Localidades, viene 2da etapa de bancarización

Publicado Por

4 en 1

Superada la primera etapa de instauración de los corresponsales bancarios en el país, que actualmente constituyen una red de 13 mil 580 puntos de acceso dispersos en el territorio nacional, las autoridades bancarias formulan una siguiente fase en la aplicación de este modelo que prevé la incorporación de las Sociedades Financieras Populares (Sofi po), así como de los establecimientos de Telecomm-Telégrafos.

Asimismo, los bancos trabajan en planes de expansión en colonias populares urbanas, además de que preparan la introducción de nuevos productos como microseguros y apertura de cuentas.

Ranking-MunicipiosLo anterior, con el propósito de lograr que la penetración de los servicios financieros avance de forma más rápida en todos los municipios del país. El estudio de Inclusión Financiera 2010, de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), revela que de los 2,456 municipios de México, un segmento de 872 –equivalente a 36 por ciento del total— tiene sucursales bancarias, pero el 64 por ciento restante no cuenta con ninguna sucursal. Estas cifras consideran el universo de presidencias municipales existentes en el país más las 16 delegaciones del Distrito Federal.

Yerom Castro, vicepresidente de la CNBV, adelanta en entrevista con Alcaldes de México que la fi gura de corresponsal bancario será introducida en las Sofipo, las cuales tendrán un régimen similar al que se aplica para los bancos y podrían ser llamadas microsucursales.

Las Sofipo son instituciones de microfinanzas, constituidas como Sociedades Anónimas de Capital Variable, que tienen como propósito fomentar el ahorro popular y extender el financiamiento a las personas de menores ingresos. Dentro de estas instituciones, que comenzaron a operar en 2005 con base en la Ley de Ahorro y Crédito Popular (LACP), se encuentran firmas como FinComún; Coincidir, Servicios Financieros; Te Creemos, Financiera Popular y FinSocial, entre otras más.

A decir de Yerom Castro, “se busca que las Sofipo sean las responsables de las operaciones que su corresponsal realice. Es un concepto de micro sucursal, en el que la Sociedad tendría acceso a las misceláneas en las poblaciones más pequeñas, y que podrían operar al menor costo posible a través de los mismos sistemas tecnológicos que se piden a los corresponsales bancarios, pero con algunas modifi caciones.” Actualmente, el ramo de las Sofipo está integrado por 33 entidades, las cuales tienen 519 sucursales y 1 millón 787 mil clientes.

Telecomm-Telégrafos también se suma a la nueva fase de expansión, ya que busca este año ser el brazo financiero de las instituciones bancarias para dotar de servicios y productos a las zonas más alejadas del país, también bajo la figura del corresponsal bancario.

BAJA COBERTURA

Cobertura financieraDesde un punto de vista regional, se advierte que la cobertura bancaria es heterogénea en el país. Las alcaldías urbanas, semiurbanas y metrópolis tienen prácticamente una cobertura total; mientras que 96 por ciento de los municipios rurales y 79 por ciento de los ayuntamientos con menos de 15 mil habitantes, carecen de establecimientos bancarios.

Si se toma en consideración a todas las instituciones financieras reguladas, tales como cooperativas, microfinancieras, cajas de ahorro y arrendadoras, se podría suponer que la cobertura de los servicios financieros es más amplia a nivel nacional, pero la realidad es que tampoco es así. La CNBV refiere que, actualmente, sólo 42.8 por ciento de los municipios –esto es 1,052— cuentan con establecimientos de algún tipo de institución financiera. Por tanto, 1,404 estan desatendidos del sistema financiero.

En este contexto, las autoridades hacendarias y las instituciones financieras consideran que, mediante la figura de los corresponsales, la cobertura actual de los servicios bancarios tiene un alcance de 80 por ciento de los municipios.

Guillermo Babatz, presidente de la CNBV, admite en entrevista que es “alarmante” la baja cobertura financiera en el país, tan sólo por el hecho de que las sucursales bancarias estén ausentes en 64 por ciento de los municipios. De ahí la necesidad de fortalecer la figura de las corresponsalías bancarias, ya que, como dicen los especialistas, al ritmo actual será difícil lograr la meta de garantizar servicios bancarios en 90 por ciento de los municipios del país, a través de las corresponsalías, al final del sexenio.

CORRESPONSALES POTENCIALES

TarjetaComo se recordará, algunos giros de negocio que participan en este esquema son farmacias, tiendas departamentales, tiendas de conveniencia, gasolineras y restaurantes. La CNBV estima que actualmente existen 13 mil 580 puntos de acceso de corresponsales bancarios. Si se añaden los corresponsales potenciales, como supermercados y tiendas de conveniencia —que todavía no forman parte del sistema—, además de las redes del Estado, como Telecomm-Telégrafos y Diconsa, los puntos de acceso de corresponsales podrían ascender a más de 40 mil.

La operación de los corresponsales bancarios se encuentra en una primera etapa, ya que para que el modelo llegue al100 por ciento de los municipios tendrán que pasar mínimo cinco años, explica en entrevista Jorge Monge, director de Corresponsales de BBVA Bancomer.

El retiro de efectivo y el pago de tarjetas de crédito de marca propia, o de alianzas con cadenas comerciales, son las operaciones más comunes y puede decirse que ya maduraron al estar en operación durante varios años. La transacción que está en proceso de incorporarse es la de depósitos a cuentas, y en la medida en que se instaure, “agarrará fuerza”, considera Monge.

Pero como explica el directivo de BBVA Bancomer, llegar a un municipio de menos de 5 mil habitantes, con la fi gura de corresponsal bancario, resulta ser muy caro para las instituciones crediticias. “Lo que se busca son tiendas en donde ya se tenga la infraestructura, para que el costo de operación sea bajo, pero si se quiere establecer este tipo de servicios en un establecimiento pequeño, se debe instalar equipo, y el costo se eleva y haría inviable la ‘bancarización’ en esa población.”

VIABLE, LA BANCA MÓVIL

Las instituciones financieras y las autoridades trabajan a marchas forzadas, porque según los reportes de inclusión financiera, realizados por la CNBV, entidades federativas como Guerrero y Oaxaca tienen los niveles más bajos de infraestructura bancaria del país. En el primer estado, 60 por ciento de los municipios no cuenta con bancos, y en el segundo, 94 por ciento muestra la misma situación. Otro caso dramático es Tlaxcala, donde 78 por ciento de los ayuntamientos tampoco reporta ninguna sucursal.

Con base en el mismo parámetro de número de sucursales bancarias, la región centro-occidente de México es la que arroja indicadores por encima del promedio nacional. Por ejemplo, los estados de Hidalgo y Querétaro reportaron un incremento de 70 por ciento desde el año 2001. En cambio, 11 municipios de Chipas, considerados urbanos y con más de 50 mil habitantes —entre ellos Chamula, Chilón, Salto de Agua y Tila—, no tienen presencia de ninguna sucursal.

Dada esta situación, Jorge Monge, de BBVA Bancomer, es realista al manifestar que las instituciones crediticias “no esperan llegar a rancherías o pequeñas poblaciones con el modelo de corresponsal, en el último tramo de la ‘bancarización’ se llegará de la mano de la banca móvil”.

En sus planes de este año, BBVA Bancomer pretende llegar a los ayuntamientos urbanos, donde no hay sucursales bancarias, como las zonas populares de las grandes ciudades. Ahí, establecimientos como Oxxo, Farmacias Benavides y las cadenas de autoservicio, como Aurrerá, serán los puntos de venta. Para los ayuntamientos suburbanos se tienen planes con las tiendas Diconsa, aunque el directivo reconoce que existe un obstáculo legal, ya que se trata de tiendas comunitarias y no de establecimientos mercantiles, por lo que es necesario realizar cambios legales.

AJUSTAR EL ESQUEMA

Al respecto, Carlos Labarthe, presidente ejecutivo de Compartamos Banco, considera que la regulación para los corresponsales bancarios debe flexibilizarse, ya que México mantiene el reto de extender los servicios bancarios a la población.

En las poblaciones muy pequeñas todavía no hay bancos, ni cajeros automáticos, ni tampoco existen establecimientos con Terminales Punto de Venta (TPV), pero aunque la ley permite a los bancos ofrecer servicios y productos a través de terceros, como las cadenas de supermercados, el modelo debe afinarse para incorporar a corresponsales más pequeños, como los micronegocios de las regiones más apartadas. De lo contrario, será difícil que la farmacia de una comunidad rural, por ejemplo, pueda convertirse en corresponsal.

El subdirector de Corresponsales de Banamex, Gerardo Sánchez González, comenta a Alcaldes de México que dicha institución espera cubrir este año la gran mayoría de los municipios urbanos y suburbanos. “Queremos llegar al mayor número de ayuntamientos de Guerrero y Oaxaca en donde no hay presencia bancaria. Esperamos cerrar con 18 mil puntos de venta en 2011; el año pasado teníamos 4,700 corresponsales bancarios y 2,700 puntos de corresponsales cambiarios.”

Será hasta el segundo semestre de este año que Banamex empezará con la segunda fase de su programa de corresponsalías, que prevé la apertura de cuentas, la colocación de tarjetas prepagadas de baja transacción, así como la oferta de microseguros y tarjetas de crédito de bajo valor.

El presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Robles, reconoce que uno de los retos de la banca es continuar la profundización del servicio bancario a todos los rincones del país, y en todos los estratos socioeconómicos. Esta tarea exige de la banca desarrollar nuevos productos y servicios, más eficientes, accesibles y competitivos, que puedan ofrecerse vía los corresponsales bancarios, para que de los 40 millones de adultos que actualmente atienden los bancos, en cinco años puedan añadir a 10 millones más y, en 10 años la cobertura de servicios financieros sea total en el país.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: