Meta mexicana fallida:5ª potencia túristica mundial

Niños turistas A escasos meses de que la actual Administración realice su entrega de resultados, los diferentes sectores de la sociedad revisamos con curiosidad las cifras y compromisos que escuchamos del presidente hace seis años con relación a nuestros temas de interés. Comparar las cifras reales con las promesas planteadas en los respectivos programas sectoriales es un ejercicio ciudadano que poco practicamos los mexicanos. Se trata finalmente de saber si se hizo el trabajo o no.

En el ámbito turístico las metas planteadas en el Programa Sectorial de Turismo 2007–2012 resultaban muy ambiciosas, por no decir simplemente inalcanzables. Se planteaba pasar de 21.3 millones de turistas extranjeros, registrados en 2006, a 28.9 millones para 2012.

Y a la fecha, tras las recientes declaraciones de la Secretaría de Turismo de que cerramos 2011 con 22.7 millones de turistas extranjeros, nos encontramos con que tenemos que incrementar la afluencia de nuestro turismo internacional en más de 27 por ciento durante este año para cumplir esta meta. No se necesita ser experto en modelos matemáticos para saber que eso no pasará.

Quizá la promesa que nos quedó más grabada a todos los interesados en esta apasionante industria fue cuando se dijo que, para 2018, México recuperaría aquella privilegiada posición de ser la 5a potencia turística a nivel mundial En esos momentos, hace casi cinco años, analistas, empresarios y académicos —que de alguna forma hemos vivido del turismo—, hicimos nuestros cálculos a partir de informaciones poco halagüeñas que habíamos recibido cuando la Organización Mundial de Turismo informó que México, una vez más, caía un peldaño en el ranking mundial ocupando ahora la 10a posición. Ya atrás Turquía nos había quitado el 8° lugar y ahora Malasia nos rebasaba al dejarnos al final de la privilegiada tabla de los Top Ten.

FALSA ILUSIÓN

¿Cómo lograríamos remontar esos cinco lugares? La primera pregunta era conocer la cifra de turistas extranjeros que tendríamos que alcanzar en 2018. Si actualizamos las cifras disponibles, vemos que hoy día Italia ocupa ese 5° lugar, con 43.6 millones de turistas. Por sí sola esa cifra se ve poco alcanzable, pero si le agregamos algunos factores, incluso muy conservadores, el panorama se ve fuera de escala.

Suponiendo que Italia mantenga un ritmo de crecimiento en sus llegadas de turismo extranjero cercano al 2 por ciento (que es el pronóstico del próximo año), de aquí a 2018, en seis años recibiría aproximadamente 50 millones de turistas internacionales. Es decir, tenemos seis años para recibir a 27 millones de turistas adicionales incrementando este indicador en 121 por ciento. ¿Un incremento anual promedio de 10.5 por ciento? Una vez superada esta falsa ilusión, lo importante es analizar si lo que hace México en materia turística va por el camino correcto y si realmente el turismo es una prioridad nacional.

Justo es reconocer que en estos años hemos atravesado lo que incluso el anterior secretario de Turismo calificó como la “Tormenta Perfecta” en 2009, porque después de que 2008 se perfilaba como el mejor año en la industria turística del país, en el último trimestre todo cambió al develarse la magnitud de la crisis económica que enfrentaban nuestros principales mercados emisores.

Esta crisis se combinó en México con la declaración de emergencia por la amenaza de la epidemia del virus AH1N1. Y a avalancha de noticias de asesinatos, guerras de cárteles de la droga y fotografías de cuerpos decapitados contrarrestaban cualquier campaña para promover el turismo en nuestro país.

Casi cuatro años después, las cifras presentadas por la Organización Mundial de Turismo muestran que las principales economías emisoras de turistas se están recuperando y a nivel mundial se alcanzó un total de 980 millones de turistas internacionales y se espera superar la cifra de mil millones en este 2012.

Teotihuacan turistasSINGULARIDAD MEXICANA

La gran paradoja mexicana, y que es digna de reconocimiento, es que, a pesar de los pronósticos de algunos sectores, se presentan cifras positivas en un entorno donde se aseguraba que los resultados serían negativos.

Y a pesar del tema de la inseguridad real y una fuerte campaña negativa de varios medios de comunicación, amparados en una mal entendida responsabilidad de informar, ¿cuáles serían las razones para este avance? Considero, entre otras, las siguientes:

• México sigue siendo un destino con grandes atractivos culturales, de clima, de paisajes, de diversión, etcétera, que generan el interés en el mercado internacional por visitarnos.

• La firma del Acuerdo Nacional de Turismo el año pasado, entre los diferentes sectores involucrados con el sector.

• Eliminar la presentación de visa mexicana a los extranjeros que cuenten con una visa estadounidense y facilitar la emisión de visas por Internet para brasileños, rusos y chinos.

• En este sexenio la importante inversión en infraestructura carretera (228 mil millones hasta 2011), y los avances en la mejora de aeropuertos y puertos de cruceros.

• Apoyos a diferentes segmentos turísticos, como el de turismo médico, las oficinas de promoción de congresos y convenciones, las rutas turísticas, turismo gastronómico, ecológico y de aventura, etcétera.

• Según el informe Doing Business del Banco Mundial, México es el país con mayor facilidad para hacer negocios en América Latina.

En el reporte 2011, México avanzó seis posiciones con respecto al año previo, al pasar del lugar 41 al 35. Y en el Anuario de Competitividad 2011, del Institute for Management Development, el país avanzó nueve posiciones, del lugar 47 al 38 respecto del año pasado.

A nivel local, aunque algunos municipios con vocación turística han trabajado en proyectos específicos, falta un compromiso entre las comunidades locales que desean recibir turistas.

Son muchos los proyectos ecoturísticos que vemos por todo el país, y que se han quedado a medio camino o abandonados debido a una falta de planeación estratégica, carencia de estudios previos, poca capacitación de los miembros involucrados o porque simplemente la comunidad jamás participó en la toma de decisiones, por lo que nunca vio esos proyectos como una verdadera oportunidad de empleo y desarrollo.

Concluyendo: ¿se alcanzarán las metas planteadas en el Programa Sectorial de Turismo y llegaremos a ser la 5a potencia mundial de turismo en 2018? La respuesta es no. ¿México está trabajando en contrarrestar los factores que inhiben el turismo?, aunque a nivel federal algunos resultados muestran que sí, a nivel local aún nos falta mucho por hacer.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: