>

Reelección impulsará acceso a mercado bursátil

Publicado Por

La continuidad en las administraciones locales se traducirá en mayor certeza para aprovechar el financiamiento en la Bolsa para la construcción de infraestructura

Centro Bursátil MéxicoLos municipios del país disponen de varios esquemas para obtener recursos que les permitan llevar a cabo las acciones que requieren para su desarrollo óptimo.

En ese sentido, la colocación de Certificados de Participación Ordinaria (CPO) y certificados bursátiles es un mecanismo útil para allegarse recursos adicionales para obras de infraestructura, ya que algunas veces las participaciones federales no son suficientes.

Los certificados de participación son títulos de crédito a largo plazo, emitidos por una entidad fiduciaria sobre bienes, valores o derechos que se afectan en un fideicomiso conformado para tal fin.

En México, el primer referente de la colocación de deuda de un municipio en el mercado bursátil se puede ubicar en diciembre de 2011, cuando el gobierno de Aguascalientes emitió certificados por 90 millones de pesos (mdp).

Instrumentos EfectivosEl estudio Panorama del Financiamiento de Infraestructura en México con Capitales Privados, elaborado por el Programa para el Impulso de Asociaciones Público-Privadas en Estados Mexicanos (PIAPPEM), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), refiere que entre los factores que permitieron el acceso de los estados y municipios mexicanos al mercado de deuda bursátil están el cambio en los requerimientos de capitalización bancaria establecidos por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para la contratación de deuda, el establecimiento de nuevas reglas de provisión que debe observar la banca múltiple y la de desarrollo en el otorgamiento de créditos a gobiernos subnacionales, así como el requisito de tener la calificación de dos agencias evaluadoras autorizadas, que es esencial para realizar una emisión bursátil.

“Para acceder al mercado bursátil, los gobiernos locales deben contar con una buena calificación crediticia, la cual es evaluada a partir del historial de pagos realizados a tiempo y de su responsabilidad en la administración del crédito. Una buena calificación crediticia indica que existe un alto grado de probabilidad de que se pague el crédito otorgado en el tiempo pactado”, se lee en el documento.

MERCADO JOVEN

Es común que los municipios busquen por medio de colocaciones de deuda recursos frescos adicionales a las partidas presupuestales para cubrir sus necesidades de infraestructura. Sin embargo, aún falta camino por recorrer para consolidar esta forma de financiamiento, principalmente en lo que tiene que ver con el cumplimiento de los requisitos de las instituciones bursátiles.

Alejandro Olivo“Para colocar certificados de deuda, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) exigen, entre otras cosas, la divulgación trimestral de ingresos, gastos y, sobre todo, el retorno de inversión que demandan los inversionistas”, explica Alejandro Olivo, Associate Managing Director de Moody’s México.

El especialista hace ver que la colocación en el mercado de deuda de gobiernos subnacionales en México para financiar obras es joven aún. “Hoy optan más por el financiamiento bancario, con sus participaciones federales como fuente de pago y garantía”, apunta.

Un ejemplo de lo anterior es Brasil, donde la mayoría de sus municipios emplea recursos federales para financiar infraestructura. “No es el caso de Estados Unidos, donde prácticamente todos los condados y municipios se financian en el mercado de capitales”, añade el experto.

Sin embargo, el hecho de que aún falta camino por recorrer “no asusta”, pues la posibilidad de reelección de los gobiernos locales y una operación más efectiva y transparente permitirán cambios favorables encaminados a fortalecer dicho mercado. La clave está en la planeación de largo plazo y en mantener finanzas sanas.

SIN SORPRESAS NEGATIVAS

El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), la principal institución federal encargada del apoyo al mejoramiento de la infraestructura municipal, se muestra optimista gracias al ritmo que se aprecia en su programa institucional 2014-2018, en el cual se marca como meta un saldo de 338 mil mdp en crédito directo e inducido para el año que está por terminar.

Alfredo del Mazo“Estamos en línea con el aumento de 16 por ciento fijado para 2014, respecto de 2013, para impulsar la inversión en proyectos de alto impacto en estados y municipios”, explica el director general de dicho organismo, Alfredo del Mazo.

El directivo prevé que el monto emitido en el mercado de capitales en proyectos de infraestructura alcance en el último trimestre del año 7,500 mdp.

“Para las autoridades municipales que trabajen desde el primer día con eficiencia y transparencia e incluso continuidad, existirá la posibilidad de gobernar por seis y no sólo por tres años; de esta manera podrá darse seguimiento a los proyectos, sin importar que en ese lapso se haya registrado algún cambio de partido en el poder.”

El hecho de que en el futuro los gobiernos municipales cumplirán cabalmente con sus compromisos y que no habrá sorpresas negativas o que dejará de ser una práctica que los municipios reinventen cada tres años su forma de administrar, “dará lugar a una institucionalidad que brindará un mayor índice de certeza en los ámbitos financieros y con ello la posibilidad de colocar más deuda por un mayor número de tesorerías y no sólo las más poderosas”, concluye Alejandro Olivo.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: