Municipios desaprovechan recursos para seguridad

Publicado Por

Felipe GonzálezDe manera ideal, los recursos del Subsidio para la Seguridad Pública de los Municipios y las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (Subsemun), se destinan a los municipios y delegaciones del DF con el mayor índice delictivo. Éstos tienen el objetivo de profesionalizar a las policías locales, así como adquirir equipo e infraestructura para combatir la inseguridad pública. Sin embargo, aun cuando la delincuencia y el combate al crimen organizado son de los problemas más graves para las autoridades municipales, los ayuntamientos enfrentan diversas dificultades para acceder a los recursos del Subsemun.

Falta de información sobre la operación del subsidio, insuficiencia de recursos por parte de los ayuntamientos para cubrir una contraparte que requiere el esquema, carencia de coordinación con los diferentes niveles de gobierno, entre otros aspectos, son los que han impedido que las localidades accedan con mayor facilidad a estos recursos, y que realmente se apliquen para mejorar la seguridad.

De los 2 mil 440 municipios del país, 206 fueron elegidos por el gobierno Federal para obtener el subsidio en 2010, el cual contempla un presupuesto total de 4 mil 137.9 millones de pesos para este año. Los recursos asignados a cada localidad se ubican entre 10 y 95 millones de pesos, de acuerdo con las reglas de operación del Subsemun para este año.

CRUDA REALIDAD

Como calcular la criminalidadNo obstante todas las buenas intenciones de abatir la inseguridad —que en muchos casos tiene sitiadas a policías locales por completo—, el recurso no llega a su destino. El año pasado el presupuesto para el Subsemun ascendió a 4 mil 137 millones de pesos. Sin embargo, al 30 de noviembre, de 206 municipios y delegaciones del DF que tuvieron acceso al Subsemun, 103 no habían ejercido ningún monto del subsidio, según información del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Los datos del Sistema indican que ayuntamientos como Ciudad Juárez, Chihuahua; Gómez Palacio, Durango; Monterrey, San Nicolás de los Garza y Santa Catarina, en Nuevo León; Nuevo Laredo y Tampico, Tamaulipas; Morelia y Zitácuaro, de Michoacán; Chimalhuacán y Toluca, en el Estado de México, así como 15 delegaciones del DF, tenían asignados montos, en algunos casos, hasta por 95 millones de pesos —por ejemplo, Ciudad Juárez e Iztapalapa— que no se habían ejercido.

Otros casos son: Mexicali, Baja California, que tenía destinados 95 millones de pesos, sólo había ejercido 1 millón 800 mil 891 pesos; Acapulco, Guerrero, tenía previstos 49 millones 406 mil 992 pesos, de los cuales había aplicado 4 millones 476 mil 915, y Chihuahua, Chihuahua, había ejercido sólo 2 millones 850 mil 229 pesos, de 47 millones 500 mil que tenía programados.

A un mes de terminar 2009, no sólo ningún ayuntamiento o delegación había ejercido la totalidad de los subsidios, sino sólo 50 por ciento de éstos, en el mejor de los casos.

Especialistas y legisladores coinciden en que el esquema del Subsemun ha dificultado el flujo de recursos para el rubro de seguridad pública en un momento crítico, en el cual los ayuntamientos requieren con urgencia de recursos materiales y humanos.

“Creo que desde que arrancó el subsidio hubo algunas fallas de información y de duplicación de criterios. Hubo elementos que se debieron manejar con más claridad, y se debió informar a los municipios qué era exactamente lo que se iba a necesitar para poder acceder a los fondos”, comenta Rodolfo García del Castillo, presidente de la Red de Investigadores en Gobiernos Locales Mexicanos (Iglom).

Advierte que lo anterior provoca conflictos para que los municipios obtengan el apoyo. “La lectura será que los municipios, como siempre, no hacen nada. Pese a su incapacidad administrativa y de gestión —aun concediendo que es, en realidad, parte de sus problemas—, tampoco podemos echarles la culpa de todo en este caso”, asevera.

Para obtener el apoyoOctavio Acosta, secretario general de la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm), indica, por su parte, que una de las mayores dificultades es que los ayuntamientos deben hacer una aportación financiera previa a las transferencias del subsidio, la que es de al menos 30 por ciento de los recursos que les asigna la Federación. Esto les resulta difícil de hacer debido a los problemas económicos que enfrentan la mayoría de las localidades. Por ello han solicitado al Consejo de Seguridad Pública y a la Secretaría de Hacienda que se modifique la mecánica del subsidio y que la transferencia sea directa, sin que se deba cubrir una contraparte.

Respecto al desvío de recursos por parte de los municipios, Acosta no descarta esta posibilidad, aunque asegura que es difícil caer en este tipo de ilícitos dado que los montos del Subsemun son recursos federales auditados y controlados.

Policia en biciPor otro lado, “hay un corto circuito entre el fondo y los municipios. Lo que pasa es que los municipios, o no saben cómo usar el fondo, o es muy complicada la legislación para que lo usen”, señala Felipe González, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Senado.

Los entrevistados reconocen que el desafío es muy grande, ya que los municipios necesitan más recursos para fortalecer sus policías, por lo que debe analizarse el Subsemun para ajustar sus disposiciones; además, se debe buscar una reestructuración institucional de largo plazo en materia de seguridad pública local, así como una coordinación más eficiente con el Ejecutivo Federal y los gobiernos Felipe González. estatales.

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: