Sólo 5% de ayuntamientos con eficiencia energética

Publicado Por

Ejemplos InternacionalesDe los 2,445 municipios que existen en México, 5 por ciento aproximadamente cuenta con programas de ahorro y eficiencia energética, mientras que el 95 por ciento restante aún tiene un largo camino por andar, debido a que utiliza tecnologías obsoletas e ineficientes. Además, falta mayor compromiso de los órdenes de gobierno Federal y estatal.

Lo anterior coloca a los municipios mexicanos muy por debajo de sus pares europeos, donde casi todas las administraciones locales disponen de tecnología eficiente para el alumbrado público y muchos tienen energías renovables para ese mismo servicio, refieren expertos consultados del sector privado, de la academia y de organizaciones internacionales.

Por ejemplo, en España se espera que las obras para la mejora de la eficiencia energética que han realizado 18 ayuntamientos de la Comunitat Valenciana, con cargo al Plan Confianza de la Generalitat, permitirán ahorros por 704 mil 790 euros en gasto energético.

DF de nocheLocalidades como Valencia, L’Eliana, Alboraya, Moncada, Alginet, Castellón, Rojales o Xàtiva optaron por recoger en sus presupuestos obras de renovación de alumbrado público, de instalación de reductores de flujo o de sustitución de luminarias.

Otro ejemplo es Jaworzno de Polonia, que promete ahorros por 520 millones de dólares (mdd) en las facturas de energía y una reducción de 206 mil toneladas de CO2. Sin embargo, en México, los proyectos más avanzados de reducción de CO2 alcanzan 4,116 toneladas.

En el panorama latinoamericano nuestra república se parece más a Brasil, ya que ambos países presentan una realidad de contrastes: por un lado, algunos gobiernos locales equipados con muy buenas tecnologías ahorradoras para el alumbrado público y, por otro, localidades que apenas están en sus primeros pasos.

LLEGAMOS TARDE

Disminuyen consumo de

Especialistas consultados por Alcaldes de México afirman que, en nuestro país, la inversión municipal en equipos para el ahorro y eficiencia energética se debe a dos grandes razones: contribuir a la reducción de emisiones contaminantes y bajar los altos costos que representan las tarifas eléctricas para alumbrado público y bombeo de agua, que son las más altas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Asimismo, los municipios han optado por programas de sustitución de luminarias en el alumbrado público, con el propósito de satisfacer las necesidades básicas de iluminación y de seguridad en calles, vialidades y demás espacios públicos.

Sin embargo, su instalación, operación, actualización y costo constituyen a menudo un problema técnico y económico para este orden de gobierno, a pesar de que existen empresas nacionales y extranjeras con la suficiente experiencia para atender sus necesidades.

Edgar Villaseñor Franco, director ejecutivo de ICLEI-Gobiernos Locales para la Sustentabilidad, explica que aproximadamente 5 por ciento de los 2,445 municipios son los que han emprendido acciones para reducir de manera eficiente el consumo del alumbrado público. “Se ha trabajado bastante en este tema, pero aún falta mucho más”, comenta el experto.

Los ayuntamientos europeos “cuentan con criterios uniformes, tratan de instalar el mismo tipo de iluminación en toda la demarcación para no tener una tecnología en un lugar y en otros lados otra, eso les ha ayudado considerablemente. A nosotros (México) nos falta mucho para llegar a esos niveles”.

ATRASO EVIDENTE

Sergio SeguraSergio Segura, especialista de la consultora Energía, Tecnología y Educación (Ente), comenta que los municipios de nuestro país, comparados con sus pares de Europa y Estados Unidos, “evidentemente están atrasados”. En su opinión, “el ánimo por resolver nuestros problemas de ahorro y eficiencia energética nos llegó relativamente tarde”.

Además, nuestra incursión en este tema “no fue como resultado de motivaciones por enfrentar problemas ambientales locales, ni por tratar de generar un marco funcional o programático a nivel local, sino que fue el resultado del aumento a las tarifas eléctricas”, refiere Segura.

Incluso, José Luis de la Cruz, investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Estado de México, comenta que los incrementos promedio del precio de energía eléctrica para el bombeo de agua han sido superiores a100 por ciento entre 2006 y 2011.

NO TODO ES ALUMBRADO

En México hace falta mayor compromiso de las autoridades, contar con políticas específicas, normas técnicas administrativas y reglamentos municipales para la adquisición de equipos de ahorro y eficiencia energética.

Edgar Villaseñor“Por política nos referimos a que el municipio haga, desde un principio, un programa de eficiencia energética que tenga una visión integral a corto, mediano y largo plazo, no sólo para una determinada área como el alumbrado público, sino para otras áreas que consumen energía”, explica Edgar Villaseñor.

En el pasado, “la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía (Conae), ahora Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), tuvo un área para tratar temas de ahorro y eficiencia energética en municipios, y hoy en día no existe. El organismo hace uno o dos diagnósticos a nivel municipal, pero no hace más porque no tiene la capacidad de llegar a los municipios”, agrega el experto.

Actualmente, lo que la Conuee hace es promover la creación de las comisiones estatales de energía. Existen más de 20 comisiones en todo el país, hechas por los gobiernos estatales para impulsar programas de este tipo. Aun así son insuficientes para aplicarlos en los municipios, añade Villaseñor Franco.

La Comisión promueve entre los municipios la elaboración de diagnósticos energéticos para organizar esquemas de eficiencia energética. Además se emiten recomendaciones de ahorro de electricidad, a través de la sustitución de lámparas y balastros convencionales por sus equivalentes más eficientes, cuya adquisición requiere de un gasto que puede ser recuperado con los ahorros logrados por el pago del servicio de energía eléctrica, derivados de un menor consumo.

Las inversiones requeridas en los gobiernos estatales y municipales las otorga el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide). A la fecha, se han elaborado 898 diagnósticos energéticos a igual número de municipios, en 26 entidades, los cuales generan ahorros considerables.

Por ejemplo: en un municipio habitado por 2 millones de habitantes y con una extensión de 155 kilómetros cuadrados, el potencial de ahorro es de 45.2 por ciento, equivalente a 64 millones de pesos (mdp) anuales.

Asimismo, en un municipio con 260 mil habitantes y una extensión de 235 kilómetros cuadrados, el potencial de ahorro es de 28.7 por ciento, equivalente a 3 mdp anuales.

Para el caso de un municipio con 63 mil habitantes y una extensión de 1,300 kilómetros cuadrados, el ahorro potencial es de 49.7 por ciento, equivalente a 1.2 mdp anualeS.

EFICIENCIA, MUY RENTABLE

Costo económico de los subsidiosEl ahorro y eficiencia energética también es un negocio de amplias perspectivas para empresas nacionales y extranjeras que buscan colocar tecnologías nuevas de alumbrado público y bombeo, que a su vez pueden recuperar sus inversiones en un periodo máximo de dos años.

Proveedores como General Electric, Siemens, Alstom y Osram buscan posicionar en el mercado nuevas tecnologías, desde alumbrado público hasta la generación de energía eléctrica en el país. Alfredo Phillips, director de asuntos gubernamentales de Siemens, asegura que sus equipos de iluminación tienen eficiencias superiores a 40 por ciento.

“Siemens ofrece un portafolio de productos que contribuyen a reducir las emisiones de CO2, a abaratar los costos de producción e incrementar la rentabilidad de las organizaciones. Todo ello de manera sostenible”, comenta el directivo.

La empresa alemana coloca en el mercado desde bombas ahorradoras, luminarias ventiladores y compresores, hasta software para la gestión energética.

A decir de Alstom, el ahorro de energía no ha sido explotado como fuente de riqueza, pues el cambio en los comportamientos relativos al uso de la electricidad, calefacción, trasporte o agua puede alcanzar ahorros económicos de hasta 65 por ciento. Según las empresas del sector, la rentabilidad de un proyecto de luminarias permite al municipio recuperar la inversión de cuatro meses a dos años.

Algunas de las tecnologías que se encuentran en el mercado son las lámparas LED y las lámparas de alumbrado público de 125 watts de vapor de sodio, o de 200 watts de vapor de mercurio, pero con un consumo de energía 80 por ciento menor, una generación de calor 40 por ciento más baja y con tiempo de vida mil por ciento mayor, gracias a sus características como sistemas de encendido inmediato, luz blanca brillante sin contaminantes y de fácil instalación.

CASO XALAPA

Elizabeth Morales José Luis de la Cruz

Elizabeth Morales García, presidenta municipal de Xalapa, comenta que como parte del Programa de Mitigación del Cambio Climático, que contó con el apoyo del gobierno del estado de Veracruz a través de la Secretaría de Medio Ambiente, se logró invertir en 2011 un monto de 15 mdp, para remplazar de manera integral 2,945 luminarias obsoletas y un conjunto de balastros, en beneficio de 113 mil 616 habitantes. Como resultado, se evitó la emisión de 864.4 toneladas anuales de CO2 a la atmósfera.

Adicionalmente, en 2012 se aplicarán 5 mdp para cambiar mil luminarias y de esta forma modernizar las avenidas de la ciudad con lámparas de nueva generación, que iluminen mejor y que reduzcan la facturación que se tiene con la CFE.

Xalapa es uno de los municipios que se vio beneficiado por la embajada de Gran Bretaña para emprender el plan de acción climática municipal. “Nos dan el soporte técnico y el soporte logístico y vamos muy bien”, asegura la alcaldesa.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: