“El mundo entero tiene que volcarse a combatir el narcotráfico ”

Carlos OvidioEntre el 21 y 23 de abril del presente año, se realizó en la Ciudad de México la Expo Seguridad México 2009, en la que participaron más de 200 expositores nacionales e internacionales, quienes presentaron los más novedosos avances tecnológicos que existen en materia de seguridad, cuya utilidad puede alcanzar diferentes ámbitos, que van desde el personal hasta el colectivo en una gran ciudad.

Durante la inauguración de la exposición y en una conferencia magistral, participó el general Carlos Ovidio Saavedra, jefe de Operaciones Conjuntas de las Fuerzas Militares de Colombia. Como es bien sabido, ese país ha afrontado, ya durante bastante tiempo, una gran violencia que, en las décadas más recientes, se recrudeció con el florecimiento del tráfico de narcóticos, a cuyo combate ha dedicado grandes esfuerzos y recursos el Estado colombiano. Por las lecciones que pudieran ser útiles para nuestro país, charlamos brevemente con el general Ovidio a propósito de su experiencia en la lucha contra el crimen organizado.

¿Qué opinión tiene sobre este tipo de exposiciones?

La tecnología es muy importante; de hecho, para la situación que actualmente vive México, le viene como anillo al dedo. Los problemas de inseguridad deben combatirse, indiscutiblemente, con tecnología para llevarle la delantera a los bandidos —como llamamos en Colombia a quienes están haciendo daño a las comunidades, a la sociedad—.

De esta manera, pese a su corta duración, considero que esta exposición es excelente. Me parece que ha avanzado bastante en el breve tiempo que lleva de ser organizada, por lo que felicito a los mexicanos.

¿Son similares los problemas de inseguridad que enfrentan México y Colombia?

Sí, por supuesto. Nosotros, poco a poco, hemos venido superando este problema. No lo hemos resuelto del todo, ya que el tema del narcotráfico es sumamente delicado, complejo, y amerita, para su combate, de una gran articulación del Estado y la sociedad. Precisamente en este terreno es importante la aportación de la tecnología.

¿Ha sido exitosa su campaña contra los capos del narcotráfico en Colombia?

PEPSí, la campaña de Colombia contra todas las organizaciones delincuenciales es de 24 horas al día, de tal manera que, con beneplácito, vemos todos los días excelentes resultados en la campaña contra el flagelo de las drogas. Es indiscutible que se trata de un fenómeno trasnacional, y en este momento, lamentablemente, les está tocando a ustedes. Ojalá encuentren las herramientas y el norte muy claro para poder contrarrestarlo y atacarlo.

FENÓMENO INTERNACIONAL

¿Hay participación de cárteles de la droga mexicanos en lugares como Colombia y Sudamérica?

El fenómeno del narcotráfico es, como tal, un sistema que afecta a todas las comunidades a nivel mundial, no solamente a Colombia, Centroamérica o México. Todo el continente, de una u otra forma, está afectado por este problema, por lo que se tiene que atacar de manera integral. El mundo entero se tiene que volcar al combate de este fenómeno.

¿La captura de un capo afecta el tráfico que se hace de Colombia a México y Estados Unidos?

Quisiera decirle que sí, pero no es así. Los cárteles son muy dinámicos: es capturado un capo y nacen otros 10, aunque sean de menor calidad. Entonces, el fenómeno es muy delicado; por ello, hay que interpretarlo, conocerlo y atacarlo.

¿Lo que estamos viviendo en México ustedes ya lo vivieron?

Hace aproximadamente 10 años empezamos a vivir esto. Hubo necesidad, mucho dolor, amargura, desazón, sufrimiento, y es lo que ustedes están padeciendo en este momento. Pero lo importante es que el Estado, el pueblo, la sociedad y la tecnología se aglutinen alrededor de todo este fenómeno.

¿Cuántos hombres han perdido ustedes en su lucha contra el narcotráfico?

Son muchos, innumerables. Anualmente, estamos perdiendo, por acción de minas, de carros-bomba, por el combate directo que entablamos contra la organización criminal, a mil 500 hombres de toda la fuerza pública. Pero tenemos un espíritu guerrero que nos invita, precisamente, a continuar en la búsqueda de la paz. Ya la tenemos casi de la mano.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: