Balance favorable para el Infonavit

Publicado Por

En lo que va de la administración de David Penchyna Grub al frente de este organismo se han reactivado programas como el Mejoravit y se firmó un convenio con los banqueros para ampliar la oferta crediticia

david-pencgyna

FOTO: CUARTOSCURO

Desde marzo de 2016, cuando David Penchyna Grub tomó posesión como director General del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), este organismo ha pasado por un proceso de transformación que apunta a hacerlo más eficiente y a generar una mayor cercanía con los trabajadores.

Al realizar un recuento de las acciones del Infonavit en lo que va de su gestión al frente del Instituto, el titular del organismo destaca el relanzamiento del programa Mejoravit, el cual, a partir de una inédita subasta pública de tasa de fondeo en la que participó la banca y que se transmitió en vivo por diversos medios de comunicación, fue posible reducir la tasa de 18.5 a 16.5 por ciento; es decir, la más barata del mercado.

Por otro lado, refiere que con el presidente Enrique Peña Nieto como testigo de honor, el Infonavit y la Asociación de Bancos de México (ABM) firmaron un convenio de colaboración en el que se establecen las bases para que los derechohabientes del Instituto accedan a más créditos, y de esta forma mejorar sus condiciones de pago.

cifras-infonavitEn este punto el funcionario destaca acciones como fortalecer y desarrollar programas de crédito para la vivienda, potenciar la red de cobertura y atención, así como compartir mejores prácticas para transformarlas en acciones que atiendan las nuevas necesidades de vivienda.

También en este periodo se realizaron cuatro procesos de subasta y macrosubastas de vivienda recuperada en los estados de Nuevo León, Puebla, Baja California y la Ciudad de México, mediante los cuales fue posible colocar más de 6 mil viviendas.

En el marco de la Política Nacional de Vivienda que impulsa el Gobierno Federal, el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste) y el Infonavit firmaron un convenio de colaboración para el otorgamiento de créditos a sus derechohabientes, cuando éstos acepten la aportación de recursos monetarios de terceros no derechohabientes para la adquisición, construcción, reparación y mejoramiento de la misma vivienda o para el pago de pasivos adquiridos con anterioridad por los acreditados.

SOLIDEZ FINANCIERA

David Penchyna refiere que en el periodo en el que ha estado al frente del Instituto se reformaron los artículos 39, 44 y 55 de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores con la finalidad de desvincular al salario mínimo la función que adquirió como “unidad de cuenta” para una gran cantidad de efectos legales y económicos, lo que contribuirá a establecer una política de recuperación del poder adquisitivo de los salarios mínimos.

Con dicha reforma también se buscó dotar a los derechohabientes con mejores herramientas para acceder a un patrimonio y brindarles la posibilidad de trasladar los recursos de su subcuenta de vivienda a su fondo de retiro, lo que les permite recibir más dinero para su pensión.

Asimismo, las firmas calificadoras Fitch Ratings y Standard and Poor´s confirmaron la calificación de riesgo contraparte AAA (mex) en escala nacional de largo plazo del Infonavit, lo que refleja la solidez y estabilidad financiera de la institución, asegura su titular.

osorio-chong-mejoravit

FOTOS: CUARTOSCURO

Para responder mejor a los requerimientos de los trabajadores, se realizaron dos acuerdos importantes, apunta David Penchyna: uno con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), mediante el cual los derechohabientes pueden fortalecer su patrimonio a través del cumplimiento oportuno de las aportaciones patronales en las que prestan sus servicios. Asimismo, incentiva a las empresas con el acceso a productos de crédito, capacitación a su personal y talleres, entre otros servicios.

El otro convenio fue firmado con la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) para permitir que los afiliados a esa central obrera conozcan más a fondo la oferta crediticia del Instituto y cuenten con más herramientas para la toma de decisiones. El acuerdo se centra en la comunicación forzosa que debe tener el Infonavit con los trabajadores y obliga a recordar que dicho organismo está diseñado para atender las demandas de los derechohabientes, que son finalmente los verdaderos dueños del Instituto, con el fin de estructurar mejores productos crediticios, más baratos pero también más accesibles.

LOS RETOS

De acuerdo con David Penchyna, uno de los principales retos de su administración es atender de forma eficaz a los sectores de menores ingresos, de tal manera que el Infonavit apostará a la colocación eficiente de créditos en todos los cajones salariales, lo cual implica realizar mejores préstamos a los sectores medio y alto, para financiar más a los derechohabientes de bajos ingresos.

Para ello, asegura que es necesario combinar recursos para invertirlos en instrumentos abiertos a la sociedad donde se generen mejores condiciones de contratación e inversión, con el fin de darles mejores rendimientos a los trabajadores del país.

El funcionario no tiene duda de que el Instituto que dirige tendrá la inteligencia de llevar a cabo un gasto y una inversión correcta, transparente y eficiente para contribuir a la economía mexicana. Para lograrlo, se debe llevar a cabo una política pública centrada en el derechohabiente, que hable más con el trabajador, que no se cruce de brazos a la espera de un subsidio federal para tener una oferta de vivienda adecuada, sostiene

Deja un comentario

No Announcement posts