Municipios más sanos con participación ciudadana

Publicado Por

Reforzar las acciones comunitarias en los cuidados de la salud personal, familiar y ambiental, así como la creación de bandos y reglamentos, son acciones que urgen a nivel local

Eduardo-Jaramillo-Navarrete.fw

Eduardo Jaramillo Navarrete.
FOTO: ROSALÍA MORALES

Los resultados obtenidos hasta ahora para reforzar las acciones de salud pública en México han contado con la participación entusiasta de los municipios, sin embargo, “las mejoras en torno a ésta no han sido suficientes, pues no se han obtenido resultados satisfactorios en todos los municipios y comunidades del país”, reconoce José Eleno Quiñónez López, alcalde de Mocorito, Sinaloa, y presidente de la Red Mexicana de Municipios por la Salud.

Bajo la premisa de que la promoción de la salud empieza con información que permita mejorar los conocimientos de las personas para hacerle frente a las enfermedades y lesiones, autoridades federales y municipales coinciden en que urge realizar cambios en los estilos de vida de la población, que la gente interiorice que la salud depende de sus decisiones y que éstas se deben tomar en función de riesgos.

El munícipe menciona que, como parte de las buenas prácticas para lograr municipios saludables, sus pares trabajan en acciones para estimular a las personas a que construyan un proyecto de vida sano y que desarrollen un entorno en equilibrio con el medioambiente, así como reforzar la participación comunitaria en los cuidados de la salud personal, familiar y ambiental, y enfocar los servicios de salud haciendo hincapié en la prevención, así como en los cuidados personales.

El representante de las 17 redes estatales de municipios promotoras de la salud constituidas hasta el momento —ya que más de la mitad de los estados vivieron en 2015 elecciones y aún no terminan de organizarse— hace un llamado para fortalecer la infraestructura de salud municipal con el fin de evitar que los padecimientos evolucionen a grados mayores y menciona que todavía existen muchos desafíos.

“La población que reside en localidades alejadas de los centros urbanos tiene menos posibilidades de encontrar oportunidades de empleo y de acceso a los servicios básicos de la salud. Esta situación no es fácil de resolver, ya que requiere de políticas específicas que estimulen la inversión pública y privada para promover y activar la producción y el desarrollo económico local”.

En su opinión, los subsidios, el asistencialismo, la falta de oportunidades de trabajo y el alto costo de llevarles servicios públicos a comunidades lejanas, son perfectos ingredientes para la conformación de polos de pobreza con población malnutrida y llena de enfermedades.

NUEVOS ESTILOS DE VIDA

Eduardo Jaramillo Navarrete, director General de Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud (Ssa), explica que en México, a partir de 1995, comenzó a consolidarse el movimiento municipal en favor de la salud.

Dicha dirección de la Ssa cuenta con dos herramientas para verificar que la tarea a nivel local se cumpla; la primera consiste en la certificación de municipios como promotores de la salud y la segunda tiene que ver con la incorporación de los ayuntamientos a las redes estatales por la salud, que son espacios donde comparten experiencias en la materia.

Asimismo, Jaramillo Navarrete explica que proveer de información a los ciudadanos facilita la toma de decisiones y ayuda a cambiar hábitos para evitar muertes prematuras o discapacidad por no considerar factores de riesgo como el sedentarismo, la mala alimentación, el consumo de alcohol, entre otros problemas.

El funcionario comenta que las mejores prácticas que pueden realizar los municipios para hacer una promoción efectiva de la salud pasan por generar políticas públicas, elaborar reglamentos, bandos municipales y normas administrativas en la materia.

“Hay municipios que ya han ensayado bandos municipales o reglamentos que consideran, por ejemplo, sancionar a propietarios de lotes baldíos donde haya basura que propician la cría de moscos transmisores de enfermedades”, refiere Eduardo Jaramillo.

Un ejemplo es Montemorelos, Nuevo León, uno de los primeros municipios en contar con un reglamento que impone una multa a los propietarios de lotes abandonados que sean empleados como basureros y a donde la autoridad municipal no puede entrar para hacer labores de saneamiento por tratarse de propiedad privada.

2 Comments

  1. Muy buena propuesta, poco a poco podemos ir logrando un cambio en los ciudadanos, con nuevos hábitos de alimentación, actividad física y mejores condiciones de vida, desde el núcleo familiar y con la certificación de escuela obtener nuevos aprendizajes que mejoren la calidad de vida y combatir el índice de obesidad en nuestros niños

  2. francisco javier vazquez rodriguez says:

    me parece muy buena propuesta
    creo que el involucrar a los ciudadanos en el autocuidado de la salud es la manera correcta para mejorar su estilo de vida y lograr los cambios en la gente.

Deja un comentario

No Announcement posts