¿Qué tanto cambiará la geografía política?

Publicado Por

Las elecciones federales de julio próximo traerán cambios en la distribución territorial del poder, pero qué tantas y qué tan radicales serán esas transformaciones dependerá de la capacidad de los partidos políticos para pelear posiciones a nivel regional y de esa forma desbancar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) como la primera fuerza política del país.

Desde una perspectiva regional, el mapa político de la República Mexicana está pintado en su mayoría de color verde, ya que el PRI gobierna actualmente más de 50 por ciento de los municipios del país y 20 entidades federativas, lo que refleja el avance electoral de este partido en los comicios más recientes de 2009 y 2010.

Como estan los partidos

En segundo lugar se encuentra el Partido Acción Nacional (PAN), que gobierna seis estados y más de una cuarta parte de los ayuntamientos del país. Mientras, la tercera fuerza es el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que administra tres estados y arriba de 11 por ciento de los municipios, conforme a la base de datos del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

En este panorama político también se debe tener presente que una alianza partidista gobierna los estados de Sinaloa, Puebla y Oaxaca, producto de una nueva dinámica en la política mexicana en la que se establecen coaliciones políticas para superar a un contrincante común, que es el PRI.

Pero un análisis por población arroja datos interesantes. “El PRI gobierna a 54 por ciento de los habitantes, debido a que cuenta con 20 estados. Sin embargo, a pesar de que el PAN gobierna seis estados y el PRD sólo tres —Distrito Federal, Guerrero y Chiapas—, la población gobernada por el PRD es casi igual a la del PAN. Entonces, políticamente podríamos decir que hay un PRI muy arriba y un segundo lugar que se pelean el PAN y el PRD en términos de territorio”, comenta Roy Campos, director de Consulta Mitofsky.

Como se recordará, además de presidente de la república, este año se renovarán seis gubernaturas —Guanajuato, Yucatán, Jalisco, Morelos, Chiapas y Tabasco—, la jefatura de gobierno del Distrito Federal, así como 871 presidencias municipales en 14 estados, más las 16 jefaturas delegaciones de la capital del país, entre otros cargos de elección popular.

Hasta el cierre de esta edición, las proyecciones hechas por Mitofsky indican que el mapa político no cambiará mucho en los comicios de este año. Si hoy se le preguntara a la población por cuál partido votaría, sin candidatos, los resultados colocarían al PRI por arriba de las preferencias electorales y al PAN y al PRD en disputa por la segunda posición.

Esta preferencia no es una gran sorpresa, sino que es el reflejo de la distribución geográfica de los partidos. “Digamos que en el país hay una división política favorable al PRI en este momento”, comenta Roy Campos.

FAVORITOS, EMPATES Y RAREZAS

Roy CamposSobre las expectativas en las entidades donde se renovarán gubernaturas, Roy Campos pronostica que en Jalisco la disputa será entre el PAN y el PRI. “El PRI —que ya escogió como su abanderado al alcalde tapatío Aristóteles Sandoval— tomó mucha fuerza en las elecciones intermedias, de hecho gobierna prácticamente toda el área metropolitana y la mayoría de los municipios. El PAN —que está al frente del estado desde 1995—, ya viene con un desgaste de gobierno, por lo que vamos a ver una fuerte pelea entre el PAN y el PRI y un PRD rezagado.”

En contraste, en el estado de Tabasco la pelea más fuerte la librarían el PRI y el PRD. El favorito para ganar es el PRI, en gran medida porque gobierna la entidad, dice el experto. Sin embargo, el PRD puede fortalecerse en la contienda, debido al arrastre del candidato presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador.

En el DF ocurre algo similar: el PRD —que gobierna la capital del país desde 1997— arranca como favorito. No obstante, el PRI podría tomar fuerza debido al arrastre de Enrique Peña Nieto.

Por lo que respecta a Guanajuato, el favorito para ganar la gubernatura es el PAN y entre sus precandidatos figura el ex secretario de Salud, José Ángel Córdova. “En primera, el PRD no pesa. En segunda, el PRI no ha tenido grandes avances, a pesar de que desde 2009 gobierna la capital. Ahí el PAN es favorito.”

Un caso totalmente contrario es el de Yucatán donde el favorito es el PRI. “La gobernadora Ivonne Ortega Pacheco está muy bien evaluada. Seguramente va a haber una pelea fuerte con el PAN porque hay un panismo combativo, ya que el sexenio pasado gobernó la entidad, pero el favorito es el PRI”, sostiene Campos.

Al hablar del caso de Chiapas, el exper to lo define como “un estado extraño”, debido a su historia reciente. En 2000 ganó una alianza opositora con el ex priista Pablo Salazar Mendiguchía y luego en 2006 ganó otra alianza con el actual mandatario Juan Sabines Guerrero, también ex priista. Este año las preferencias favorecen al PRI, pero hasta el cierre de esta edición perfi laba al Verde-Ecologista Manuel Velasco como su candidato en coalición con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza.

En sus previsiones regionales, Roy Campos considera que Morelos será el único de los siete estados en disputa con posibilidades de tener una elección “tripartita”, esto es una competencia de fuerzas muy similares.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: