Refuerzan clusters en regiones

Publicado Por

Claudia IvetteA casi una década de existencia, el Programa para el Desarrollo de la Industria de Software (Prosoft) ha insertado 22 entidades federativas en la producción de Tecnologías de la Información(TI), periodo del cual han resultado Jalisco, Nuevo León, Sonora, Baja California y el Distrito Federal a la cabeza en la creación de proyectos de este tipo.

Nuestro país no sólo ha incursionado en la generación de software, sino también en medios interactivos de animación —entre los que destacan los videojuegos y las películas en 2D y 3D—, además de los contactcenter y los callcenter, para los mercados local e internacional, informa Claudia Ivette García Romero, directora general de Comercio Interior y Economía Digital de la Secretaría de Economía (SE).

Actualmente, México se ha colocado como el cuarto jugador de clase mundial en la exportación de servicios de TI y de Business Process Outsourcing (BPO), que es la subcontratación de funciones de procesos de negocios, por ejemplo la administración de sitios web.

En entrevista con Alcaldes de México, la funcionaria señala que la estrategia a seguir en Prosoft, para lo que resta de 2011 y hasta 2013, será principalmente reforzar la competitividad de los 27 clusters existentes en el país y la certificación del capital humano, además de vincular a las pequeñas empresas con las firmas trasnacionales, para insertarlas en el mercado internacional. Esto con miras a que en el año 2013 el país se posicione como un líder desarrollador de soluciones de TI de alta calidad, entre ellas el software y los contactcenter.

ALCANZAR LIDERAZGO MUNDIAL

Industría de puntaEl Prosoft fue dado a conocer por la SE, en octubre de 2002, con el objeto de crear las condiciones para impulsar en el país una industria de software competitiva a nivel mundial y garantizar su crecimiento.

Conforme transcurrió el tiempo se replantearon algunas de las estrategias y fue denominado como Prosoft 2.0. Uno de los cambios fue la creación, en 2004, del Fondo de Apoyo para el Desarrollo de la Industria de Software y Servicios Relacionados (Fondo Prosoft), que tiene el cometido de otorgar apoyos a proyectos de alto valor agregado.

Las entidades federativas han jugado un papel signifi cativo en la aplicación del programa, ya que, en coparticipación con organismos empresariales y académicos, son las instituciones promotoras y financiadoras de los proyectos productivos, además de que detectan las iniciativas a apoyar conforme a su plan de desarrollo económico.

Entre las metas del Prosoft se tiene previsto que el país tenga una capacidad de exportación de software y servicios del orden de 5 mil millones de dólares (mdd) anuales; aumentar el nivel promedio de gasto del mercado interno en TI, a niveles equiparables al promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y ser el líderlatinoamericano de soporte y desarrollo de servicios basados en TI.

La funcionaria recuerda que, cuando fue diseñado el plan, sólo cuatro estados—Baja California, Aguascalientes, Jalisco y Nuevo León— estaban dispuestos a invertir en estos proyectos, pero al cierre de 2010 se contabilizan 22 entidades estatales que han ubicado a las TI como una prioridad para su desarrollo. Una muestra es que al cierre del año pasado se reportó la existencia de 2,785 empresas de TI; además,hace nueve años no había ningún parque tecnológico, pero en la actualidadel país cuenta con 24.

También destaca que cuando arrancó Prosoft, la producción nacional de las TI crecía a una tasa de -1 por ciento, y para 2011 se prevé una tasa de 16.6 por ciento. En 2002 las exportaciones sumaban 200 mdd, y para 2010 reportaron un valor de 4,015 mdd. Igualmente, México sólo contaba con cuatro centros de desarrollo de software certificados —para verificar la calidad del producto— y en la actualidad el número llega a 367 centros, “lo que demuestra que el país ya tiene una capacidad y enfoque hacia la calidad de servicio con alto valor agregado”, refiere Claudia Ivette García.

INNOVACIÓN, LA CLAVE

Para concursar al Prosoft 2.0 y a sus fondos, las entidades federativas tienen que conocer claramente las reglas de operación, calcular de la manera más exacta el total de la inversión y la aportación que harán ellos en lo particular y los demás agentes involucrados, —debido a que el programa otorga hasta 50 por ciento del monto—, elaborar los proyectos conforme a las especificaciones requeridas y cumplir con los tiempos establecidos, comenta la funcionaria.

Este año, el Fondo de Prosoft asciende a 676 millones de pesos (mdp), 250 millones de los cuales proceden de un convenio entre la SE con el Banco Mundial.

Hasta ahora, Jalisco es la entidad federativa que más proyectos ha registrado en el programa, seguida del Distrito Federal, Nuevo León, Sonora, Baja California y el Estado de México.

La funcionaria refiere que la política industrial del Gobierno Federal está concentrada básicamente en un concepto: innovación. Esto es “cómo podemos diferenciar a nuestro país de otros países a partir de productos de valor agregado. No nos queremos meter en nichos altamente competidos, sino empezar a generar una habilidad, una especialización que pueda diferenciar la oferta mexicana de la global, y eso sólo lo podemos hacer a través de la innovación”, explica García Romero.

Por consiguiente, la estrategia consiste en impulsar manufactura avanzada en cuatro nichos: aeroespacial, automotriz, eléctrico-electrónico, dispositivos médicos y el desarrollo de medios digitales interactivos, como animación, videojuegos y efectos especiales, de modo que aquellos proyectos vinculados con estas ramas de actividad tendrán más facilidades de participar en los programas federales destinados a la industria.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: