Marihuana legal: menos debate y más acción

De acuerdo con los expertos, el tiempo de discusiones y foros para regular la producción y consumo de cannabis se ha agotado

Tras el fallo de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el pasado cuatro de noviembre de 2015, se aprobó el uso de la marihuana con fines recreativos a favor de cuatro personas que promovieron un amparo. El proyecto del ministro Arturo Zaldívar fue apoyado por sus pares José Ramón Cossío, Alfredo Gutiérrez y la entonces ministra Olga Sánchez Cordero, mientras que Jorge Pardo Rebolledo votó en contra.

Con este resultado, cinco artículos de la Ley General de Salud (LGS) fueron declarados inconstitucionales, ya que restringen el uso y cultivo con fines recreativos del cannabis, aunque la prohibición a la comercialización del estupefaciente se mantiene; los únicos beneficiados con esta resolución son quienes promovieron el amparo, para el resto de la población la política prohibicionista sigue vigente.

Ante este escenario se levantaron diferentes voces, entre quienes proponen la legalización de la marihuana y quienes desean abrir la discusión para consultar con especialistas la oportunidad de la medida.

Juan-Francisco-Torres-Landa

Juan Francisco Torres Landa.
FOTO: SEBASTIÁN SEPÚLVEDA

Juan Francisco Torres Landa, secretario general de la Fundación México Unido contra la Delincuencia y uno de los cuatro beneficiarios del amparo que concedió la SCJN, asegura que llegó el momento de precisar el sentido de algunos términos y que el tiempo de las discusiones y foros se ha agotado.

“Hay que tener cuidado con el término ‘legalizar’ porque se puede malinterpretar, parece tener la connotación de que se pretende poner el producto al alcance de todos y en eso no estamos de acuerdo. Lo que se propone es la regulación del producto, que consiste en quitarle el mercado a los grupos delincuenciales y devolvérselo al Estado, con un esquema completo que regule toda la cadena productiva”, explica.

Por su parte, el politólogo y experto en estudios del cannabis, Jorge Hernández Tinajero, señala que el tiempo para la discusión se ha agotado toda vez que ya existe una sentencia que hace valer los derechos de los consumidores, lo que deja a los legisladores con poco margen de acción. “Querer abrir la discusión es perder el tiempo, la SCJN ya determinó que la política prohibicionista va contra los derechos humanos de los usuarios, ya sólo falta cambiar la ley”, apunta.

POLÍTICA REBASADA

Los expertos indican que México cuenta con una amplia experiencia en materia de regulación con respecto a ciertas sustancias como el alcohol, el tabaco y medicamentos controlados, por lo que una regulación de la marihuana no debería representar mayor problema.

Jorge-Hernandez-Tinajero

Jorge Hernández Tinajero.
FOTO: ARCHIVO ALCALDES DE MÉXICO

“Regular la producción sin fines de lucro, el sentido de la sentencia emitida por la SCJN va en esa dirección, el Estado debe regular eso y sólo eso, que el consumidor pueda abastecerse de una forma segura y ésta sería el cultivo privado sin fines de lucro. La corte ya determinó cuáles son los límites del Estado, la discusión ya no es si se permite o no, ya existe una sentencia en este sentido y lo que se debe observar es la formación de organizaciones de cultivo, que es la única medida regulatoria que debe haber”, afirma Hernández Tinajero.

Por su parte, Torres Landa considera que “debemos recoger las mejores prácticas internacionales de naciones que se asemejen más a nosotros en los ámbitos geográfico, social y cultural. Algunos ejemplos interesantes son Portugal, Uruguay y España, que son países afines. Aunque no partimos de cero, existe una importante cantidad de estudios que dan luz sobre el modelo que debería construirse en México, diversas organizaciones hemos participado en la elaboración de lo que puede ser un modelo propio”.

Los especialistas refieren que la actual política de control en materia de estupefacientes ya se vio rebasada y llegó el momento de pensar en alternativas que permitan el libre consumo, un tema en el cual, aseguran, los diferentes grupos políticos no quisieron entrar para evitar pagar los costos electorales que esto pudiera traer consigo.

EJEMPLO EN EL MUNDO

Las regulaciones al consumo de cannabis han encontrado diferentes manifestaciones en el mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, la marihuana sigue siendo ilegal a nivel federal pero se ha descriminalizado en 14 estados, estableciendo reglas sobre la producción, posesión, comercialización y consumo del enervante. La regulación siguió un esquema judicial que permitió la modificación de las legislaciones locales. En Holanda el producto es ilegal, sin embargo, se ha permitido el establecimiento de las llamadas “Coffee Shops” con la intención de separar el consumo de drogas como la cocaína de las drogas blandas; en estos establecimientos se puede consumir libremente.

la-marihuana-en-el-mundo

En el caso de Uruguay, en 2012 se inició un amplio debate sobre la legalización de la venta de marihuana y a finales de 2013 los legisladores aprobaron de manera íntegra las modificaciones a la ley que permite el autocultivo, la creación de clubes de cultivadores y la venta legal.

En España existen los denominados clubes sociales del cannabis a través de los cuales se puede acceder al estupefaciente de manera legal, aunque en 2013, el gobierno de Mariano Rajoy presentó una iniciativa de ley que plantea el endurecimiento de las sanciones a poseedores y consumidores de cannabis en vía pública.

Un caso interesante es el de Corea del Norte, donde no existe restricción en cuanto a los temas de producción, posesión, comercialización y consumo, por lo que al no ser ilegal no existe un mercado negro, sin embargo no existen cifras exactas sobre el nivel de penetración en la sociedad de ese país.

El consumo de la marihuana en México ha dejado de ser un problema de carácter judicial y se transforma en un tema de salud pública, con lo que, según los especialistas, el problema del comercio ilegal se terminará y el presupuesto utilizado para el combate a los grandes cárteles de la droga se puede usar en políticas de prevención y rehabilitación.

Deja un comentario

No Announcement posts