Chiapas y el sueño mexicano

Publicado Por

CosechaLa diversidad cultural, económica y ecológica que guarda la frontera sur de México permite a las poblaciones fronterizas mantener vínculos estrechos con sus contrapartes de Guatemala y Belice.

Existen regiones en las entidades limítrofes que forman parte de áreas binacionales; tal es el caso del Soconusco, en el estado de Chiapas, cuya dinámica está anclada a una tradición secular, que ha llegado a conformar un mercado laboral bicultural de cuya existencia depende la producción agrícola de la zona.

Esta área binacional, integrada por el sur-occidente de Guatemala, y el Soconusco y la Sierra Madre de Chiapas, cuenta con dos ciudades nodales: Tapachula en la costa de Chiapas y Quetzaltenango en el altiplano guatemalteco. Ambas ciudades son principalmente centros de comercio y servicios con una amplia zona de influencia, en la cual se encuentran centros urbanos más pequeños y pueblos. Esta área binacional, en la que predomina aún el patrón agroexportador de desarrollo capitalista, es desde hace varias décadas la más dinámica de las regiones en la frontera de México con Guatemala y con Belice.

En este contexto, Chiapas ha sido la principal entidad receptora de trabajadores estacionales procedentes de Guatemala. Sin embargo, en los últimos años este flujo migratorio ha presentado cambios relevantes. En primer término, los trabajadores guatemaltecos han diversificado los tipos de trabajo donde se emplean.

Además de las actividades agrícolas y el servicio doméstico, también laboran en distintas ramas del sector terciario, como el comercio y los servicios, empleos que se ubican especialmente en las localidades urbanas de la región. Con los resultados de la Encuesta sobre Migración en la Frontera Guatemala-México (Emifguamex; a cargo de El Colegio de la Frontera Norte, el Instituto Nacional de Migración, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, el Consejo Nacional de Población y la Secretaría de Relaciones Exteriores), es posible cuantificar y caracterizar a la mayor parte del flujo de migrantes que cruzan dicha frontera con la intención de trabajar en el estado de Chiapas.

Características en común

Vías del trenDe las principales características sociodemográficas de los trabajadores guate- maltecos, se puede señalar que este flujo está compuesto mayoritariamente por hombres. De acuerdo con los resultados de la Emifguamex, de cada cinco migrantes, cuatro son varones (78 por ciento eran hombres en 2004 y 73 por ciento en 2007).

Como ocurre con los mexicanos que se van a Estados Unidos, la migración temporal de guatemaltecos está integrada, sobre todo, por población joven. Cerca de la mitad (50.7 por ciento en 2004 y 50.3 por ciento en 2007) de los migrantes tiene menos de 30 años. Asimismo, aproximadamente la cuarta parte de los trabajadores mencionados (30.9 por ciento en 2004 y 21.6 por ciento en 2007) no sabe leer ni escribir.

 

¿EN QUÉ SE EMPLEAN?

MigrantesUna de las variables principales para conocer las diferencias socioeconómicas y demográficas de los migrantes guatemaltecos tiene que ver con el tiempo de permanencia en territorio mexicano. Es posible distinguir flujos laborales de carácter transfronterizo con una duración menor a un día, de aquellos cuya temporalidad es mayor. Así, cerca de la mitad (48 por ciento en 2004 y 43.3 por ciento en 2007) permanecen en México hasta 24 horas. De cada 10 trabajadores, cuatro vienen y regresan el mismo día, dos duran hasta una quincena, dos tardan hasta un mes y los otros dos hasta un año.

Si bien la falta de empleo en Guatemala es la principal causa que obliga a migrar a los trabajadores guatemaltecos, su condición laboral se asocia con su inserción al proceso migratorio a México. Así, más de la mitad de los trabajadores de ese país cuentan con experiencia migratoria a México practicada diariamente (55 por ciento en 2004 y 54 por ciento en 2007). Otra proporción importante ha realizado entre uno y tres cruces previos, mientras que el resto ha venido temporalmente a México en cuatro o más ocasiones.

Respecto a su participación laboral, casi la totalidad (97.4 por ciento en 2004 y 99.5 por ciento en 2007) sí laboró en territorio mexicano. De esta población, cerca de 40 por ciento se ocupa como trabajadores agropecuarios. Los vendedores ambulantes representan alrededor de la cuarta parte; le siguen los trabajadores de la construcción, en servicios domésticos, en servicios diversos, de la industria; y en menor medida los comerciantes y los profesionistas, técnicos y personal administrativo.

Frontera GuatemalaEl mercado laboral chiapaneco en el que participan los migrantes guatemaltecos se ha diversificado en un mayor número de actividades y se ha expandido hacia espacios urbanos. Los resultados de la Emifguamex muestran que el comercio y la construcción son los sectores que concentran el grueso de la participación de trabajadores de Guatemala. Sin embargo, los flujos tradicionales que van al sector agrícola y servicio doméstico, siguen teniendo una participación importante en la estructura productiva de Chiapas, especialmente en la región fronteriza, la cual forma parte del mercado laboral binacional con Guatemala.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: