Dejamos una Policía Federal Transformada

Publicado Por

Genaro García LunaEntre diciembre de 2006 y junio de 2012, la Policía Federal (PF) detuvo a 109 mil 371 presuntos delincuentes y aseguró 14 mil 713 armas de fuego, según datos de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP).

Contra el crimenSi bien esto representa un resultado sin precedente, las cifras también arrojan un saldo de miles de pérdidas humanas a causa de la llamada guerra contra el crimen organizado —se estima que han muerto alrededor de 60 mil personas entre diciembre de 2006 y enero de 2012—, además de que los hechos de violencia aún se presentan en forma continua en todo el territorio nacional.

Aunque hay importantes avances en el combate a la inseguridad y el crimen organizado, es fundamental continuar y consolidar los modelos policiales que se han desarrollado en los últimos años en México, asegura Genaro García Luna, titular de la SSP.

“México —comenta el funcionario— enfrentaba un retraso de décadas en la evolución y desarrollo de sus policías. En este sentido, en los últimos años se realizó un gran esfuerzo por transformar los cuerpos policiales del país, mediante la aplicación, a nivel federal, del Nuevo Modelo de Policía, que supone pasar de ser una policía reactiva —cuyas acciones prácticamente dependían de la flagrancia delictiva— a una corporación guiada por la inteligencia y la ciencia”.

En entrevista con Alcaldes de México, el funcionario afirma que la creación de la PF ha permitido que las capacidades del Estado sean muy superiores a aquéllas con las que se contaba hace apenas cinco años.

En el periodo de diciembre de 2006 a junio de 2012, las autoridades federales detuvieron a 2,040 presuntos secuestradores y 3,141 personas presuntamente vinculadas con alguna organización delictiva dedicada al narcotráfico. Asimismo, se aseguraron 540.30 toneladas de marihuana y 33 toneladas de cocaína.

“Son resultados sin precedentes, tanto en lo relativo a la vertiente de construcción institucional como por lo que se refiere al trabajo operativo”, destaca García Luna, quien añade que también es esencial avanzar en la construcción de capacidades en las policías locales.

Avión PFABATIR EL DELITO DE RAÍZ

Comenta que las policías estatales y municipales en México representan 91.36 por ciento de las fuerzas policiales del país, por lo que es fundamental avanzar en los exámenes de control de confianza de sus miembros y en el desarrollo de sus capacidades de análisis, inteligencia y operación.

García Luna considera que el problema de la delincuencia debe combatirse desde la base, dado que la evolución criminal comienza con delitos aparentemente menores, como el robo, pero luego escala hasta llegar al secuestro o el tráfico de drogas.

“Es fundamental combatir el delito desde sus orígenes, para lo cual el gran reto radica en trasladar los avances que hoy se tienen en la PF a las policías locales, mediante acciones como la evaluación de control de confianza de sus miembros, la aplicación generalizada de los recursos tecnológicos, como la Plataforma México, y el desarrollo de servicios de carrera sólidos que permitan ofrecer a los policías un auténtico proyecto de vida”.

Asimismo, es imperativo que la estrategia policial se complemente con estrategias específicas de prevención fundamentadas en la política social y con programas de largo aliento para reformar la procuración de justicia en el país.

APOYO DE SDE EL LE GISLATIVO

PFSegún el secretario, las bases para un combate eficaz contra la delincuencia en México están sentadas, aunque también es necesario realizar cambios desde el Poder Legislativo, para fortalecer la estrategia

desde todos los frentes. Por ejemplo, instaurar plenamente el mando único policial a nivel estatal, con el objeto de alinear facultades legales, estado de fuerza, equipamiento, tecnología y presupuesto.

Además es preciso avanzar en la procuración e impartición de justicia, para reducir los índices de impunidad, así como en formular una legislación eficaz contra el lavado de dinero.

En el caso de la reforma constitucional para que todas las entidades del país adopten el mando único policial, la iniciativa de ley —presentada por el presidente Felipe Calderón en octubre de 2010— se encuentra pendiente en el Congreso de la Unión, aunque algunos estados han adoptado el modelo desde las legislaciones locales.

“El mando único estatal es un esquema que permitiría homologar facultades y hacer un uso más eficiente del estado de fuerza, así como del presupuesto de las policías de las entidades federativas. Algunos estados ya han avanzado en la aplicación de reformas, tomando como referente el Nuevo Modelo de Policía”, expone el secretario.

García Luna dice que, cuando México cuente con 32 policías estatales profesionales y confiables, se habrá avanzado en la construcción de la seguridad pública que el país requiere, puesto que más de 90 por ciento de los delitos corresponden al fuero común. “En este sentido, hay plena conciencia de la vulnerabilidad de nuestras policías a nivel estatal y municipal”.

Agrega que el Nuevo Modelo de Policía brindará viabilidad operativa a nivel local, al tiempo que permitirá un uso más eficiente de los recursos y sistemas con que ya cuenta nuestro país para modernizar la seguridad pública en los tres niveles de gobierno.

TRABAJO LOCAL

OficinasRespecto a las acciones que ha realizado el Ejecutivo Federal, junto con los estados y municipios para el combate a la delincuencia, el titular de la SSP afirma que ha habido una colaboración intensa con las corporaciones policiales de todas las entidades del país.

Detalla que, a través del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se les brinda apoyo técnico y económico permanente, para sumarlos a la Plataforma México, que es una herramienta tecnológica, que consta de una red de fibra óptica que transporta voz, datos e imagen de cualquier corporación policial federal, estatal y municipal. A la fecha, la Plataforma México cuenta con más de 500 millones de registros consultables, lo que da una idea de su importancia para el combate al delito en todas las entidades del país.

También se ha apoyado a los estados mediante la aplicación de evaluaciones de control de confianza de sus elementos y en el desarrollo de sus propios centros de evaluación. En estos y otros temas específicos, se ha dado asesoría para sentar los cimientos del Nuevo Modelo Policial a nivel local. Sobre las evaluaciones que se han aplicado a los elementos de las corporaciones policiales estatales, Genaro García menciona que un elemento clave para el éxito de una policía es la confianza recíproca con la comunidad.

Sobre las evaluaciones que se han aplicado a los elementos de las corporaciones policiales estatales, Genaro García menciona que un elemento clave para el éxito de una policía es la confianza recíproca con la comunidad.

MALOS ELEMENTOS, FUERA

“Aquellos elementos que se hayan desviado del servicio a la ciudadanía deben estar fuera de las instituciones del Estado y no dentro de las mismas. Con el fin de evitar que los elementos que han sido dados de baja se incorporen a otras corporaciones, se cuenta con un Registro Nacional de Personal de Seguridad Pública en Plataforma México. Dicho registro se comparte entre las corporaciones de todo el país, lo que permite consultar la trayectoria laboral del elemento y facilitar su identificación en caso de un ilícito”.

Sobre la posibilidad de hacer una depuración de la PF, comenta que el proceso de control de confianza de la corporación opera bajo estrictos estándares internacionales y se ha evaluado a 100 por ciento de los elementos en activo.

“Ninguna institución, en ningún país del mundo, está exenta de la desviación de algunos de sus miembros. Sin embargo, no se puede juzgar a una corporación completa por los errores o ilícitos cometidos por algunos de sus elementos.Lo relevante aquí es el desarrollo de capacidades institucionales, que permitan detectar y corregir los casos de conductas inadecuadas o ilegales”, sostiene García Luna.

En el desarrollo de dichas habilidades institucionales se ha avanzado considerablemente, puesto que han aumentado las capacidades de la Unidad de Control de Confianza de la PF, para realizar hasta 80 mil evaluaciones integrales al año, que abarcan cuatro áreas: evaluación poligrá fica, investigación del entorno socioeconómico, valoración medica-toxicológica y evaluación psicológica.

HACIA FUTURO

MotociclistasAún hay mucho por hacer y todo es perfectible, asegura García Luna. Sin embargo, considera que se cuenta con bases sólidas para avanzar en el fortalecimiento de las capacidades del Estado en materia de seguridad pública.

Un ejemplo es la operación del Sistema Único de Información Criminal en la Plataforma México o de programas como el Sistema Integral de Desarrollo Policial que, a través de cuatro componentes —Servicio Profesional de Carrera Policial, Programa Rector de Profesionalización, Régimen Disciplinario y Sistema Complementario de Seguridad Social—, permite ofrecer a sus integrantes una autentica opción de carrera profesional y de vida.

También se elevó el estado de fuerza de la PF de 6,489 elementos, en diciembre de 2006, a más de 36 mil elementos en la actualidad, lo que significa un aumento de aproximadamente 600 por ciento.

En infraestructura, se cuenta con 16 estaciones nuevas para la corporación federal, diseñadas bajo el modelo del Centro de Mando ubicado en Iztapalapa. Y recientemente se creó la División Científica, que permite aplicar los principales avances de la ciencia a la investigación de los delitos.

En lo referente a la transformación del Sistema Penitenciario Federal, se modernizaron los centros penitenciarios existentes, se recuperó y amplió el Complejo Penitenciario Federal Islas Marías y se realizó la transferencia a la federación de siete centros estatales de reclusión, entre otras acciones.

“Seguramente el país seguirá fortaleciendo sus capacidades institucionales en esta dirección”, destaca el funcionario.

PROFESIONAL Y CONFIABLE

A decir de Genaro García, las organizaciones criminales han sido debilitadas estructuralmente, al tiempo que las capacidades del Estado se han fortalecido. “México tiene una PF profesional y confiable”.

Puntualiza que el proceso de control de confianza de la PF es uno de los más completos del mundo, además de que las condiciones de trabajo de los efectivos mejoraron sustancialmente a través del Sistema Integral de Desarrollo Policial.

Pero “los mayores retos han sido y seguirán siendo fortalecer a nuestras instituciones y desarrollar una alianza entre comunidades y autoridades en favor de la legalidad. Lo anterior, desde luego, implica fortalecer también la política social, multiplicando oportunidades de empleo y desarrollo en todo el país”, concluye.

Marco legal

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: