Nuevo fondo a municipios 2,500 mdp.

En los últimos 12 años, presidentes municipales y jefes delegacionales de las principales fuerzas políticas del país habían intentado infructuosamente conformar una organización que los unificara sin importar su extracción política.

Reconocimiento_Diciembre2013Agrupados en la Asociación de Autoridades Locales de México (AALMAC) —con mandatarios provenientes de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC)—, la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC) —que aglutina a los del Partido Acción Nacional (PAN)— y en la Fede- Expediente Abierto ración Nacional de Municipios de México (Fenamm) —que representa a los del Partido Revolucionario Institucional (PRI)—, hasta hace unos meses, los alcaldes de todo el país trabajaban divididos pero con el mismo objetivo: que los poderes Ejecutivo y Legislativo del ámbito federal tomaran en cuenta la agenda municipalista.

Independientemente de la procedencia partidista de sus líderes, los gobiernos locales del país comparten problemas derivados de la desigualdad social, la insuficiencia financiera y un marco legal que otorga facultades bastante limitadas a los ediles y delegados, lo cual impide dar una respuesta a las demandas de la población.

Hoy en día el tercer nivel de la administración requiere de mayores recursos financieros, pero también de mayores capacidades en cuanto a competencias y potestades que le permitan transformar su operación y funcionamiento.

De ahí el esfuerzo de las asociaciones de alcaldes para consolidar un ente que defendiera en la esfera pública el interés de los ayuntamientos de todo el país, lo que dio pie a que en enero de 2013 se refundara la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm).

Ediles y jefes delegacionales de todas las fuerzas políticas han trabajado en esta nueva etapa, convencidos de la necesidad de formar una institución útil, no para convertirla en un ente burocrático más, sino en un instrumento técnico-político que ayude a fortalecer a los gobiernos locales, conscientes de que la realidad social de nuestro país requiere de la disposición y voluntad política de todos para buscar acuerdos y soluciones a las demandas de la población.

PRIMEROS FRUTOS
La unión de esfuerzos que actualmente tengo la fortuna de presidir —y que antes estuvo a cargo del a lcalde de Puebla, Eduardo Rivera— obtuvo como primer acuerdo la construcción de una agenda mínima prioritaria de 16 puntos, que propone reformas legislativas, administrativas y financieras que son viables y posibles en el corto plazo; también contiene compromisos de mayor recaudación, de uso racional del gasto público y, sobre todo, de mayor transparencia y rendición de cuentas de nuestra parte.

Esta agenda propone construir un nuevo andamiaje de gobierno en el que cada ámbito haga lo que le corresponde en materia de recaudación, planeación, ejecución de obra pública, programas sociales y ejecución de acciones. De esta forma, los planes de desarrollo deben tener articulación y congruencia, para que no se dupliquen esfuerzos, ni se impongan, ni se subordinen las políticas públicas, sino que se concierten.

Los primeros frutos de esta agenda común comienzan a visualizarse. Gracias a las gestiones de la Conferencia, por primera vez en la historia, el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2014, presentado por el Gobierno Federal, incluye un fondo especial para los municipios que se estima en alrededor de 2,500 millones de pesos (mdp) y cuyo monto exacto —hasta la fecha en que se escribe este trabajo— iba a definir la Cámara de Diputados. Se trata de recursos que de manera inédita no pasarán por las manos de los estados, sino que irán directamente hacia los alcaldes.

Será una partida asignada exclusivamente a crear infraestructura, cuyos proyectos serán concursables ante la Federación.

Es sin duda una gran oportunidad, para los gobiernos municipales y delegacionales, de presentar proyectos serios, sustentables, necesarios y con espíritu federalista que contribuyan a mejorar la calidad de vida de los cientos de ciudadanosque votaron por nosotros.

Ahora tocará a los ayuntamientos actuar con seriedad al momento de elaborar sus proyectos de infraestructura, aplicar suficiente transparencia para aprovechar los recursos y elegir las mejores propuestas que verdaderamente cambien la vida de los ciudadanos.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer para fortalecer al municipio mexicano. Sigue pendiente impulsar reformas para la modernización de este nivel de la administración pública, transparentar plenamente el manejo del presupuesto y lograr el reconocimiento pleno del Gobierno Federal.

Dentro de la reforma política, también está latente la discusión de la reelección de alcaldes. Estos mandatarios plantean dejar de ignorar el tema como si fuera un tabú y hacer posible que la experiencia adquirida en un periodo de tres años pueda ser aprovechada en beneficio del ciudadano.

Como parte de su agenda de trabajo, la Conamm plantea la reelección o ampliación del periodo de gobierno, como un ejercicio de rendición de cuentas, en el cual la población decidirá si una gestión fue eficiente y eficaz y si merece contar con más tiempo para concluir sus proyectos.

LA NUEVA CONAMM
Con la consolidación de la Conamm, los ediles y jefes delegacionales del país están ya en el camino correcto de hacer escuchar su voz a nivel nacional. Sin embargo, se requiere continuar con el diálogo, no sólo con las autoridades federales sino también con el Congreso de la Unión, los congresos locales y los ejecutivos estatales.

La Conamm ha iniciado un trabajo de consolidación del municipio mexicano que sentará precedentes para la historia reciente y venidera, pues sin lugar a dudas será parte de las grandes transformaciones del país.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: