Infonavit y ONU-Hábitat miden prosperidad local

Publicado Por


En octubre de 2016, ambas instituciones presentaron los reportes finales del Índice de Ciudades Prósperas, en el que destacan las ciudades de Cajeme, Cancún, Acuña, Guadalajara, La Paz y Tepic

 

patinetas

FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO

En 2012, ONU-Hábitat presentó un nuevo enfoque para medir el progreso de las ciudades: la Iniciativa de Ciudades Prósperas, orientada hacia la transformación de las ciudades a través de un marco práctico para la formulación de un plan de acción que integre las políticas públicas y las acciones encaminadas a incrementar sus niveles de prosperidad.

En septiembre de 2014, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat) formalizaron una alianza para elaborar el Índice de Ciudades Prósperas, con el objetivo de encontrar oportunidades para mejorar la calidad de vida de los acreditados.

escala-global-prosperidad

En octubre de 2016 ambas instituciones presentaron ante las delegaciones de los 193 países participantes en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible Hábitat III, los reportes finales, lo que coloca a México como la nación con mayor número de ciudades con esta métrica territorial y urbana.

Fueron seleccionados 136 municipios, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), los cuales concentran 80 por ciento de la originación crediticia del Infonavit. A estas localidades se añaden las 16 delegaciones de la Ciudad de México.

De acuerdo con David Penchyna, director General del Infonavit, la asociación con ONU-Hábitat permitirá contar con información estratégica para que los ayuntamientos tomen decisiones que permitan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Asimismo, refiere que el Índice permitirá establecer una línea base para medir el progreso de la política nacional de vivienda impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

El Índice de Ciudades Prósperas establece que una ciudad próspera es aquella en donde los seres humanos realizan las aspiraciones, ambiciones y otros aspectos intangibles de su vida; donde encuentran bienestar y condiciones para buscar la felicidad y donde se incrementan las expectativas de bienestar individual y colectivo; es el lugar privilegiado donde mejor se atienden sus necesidades básicas, donde acceden a los bienes y servicios de manera suficiente y donde cuentan con los servicios públicos esenciales para la vida en común.

En términos generales, ofrece abundancia de bienes públicos y desarrolla políticas y acciones para un uso sostenible y un acceso equitativo para todos.

foto-kiturbano

QUÉ SE EVALÚA

Entre otras cosas, el Índice de Ciudades Prósperas ayudará a identificar las necesidades de infraestructura en 136 municipios y las 16 delegaciones de la Ciudad de México. Asimismo, contribuirá a hacer más favorables las condiciones para desarrollar viviendas, además de mejorar el acceso a servicios de los trabajadores.

De acuerdo con información de ONU-Hábitat, a través de un marco metodológico y conceptual, ofrece a los gobiernos una herramienta que les permitirá intervenir en las seis dimensiones que definen a las ciudades prósperas:

1. Productividad: contribuyen al crecimiento económico y al desarrollo, la generación de ingresos, el empleo y la igualdad de oportunidades que proporcionan niveles de vida dignos para toda la población.

2. Infraestructura de desarrollo: proporcionan infraestructura y servicios necesarios para sostener a la población y la economía, y mejorar la calidad de vida.

3. Calidad de vida: brindan servicios sociales, educación, espacios públicos, recreación, salud y seguridad, que permiten a la población llevar una vida plena.

4. Equidad e inclusión social: una ciudad es próspera en la medida en que la pobreza y las desigualdades son mínimas; esto implica reducir la incidencia de barrios marginales y de nuevas formas de pobreza.

5. Sostenibilidad ambiental: los recursos naturales de la ciudad y su entorno se preservan en beneficio de la urbanización sostenible, de tal forma que no se comprometan las necesidades de las futuras generaciones.

6. Gobernanza y legislación urbana: las ciudades tienen mayor capacidad de combinar sostenibilidad y prosperidad compartida a través de la gobernanza urbana efectiva y liderazgos transformadores, con planes integrales y políticas que se diseñan y aplican con la participación social y la actualización de leyes y reglamentos. Los principales resultados que ofrece el Índice de Ciudades Prósperas se pueden consultar en la página web del Infonavit.

resultados-generales-infonavit

Deja un comentario

No Announcement posts