Que el agua fluya sin politizarse.

Publicado Por

PortadaEl desempeño de los organismos operadores de agua (OO) ha mejorado en los últimos años. De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la eficiencia global de los OO que atienden a localidades con población mayor a 20 mil habitantes pasó de 36.2 por ciento en 2006, a 44.1 por ciento en 2011. Sin embargo, aún está lejos de alcanzar niveles óptimos.

En países como Alemania, España e Italia, la eficiencia global de los OO es de 87, 80 y 69 por ciento, respectivamente. Incluso, México está por debajo de otros países latinoamericanos como Chile y Colombia, cuyos organismos alcanzan una eficiencia global de 63 y 54 por ciento, respectivamente.

En pañalesEspecialistas, autoridades y representantes del sector coinciden en que sin autonomía financiera ni un régimen jurídico en sintonía, no habrá posibilidades de que los OO puedan brindar servicios de mejor calidad a los ciudadanos.

Roberto Olivares, director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México (ANEAS), afirma que al país le urge una reforma a fondo para lograr un marco jurídico en materia de agua y saneamiento que mejore las capacidades de los OO para captar más recursos y evitar fugas.

El 5 de febrero de 2009, el entonces senador perredista, Silvano Aureoles, quien presidía la Comisión de Recursos Hidráulicos del Senado de la República, presentó una iniciativa de ley que planteaba cambios institucionales en el manejo y operación del agua potable y saneamiento.

El proyecto no prosperó, pero Olivares adelanta que con la participación de los actores involucrados en el sector, ANEAS ya trabaja en una propuesta que podría presentarse a la Cámara de Diputados en los próximos meses.

Con ello se busca acabar con la politización de los servicios de agua y saneamiento, delimitar las competencias de los organismos operadores y establecer esquemas de descentralización, para recaudar más sin pérdida del recurso.

“Las reformas al Artículo 115 de la Constitución, que se hicieron hace 30 años, les otorgaron a los municipios la responsabilidad de garantizar el incremento, calidad y eficiencia en los servicios del agua potable, alcantarillado y saneamiento a todos los mexicanos. El conflicto es que se les dio la responsabilidad, pero no los recursos ni la autoridad”, detalla.

Advierte que otro de los retos inaplazables para lograr por completo los objetivos de la reforma consiste en sustituir entre 40 y 50 por ciento las redes que existen en el país, ya que han dejado de ser eficientes.

ORGANISMOS AUTOSUFICIENTES.

Los 10 mejoresEl director General de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM), Emilio Rangel Woodyard, considera que la eficiencia de los OO radica, entre otras cosas, en su capacidad para establecer tarifas que cubran los costos de operación y, por lo menos, una parte de sus inversiones.

Un caso exitoso es precisamente Monterrey, donde la cobertura de agua potable alcanza 99.5 por ciento, la de drenaje llega a 98.4 por ciento y la de saneamiento es de 100 por ciento. Esas cifras le han valido al OO de la capital del estado de Nuevo León obtener las mejores calificaciones crediticias.

En 2003, la agencia Fitch Ratings le otorgó al SADM la calificación A+(mex) de alta calidad crediticia. De acuerdo con sus criterios, la calificadora Moody’s le asignó una evaluación Aa3.mx, por contar con una capacidad de pago muy fuerte y poca probabilidad de pérdida de crédito, mientras que Standard & Poor’s le asignó mxA- estable, una nota que reconoce que continuará con sólidas prácticas de cobranza.

Gracias a estas buenas notas, Rangel Woodyard, quien también es presidente de ANEAS, comenta que la prioridad del SADM en estos momentos es echar a andar un proyecto de suministro sustentable de agua para el área metropolitana de Monterrey durante los próximos 25 años. “La importancia del proyecto radica en que la ciudad se ubica en una zona semidesértica, donde llevar agua ha sido un desafío constante”, sostiene.

Las calificadoras internacionales consideran que los OO deben contar con las facultades para establecer las tarifas del servicio, pero también coinciden en que debe existir un ente regulador capaz de asegurar que haya un plan a largo plazo, que establezca los estándares de servicio y las inversiones necesarias.

 

MEJOR CALIDAD DEL AGUA.

Gabriela AlarcónGabriela Alarcón, directora de Investigación de Desarrollo Urbano del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), reconoce que algunos OO en el norte del país han adoptado prácticas exitosas, como la puesta en marcha de principios gerenciales en sus modelos de organización, lo que les ha permitido mejorar notablemente su desempeño. Aguas de Saltillo(AgSal), la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT), además del SADM, son algunos ejemplos.

“Otro elemento importante es la calidad del agua que deben ofrecer dichos organismos. Tomar agua, es decir, tomar agua y no pensar que mañana nos va a dar cáncer porque estaba contaminada con materiales de desecho como cianuro, arsénico, plomo y mercurio”, apunta la investigadora.

Asimismo, refiere que la cifra oficial de aguas colectadas en los drenajes urbanos es de 45 por ciento, y agrega que de acuerdo con los pronósticos, para 2012 se trataría 60 por ciento de las aguas de desecho, sin embargo, eso no ocurrió.

“No hay justificación para que los OO no lo hagan. Monterey y León ya tratan todas sus aguas residuales. En contraste, Guadalajara trata menos de 1 por ciento de sus aguas de desecho, ¿por qué no aprender lo que hacen Monterrey y León en la materia? Es un asunto que se tiene que legislar”, advierte Alarcón.

A futuro

ELIMINAR SUBSIDIOS.

Emilio RangelOtro de los inconvenientes que enfrentan los OO en la actualidad tiene que ver con el hecho de que la población beneficiada no es cuidadosa al utilizar el agua, no hay continuidad en la gestión de las empresas y, por lo general, las decisiones se toman con criterios políticos, más que técnicos.

Los expertos coinciden en que la continua rotación de personal y directivos designados a capricho durante las administraciones municipales también es un problema que obstaculiza el buen funcionamiento de las empresas que abastecen el agua. Esa condición no permite establecer procesos de planeación a mediano y largo plazo, ya que los directivos permanecen en el cargo 18 meses en promedio, lo que provoca que los servicios se deterioren cada vez más.

También sugieren que la ineficiencia y la inviabilidad financiera en que operan la mayoría de los OO, se debe principalmente a los subsidios. Al respecto, Roberto Olivares no concibe que los ciudadanos paguen siete pesos por el equivalente a un tinaco de agua que debería costar arriba de 35 pesos.

“Como producto de este desajuste entre altos costos de producción y precios bajos, el resultado es que el recurso en México no tiene un valor económico.Por lo tanto, hace falta establecer un sistema financiero que haga sostenibles a los OO”, afirma.

De acuerdo con el último estudio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) sobre el fortalecimiento de los OO, elaborado en 2011 con base en una muestra de 80 empresas que atienden a localidades con más de 20 mil habitantes, de cada mil litros que se producen, sólo se cobran 441.

El estudio detalla asimismo que 9.5 millones de mexicanos carecen del servicio de agua potable; 11.1 millones no cuentan con alcantarillado, y la cobertura de tratamiento apenas llega a 46.5 por ciento a nivel nacional.

La Conagua ha aplicado diversos subsidios y programas, como el de Devolución de Derechos, mediante el cual a los OO se les regresan los impuestos por el empleo del recurso, con el fin de que los inviertan en infraestructura hidráulica. En octubre del año pasado, el ex titular de la dependencia, José Luis Luege Tamargo, informó que hasta ese mes se les habían devuelto a los organismos mil millones de pesos (mdp).

NUEVOS MODELOS.

Gabriela Alarcón aclara que no existe un modelo único para alcanzar la eficiencia en el servicio que prestan los OO, ya que en el país existen tanto los que son completamenteprivados como los que tienen una participación mixta entre agentes públicos y particulares.

La experta del Imco añade que los OO tienen que dejar de depender de los recursos que puedan destinarles los gobiernos y ser plenamente autosuficientes, pero esta autonomía financiera también implica que les rindan cuentas a los ciudadanos.

“Algunos organismos tienen concesiones parciales otorgadas por la autoridad municipal a una empresa privada. Sin embargo, cualquiera que sea la modalidad, tendrán supervisiones, controles y obligaciones ante las cuales deberán responder”, expone.

En casos como el de la Zona Metropolitana del Valle de México, donde existe un sistema de aguas para las 16 delegaciones, además de 60 organismos operadores, Alarcón menciona que las empresas podrían trabajar coordinadamente.

Roberto OlivaresRoberto Olivares opina que, independientemente del esquema de gestión que se adopte, es imprescindible invertir más en infraestructura, sobre todo para agua potable, si es que en verdad se aspira a lograr la calidad que se requiere. Advierte que no se trata de dejar de lado el tratamiento, sino de considerar que ese proceso puede llegar a costar tres veces más que mejorar la calidad del agua potable.

“Hay que hacer más esfuerzos para llevar agua de calidad e invertir en drenaje y alcantarillado, porque el siguiente paso es el reúso en su conjunto, así como la captura de agua de lluvia y eso requiere más inversión”, concluye.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: