México: lider en café organico

Dónde estánLo que prevalecía era la incredulidad y la resistencia, pero poco a poco se les fueron venciendo porque las expectativas se iban cumpliendo a paso rápido, ya que tan sólo a un año de iniciar la producción del jarabe de agave orgánico se corroboraron los beneficios, y pronto aparecieron los compradores, casi todos extranjeros.

De hecho, los 18 productores de los municipios de Atotonilco, Ayotlán, Tequila y Jesús María, en Jalisco, son “pioneros” y su tiempo en el negocio es corto —apenas un año—. Desde 2005 iniciaron con la plantación de agave, pero fue hasta 2010 cuando comenzaron sus ventas al mercado de Estados Unidos, Europa, así como a Corea, en Asia. Actualmente están en pláticas con países de América Latina, como Guatemala, Panamá y Venezuela.

La reconversión, comenta Salvador Tamayo Ceja, responsable de la producción de este orgánico en Jalisco, ha sido rápida, entre 6 y 12 meses. De 86 hectáreas plantadas al inicio del proyecto, ahora cuentan con 360, y estima que seguirán creciendo.

“Cuando hablamos de productos orgánicos la referencia inmediata son los estados del sur, sureste y centro del país”, precisa por su parte, José Zamorano, responsable de la dirección de Productos Orgánicos de la Secretaría de Agricultura (Sagarpa). Son los municipios que pertenecen a los estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla.

El funcionario indica que la dinámica de crecimiento de la agricultura orgánica ha sido “expansiva” a nivel internacional y México no es la excepción. “Es un subsector que crece a tasas promedio anual de entre 15 y 20 por ciento, como pocos. En el curso de cuatro a cinco años se duplica la producción.”

Lo anterior porque detrás de la producción existe la demanda de consumidores en los países desarrollados que están cambiando de hábitos de consumo por cuestiones de salud. “Hay problemas muy ligados a las enfermedades de animales y la transmisión a humanos —como la enfermedad de las vacas locas, la gripe aviar o la influenza porcina—, y como el consumidor europeo es muy educado están buscando protección, la cual encuentra en los alimentos libres de plaguicidas o insecticidas.”

La superficie mundial de producción de orgánicos suma entre 33 y 35 mil millones de hectáreas y el valor total del mercado se sitúa por arriba de los 50 mil mdd; dentro de la agricultura global, estos alimentos representan entre 4 y 6 por ciento de la superficie total.

Zamorano destaca que en México el dinamismo ha sido similar, dado que la producción crece a un ritmo de dos dígitos al año. Hace 12 años había 50 mil hectáreas sembradas y para 2010 ya se contabilizaban 400 mil; en número de productores la cifra pasó de 28 mil a más de 128 mil en todo el país. “La expansión de los productos orgánicos en México es el reflejo del mercado internacional.”

El boom del consumo de orgánicos se debe también a que estos cultivos están ligados a los pequeños productores (Pyme) rurales —menos de 8 por ciento son medianos y grandes— y trabajan asociados.

TAMBIÉN EXPORTADORES

Cuántos y cuálesMéxico es el principal exportador de café orgánico en el mundo, con 60 por ciento del total de la producción internacional; le sigue, en términos de producto, la miel de abeja con 20 por ciento y el restante se distribuye entre frutas y hortalizas, cereales y jarabe de agave de maguey.

Vanessa Ramírez, investigadora de la Universidad de Chapingo, detalla que respecto a la ubicación de la producción orgánica nacional, 91.5 por ciento se localiza en nueve entidades del país, y dentro de éstas Chiapas es el principal productor de cultivos alimenticios, y junto con Oaxaca poseen 49.3 por ciento de la superficie nacional bajo manejo orgánico. Sólo 15 cultivos concentran 97.3 de la superficie reportada con productos orgánicos.

La especialista añade que el esfuerzo de los productores por ampliar su oferta los ha llevado a entrar en rubros como bambú, ajo, cacahuate, nim (se usa en la elaboración de bioinsecticidas naturales, el combate de especies de plagas dañinas y para curar afecciones dérmicas), chabacano y jiotilla (tuna roja), aunque 50 por ciento de los cultivos es de café orgánico.

CafetoPor otra parte, Lorenzo Nigo, responsable de Certimex, organismo de certificación dedicado a realizar inspecciones, afirma que éste es el “único” organismo mexicano que cuenta con las acreditaciones para operar en Europa, Japón y Estados Unidos. “Certificamos y acreditamos procesos ecológico-orgánicos, a través de la evaluación de los procesos productivos, y lo que se certifica es el proceso de la cosecha que se hace anualmente.”

Denuncia que tras la aprobación de la Ley de Productos Orgánicos, en 2006, todavía no se establecen lineamientos específicos para la obtención de este tipo de productos, pues hace falta impulsar el mercado interno de consumo de orgánicos. “Hay organizaciones que quieren comercializar su producto a nivel nacional porque optimizan costos”, dice.

Aclara que se certifican procesos, no productos, y que uno de los principales requisitos para superar esta formalidad es el no uso de fertilizantes ni abonos.

Zamorano recomienda a los productores asociarse para compactar superficies, recibir capacitación y de esa forma lograr abatir costos e incluso obtener apoyos del Gobierno Federal.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: