Ni la sombra de lo que fueron.

Publicado Por

Ayer formaron parte de la clase en el poder, participaron en la toma de decisiones, tuvieron notoriedad pública y fueron apreciados o cuestionados, pero ahora están fuera de los reflectores.

Nos referimos a las personalidades de la política que alguna vez fueron influyentes en la historia contemporánea del país, pero que ya no ostentan ningún cargo y han caído en el olvido. Algunos perdieron la protección de sus “padrinos”, otros cometieron errores de graves consecuencias, unos ya no encontraron “acomodo” en los cambios de administración y otros más se separaron de la política, ya sea por disputas con sus antiguos colegas o para dedicarse a su vida personal.

Aquí recordamos a algunos personajes que en su momento tuvieron peso en la vida pública y que ahora rara vez son mencionados.

PERDIERON SU “ESTRELLA”
Rosa Luz_Diciembre2013Rosa Luz Alegría Escamilla —quien participó en el movimiento estudiantil de 1968— contrajo matrimonio con Luis Vicente Echeverría Zuno, hijo del ex presidente Luis Echeverría Álvarez. En el sexenio de su suegro trabajó para la Secretaría de Educación Pública (SEP) y posteriormente se unió a la campaña presidencial del Partido Revolucionario Institucional PRI) para el siguiente sexenio.

Su carrera alcanzó la cúspide en 1980, cuando fue designada secretaria de Turismo, con lo que se convirtió en la primera mujer en alcanzar una Secretaría de Estado. Se dijo que este cargo lo obtuvo por su presunta relación sentimental con el entonces presidente José López Portillo.

Posteriormente se retiró de la política y sólo volvió a hacer una aparición en 1999 cuando fue entrevistada en Canal 11, espacio en el que se le cuestionó sobre su romance con López Portillo. Entre las últimas cosas que se han sabido de ella es que,hace cinco años, fue víctima de la delincuencia, al recibir unos impactos de bala que la enviaron al hospital, de lo cual se recuperó.

Otro personaje que ha salido de escena es el priista Guillermo Cosío Vidaurri, ex gobernador de Jalisco, y quien también ha sido presidente municipal de Guadalajara, diputado federal, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y secretario de Gobierno del Distrito Federal.

De 1989 a 1992 desempeñó el cargo de gobernador, cuyo mandato tuvo que interrumpir debido a las presiones del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, tras la explosión de ductos de Pemex en Guadalajara. Más adelante fue embajador en Guatemala, después de lo cual ha permanecido etirado, aunque hace algunas apariciones en medios de comunicación.

“TRONARON” CON SUS PARTIDOS
Si hay algo que Rosa Albina Garabito Elías y Francisco José Paoli Bolio tienen en común es el hecho de haber cortado lazos con los partidos políticos en los que militaron varios años. La primera tuvo un pasado guerrillero, ya que perteneció a la Liga Comunista 23 de Septiembre, pero con el tiempo se involucró en la política formal al haber sido, en 1988, fundadora y consejera del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En 2002 recibió el Premio Nacional de Periodismo por sus artículos publicados en El Universal; sin embargo, en 2008, Garabito renunció al PRD debido a conflictos internos, por lo que se refugió en la academia como investigadora del Departamento de Economía de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Azcapotzalco.

Francisco José Paoli_Diciembre2013Mientras tanto, Paoli Bolio desempeñó diversos cargos dentro del Partido Acción Nacional (PAN) como coordinador para la Reforma Política del Distrito Federal, miembro del Comité Ejecutivo Nacional, en tanto que en la administración pública fue subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación, además de que, en tres ocasiones, fue legislador.

En 2009 presentó su renuncia al partido, al que perteneció desde 1991, por dejar de ser útil para el PAN, por considerar que la organización había dejado de ser un instrumento al servicio del ciudadano y para dedicarse a una investigación sobre el sistema de partidos, por lo que pertenecer a uno le impedía ser imparcial. Actualmente es comentarista del programa televisivo Primer Plano.

SALIó “RASPADO”
Hay quienes después de tener mucho poder deciden alejarse no sólo de la política, sino del país. Este es el caso del abogado Jorge Madrazo Cuellar, quien fue primer visitador y presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Entre 1996 y el año 2000 sirvió como procurador General de la República, tiempo en el que ocurrió la matanza de Acteal, hecho por el que 79 indígenas fueron sentenciados. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha ordenado la liberación de más de 60 sentenciados al considerar que hubo diversas irregularidades.

En 2001 fue nombrado cónsul en Seattle, Washington, y seis años después se unió como vicepresidente a una empresa dedicada a servicios de salud en esa ciudad. Actualmente es director de la estación KDNA en el valle de Yakima, dedicada a la población migrante.

MARCADO POR UNA OSAMENTA
Otro ex funcionario que salió “raspado” de la PGR fue Pablo Chapa Bezanilla, a quien se le asignaron las averiguaciones de los asesinatos del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y de José Francisco Ruiz Massieu, ex secretario general del PRI. También participó en las investigaciones sobre la muerte de Luis Donaldo Colosio, pero fue separado del caso.

Por la fallida investigación sobre el homicidio de Ruiz Massieu, que implicó el hallazgo de una osamenta, la participación de una vidente y una finca propiedad de Raúl Salinas de Gortari —hechos que se descubrió habían sido objeto de una manipulación—, Chapa Bezanilla escapó a España donde fue detenido en 1997 y extraditado a México bajo los cargos de asociación delictuosa, falsos informes otorgados a una autoridad distinta de la judicial, violación a las leyes de inhumación y exhumación, entre otros ilícitos.

Como consecuencia de lo anterior, Pablo Chapa permaneció 58 días en prisión, pero luego fue liberado. Hoy día ejerce como abogado.

DE BAJO PERFIL
Rosario Ibarra_Diciembre 2013Rosario Ibarra de Piedra ha sido una de las activistas sociales más importantes de México, ya que apareció públicamente en 1973, cuando su hijo Jesús Piedra Ibarra fue acusado de pertenecer a la Liga Comunista 23 de Septiembre. El joven fue detenido en 1974 y desde entonces se desconoce su paradero.

En 1977, Ibarra de Piedra fundó el Comité Eureka que reúne a familiares de desaparecidos y presos políticos. Se presentó como candidata presidencial a las elecciones de 1982 y 1988 y se sumó a los reclamos por fraude electoral cuando fue declarado ganador Carlos Salinas de Gortari.

Desde entonces se ha unido a diversas luchas sociales —ha sido asesora del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador— y también ha fungido como senadora por los partidos de izquierda. Últimamente no ha tenido cargos públicos, pero lo más reciente que se sabe de ella es la promoción de un documental acerca de su vida.

Asimismo, Marcela Lombardo Otero es otra figura que ha optado en los últimos años por el bajo perfil. Hija de Vicente Lombardo Toledano —sindicalista y fundador del Partido Popular Socialista (PPS)—, tuvo dos veces la oportunidad de ser diputada federal.

En 1994 fue candidata a la presidencia en representación del PPS, pero obtuvo una mínima preferencia al contar con tan sólo 0.49 por ciento de los votos, de ahí que la organización perdió el registro. Actualmente dirige el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano, el cual depende de la SEP.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: