mismo cargo en la Asociación de Autoridades Locales de México (AALMAC).

Adrian Larracilla_Diciembre2013.jpg“Desde hace muchos años hemos dicho que los municipios están débiles institucionalmente y precarios económicamente. Buscamos que se reforme el Artículo 115 constitucional, pues éste exenta a las entidades y al Gobierno Federal del pago del impuesto predial, el más importante para los municipios. Lo que buscamos es que se quite ese párrafo para que todo mundo pague”, expresa Larracilla Márquez.

Ricardo Baptista advierte que “en términos financieros no hay avance. El presupuesto del año que termina fue inercial y sin mayores cambios en comparación con el trato que otorgó el Gobierno Federal panista. En los fondos y ramos que van a las localidades hubo aumentos mínimos que apenas alcanzaron a cubrir la inflación”.

Agrega que “las reglas de operación no cambiaron y todo el recurso bajó a través de las tesorerías de las entidades federativas y eso no ha sido benéfico porque camina con mucha dificultad”. Según Baptista, “en este momento no hay ningún avance, más que el diálogo”.

En el corte al primer año, Jacobo Manríquez Romero, presidente municipal de Pénjamo, Guanajuato, y también presidente de la Asociación de Municipios de México (AMMAC), reconoce que “nos falta mucho pero se hacen grandes esfuerzos”.

Desde su perspectiva “el jefe del Ejecutivo nos ha demostrado que hay voluntad en el discurso y en la práctica. Mi municipio vivió una situación complicada, debido a los fenómenos naturales Ingrid y Manuel, y el Gobierno Federal estuvo presto a ayudarnos inmediatamente, al grado de que Pénjamo, igual que muchas otras localidades, fue declarada zona de desastre y pudo concursar al Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden)”.

AVANCES Y RETROCESOS
Jaime Villasana Dávila, director Adjunto de la Asociación Internacional de Administradores de Ciudades y Condados (ICMA por sus siglas en inglés), considera que el balance arroja claroscuros, pero opina que existe una amplia oportunidad de llegar a buen puerto siempre que se aproveche el ambiente de diálogo entre las principales fuerzas políticas.

Admite que la Federación se ha quedado corta frente a las expectativas de los gobiernos locales en el arranque del sexenio. “La última gran reforma al tema municipal fue en 1999 y de ahí a la fecha han pasado muchas cosas.”

El especialista hace notar que en el Plan Nacional de Desarrollo se mencionan cinco puntos muy generales para promover el federalismo. “Esperaría que estas líneas sean profundizadas en un documento que entregue el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed). Sin embargo, no conocemos ninguna iniciativa de él para fortalecer a los ayuntamientos”, comenta Villasana Dávila.

Además, “vemos con preocupación acciones centralizadoras del Gobierno Federal, como el mando único policial o la propuesta para que el predial y el catastro sean administrados y controlados por los gobiernos estatales”, refiere el experto.

A esta lista también se agregan las nuevas disposiciones en el sentido de que el Ejecutivo pagará a los maestros de educación básica y de que comprará los medicamentos del sector salud para repartirlos a los estados.

Martha Hilda González_Diciembre2013Martha Hilda González —militante del PRI— sostiene que el mando único es una demanda de gobernadores y alcaldes, además de que es parte de la visión del presidente Peña Nieto. “Nos parece que en la medida en que se consolide la coordinación y la evaluación de elementos policiacos será más efectiva la actuación de las fuerzas del orden.”

HABLAREMOS CLARO: ANAC
Expertos han afirmado que la tendencia del Pacto por México es promover la recentralización de competencias y funciones.

Mencionan como ejemplo la reforma electoral en la que se propone desaparecer a los institutos estatales electorales para crear un Instituto Nacional de Elecciones (INE) que organice los comicios en todo el país.

O bien, la intervención subsidiaria y temporal de la Federación por determinación del Senado, frente a situaciones de emergencia o debilidad institucional, para garantizar el orden público o la vigencia de las libertades, así como frente a la incapacidad material de las entidades para ejercer ciertas facultades que tienen encomendadas.

TENTACIÓN CENTRALISTA
Adán Larracilla —quien representa a los ediles del Partido Acción Nacional (PAN)— coincide en que el concepto del mando único policial y la idea de que el predial lo cobren los gobiernos estatales no son planteamientos que vayan en línea con el federalismo.

“Lo que vemos centralista lo hemos manifestado y nos han abierto las puertas para discutir. Los gobernadores se han pronunciado por el mando único. Nosotros lo que propusimos fue coordinación. Le ntregamos un documento al titular de la Segob y al otro día él dijo a los medios que no se impondría el mando único y que se iban a buscar los mecanismos para trabajarlo, igualmente con el impuesto predial y con el tema de algunas facultades.”

Por el contrario, Martha Hilda González hace ver que la tendencia nacional apunta hacia la regionalización, pues existen temas que van más allá de los municipios y en los que se necesitan acuerdos.

La edil cita como ejemplo que si una sola localidad recibe apoyos en seguridad pública, sus vecinos también verán los beneficios. “Vislumbraría que al final del sexenio podríamos entrar en lógicas en las que los municipios estemos organizados en cuencas si es tema ambiental; o en zonas metropolitanas si son temas urbanos.”

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: