Frontera bajo IVA: Homologación de Impuestos en la Frontera

 

Como pocas veces en su pasado reciente, la sociedad fronteriza recibió la noticia de la reforma hacendaria impulsada por el actual Gobierno Federal, sobre todo en su vertiente de incremento al impuesto al valor agregado (IVA) a partir del 1o de enero de 2014, como una decisión que desconocía los efectos negativos que traería para los habitantes de las zonas fronterizas mexicanas, en especial de quienes viven la vecindad con Estados Unidos.

Un sector importante de dicha sociedad se opuso de manera decidida al alza en la tasa del IVA, que pasó de 11 a 16 por ciento, y que condujo a que el pasado 12 de febrero, diversas organizaciones empresariales a través del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Tijuana, Juan Manuel Hernández Niebla y del abogado fiscalista, Adolfo Solís Farías, hicieran entrega a los juzgados federales del amparo colectivo contra la homologación del gravamen. En total se incluyeron 58,008 firmas de ciudadanos que decidieron interponer el recurso contra una medida que consideran ignora la realidad que se vive en la frontera.

Se trata de un amparo de grandes proporciones, sin precedente en la historia regional. El paquete de firmas incluye a ciudadanos de los cinco municipios de Baja California; San Luis Río Colorado, Sonora; Ciudad Juárez, Chihuahua y de Baja California Sur. Si bien respecto a la población que vive en las franjas fronterizas, las casi 60 mil firmas parecerían pocas, no podemos negar que sumarlas no ha sido fácil.

Desde que la reforma hacendaria se discutía creció la preocupación de los habitantes de la frontera sobre dicha homologación. La crítica se enderezaba contra la “miopía centralista” que hablaba de eliminar los “privilegios” de los que gozaban aquellos que viven en esas zonas. Desde la frontera se les recordaba que el diferencial con respecto a este tipo de impuesto que se cobra en el “otro lado”, que es de 8 por ciento, generaría una desaceleración de la economía local, pérdida de empleos y, sobre todo, fuga de aquellos consumidores que cuentan con documentos para pasar a Estados Unidos.

alcadef10En desventaja

La historia de los seis estados del norte mexicano no puede comprenderse al margen de las cuatro entidades del sur de Estados Unidos. Es una historia de interacción en todas las dimensiones de la vida social, económica y cultural. Sin embargo, el caso de Baja California no tiene comparación. Es la única entidad mexicana que colinda con un solo estado de la Unión Americana y se trata de nada menos que la considerada octava economía del mundo; además, sus cinco municipios pueden ser considerados como fronterizos. La dependencia con California es indiscutible; el comercio y la industria son una buena muestra. Para tratar de proteger el desarrollo nacional se instituyeron regímenes especiales e impuestos diferenciados. De ahí la importancia de medidas como el aumento en las tasas del IVA. Pero de ahí también la respuesta esquema del trienio 1983-1990: 15 por ciento de tasa general y 10 por ciento para la frontera. Fueron 14 años durante los que se mantuvieron las tasas inamovibles.

El 1o de enero de 2010 entró en vigor un nuevo aumento, cierto sólo del uno por ciento para la tasa general y fronteriza, pasando a 16 y 11 por ciento, respectivamente. Lo interesante es que se trató de la única variación que tuvo lugar bajo los dos gobiernos federales de extracción panista.

Finalmente, el pasado 1o de enero entró en vigor el aumento de 5 por ciento en el IVA para la frontera.

Durante el proceso de discusión de la reforma hacendaria hubo una fuerte polarización. Sobre todo los empresarios, encabezados por el CCE de Tijuana, vertieron fuertes críticas sobre los “efectos perniciosos” de la medida. Exigieron a los representantes fronterizos, diputados federales y senadores, que rechazaran el aumento. Una difícil situación, sobre todo para los representantes populares de extracción priista. Quien fue el blanco del mayor número de ataques fue Jaime Chris López Alvarado, diputado del VI distrito de Baja California, pues mediante un video que circuló profusamente en las redes sociales y en su calidad de “coordinador de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Baja California”, manifestó que él y la mayoría de sus compañeros estaban a favor del incremento al IVA contenido en la propuesta de reforma hacendaria.

Crece Inconformidad

En una encuesta realizada por la empresa IMERK y publicada en el periódico Frontera, el pasado 27 de enero (pág. 10A), se da cuenta cómo ha crecido la percepción negativa respecto a la homologación. Por ejemplo, ante la pregunta de “si considera que su situación económica actual en comparación con 2013 ha cambiado”, 76.5 por ciento piensa que es peor; 21.5 por ciento igual y sólo 2 por ciento cree que ha mejorado. Ante la pregunta: “¿Su capacidad de compra ha disminuido con el incremento del IVA?”, 87.2 por ciento respondió afirmativamente y sólo 12.8 por ciento contestó que no. Finalmente, a la pregunta: “¿Considera que este incremento en el IVA ha afectado su calidad de vida?”, 87.8porcientorespondióque sí, mientras que apenas 12.2 por ciento contestó de forma negativa.

La percepción social es fundamental para que un asunto se convierta en problema y en un desafío para las autoridades; en este caso para el Gobierno Federal. Lo cierto es que también ha habido una verdadera controversia en torno a los efectos reales del incremento del IVA en la frontera. Algunos estudios académicos han sido severamente cuestionados por funcionarios federales, que tampoco aportan datos contundentes para desacreditar las declaraciones pesimistas que han vertido empresarios, académicos y políticos. Lo que tenemos son debates sobre percepciones de los probables efectos. Lo cierto es que la tensión se agrava por los datos negativos que presenta la economía fronteriza. Urge que las bondades de las reformas estructurales impacten positivamente los bolsillos de los mexicanos en general y fronterizos en particular. Es la única forma para que la percepción negativa sobre el incremento al IVA comience a cambiar. Ese es el reto para el Gobierno Federal.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: